EE.UU. y Canadá se alían para combatir el cibercrimen

Los dos países quieren reforzar sus infraestructuras críticas transfronterizas frente a posibles ataques de ransomware.

Alberto Payo

Periodista

Guardar

canada eeuu
canada eeuu

Las vecinas EE.UU. y Canadá quieren crear un frente común para plantar cara a la actividad ilegal transfronteriza, incluyendo el ciberdelito. 

Ambos países se han reunido en Washington DC, en un encuentro entre el fiscal general de EE.UU, Merick Garland, y su hómologo canadiense, David Lametti, al cual acudieron también el Secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Alejandro Mayorkas, y el ministro canadiense de seguridad pública, Marco Mendicino. 

Una de las cosas que más preocupa a las dos potencias norteamericanas es el ransomware. Así, ambas han acordado colaborar para hacer frente a ataques de este tipo que puedan afectar a las infraestructuras críticas transfronterizas, según informa Infosecurity Magazine

Del mismo, este tándem buscará fortalecer aquellos sectores de sus economías que se hayan convertido en el objetivo principal de los ciberdelincuentes, buscando implementar "respuestas efectivas". 

Asimismo, EE.UU. y Canadá se han marcado como un objetivo común la adopción de las mejores prácticas sobre higiene cibernética y crear heramientas que permitan infomar a las partes interesadas de ciberincidentes de manera ágil y efectiva. 

Dada la interconexión de la industria y las economías de EE.UU. y Canadá, afirmamos nuestro compromiso compartido de trabajar bilateralmente para combatir las amenazas cibernéticas comunes, como los ataques de ransomware, y para fortalecer la ciberseguridad y resiliencia de la infraestructura crítica”, ha señalado la Oficina de Justicia del Departamento de Justicia de EE.UU. Asuntos Públicos en un comunicado sobre el encuentro. 

Con el conflicto de Ucrania en mente

Durante la reunión los dos países también abordaron la guerra de Ucrania y qué consecuencias está teniendo a nivel cibernético. En este sentido aseguran estar trabajando "atentamente para proteger la ciberseguridad de nuestros sectores de infraestructura crítica". 

Igualmente, han reiterado su intención de trabajar en colaboración con el G7 y la REPO (Élites Rusas, Apoderados y Oligarcas) para localizar y congelar los activos físicos y virtuales de las personas y entidades rusas sancionadas y "confiscar las ganancias de la cleptocracia u otros delitos". 

Ambas partes también están negociando el CLOUD Act, que daría a las autoridades de investigación canadienses y estadounidenses acceso a las comunicaciones y datos asociados en el otro país para actuar contra delitos graves de terrorismo, explotación sexual y abuso infantil y ciberdelincuencia. 

Archivado en: