Las primarias de los "tories" se retrasan por el riesgo a un ciberataque

El envío de las papeletas electorales a los miembros del partido se ha tenido que posponer tras una advertencia del Centro Nacional de Seguridad Cibernética.

Guardar

El Partido Conservador británico ha retrasado el inicio de sus primarias ante el riesgo de un ataque informático
El Partido Conservador británico ha retrasado el inicio de sus primarias ante el riesgo de un ataque informático

La votación para elegir al próximo líder del Partido Conservador británico y futuro primer ministro del Reino Unido, en sustitución de Boris Johnson, iba a comenzar este pasado lunes con el envío de las más de 160.000 papeletas de voto electrónico a los miembros de los "tories". Sin embargo, la entrega de estas papeletas se ha tenido que retrasar después de que así lo recomendara el Centro Nacional de Seguridad Cibernética de Reino Unido (NCSC) ante el peligro de que se llevara a cabo un fraude informático, según ha adelantado el diario británico The Telegraph.

El NCSC, que forma parte de la Sede de Inteligencia de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ, por sus siglas en inglés), avisó hace unos días sobre las intenciones de "actores infames" que podrían haber cambiado los votos de decenas de miembros del partido, causando de este modo un caos en el proceso democrático.

"Nos hemos tomado un tiempo para agregar seguridad adicional a nuestro proceso de votación"

Ante esta advertencia y consecuente retraso, el Partido Conservador ya ha informado a sus militantes de que las papeletas llegarán más tarde de lo programado y podrían recibirlas en su correo el próximo 11 de agosto a más tardar.

"Su papeleta está en camino, pero llegará un poco más tarde de lo que dijimos en un principio. Por favor, no se preocupe. Esto se debe a que nos hemos tomado un tiempo para agregar seguridad adicional a nuestro proceso de votación, lo que nos ha retrasado un poco", indicaba el Partido Conservador a sus miembros en un correo electrónico enviado este pasado martes por la noche que recoge The Guardian.

Según este mismo medio, este correo también explica a los miembros de los "tories" que tendrán la opción de votar por correo ordinario o por internet. Para esta segunda opción se habilitarán unos códigos para cada político, que se desactivarán una vez que se haya recibido su voto para reducir el "riesgo de fraude".

"Para votar en línea, simplemente ingrese los códigos únicos de un solo uso impresos en su papeleta y complete las preguntas de seguridad. Una vez utilizados, sus códigos dejarán de ser válidos y no podrá volver a ingresar al sitio. Si decide votar por correo… una vez recibido por la compañía de papeletas, desactivaremos sus códigos en línea", señala el e-mail.

Por su parte, un portavoz del NCSC ha hecho la siguiente declaración, también recogida por The Guardian:  "Defender los procesos democráticos y electorales del Reino Unido es una prioridad para el NCSC y trabajamos en estrecha colaboración con todos los partidos políticos parlamentarios, las autoridades locales y los parlamentarios para brindar orientación y apoyo en materia de ciberseguridad. Como era de esperar de la autoridad nacional de seguridad cibernética del Reino Unido, brindamos asesoramiento al Partido Conservador sobre las consideraciones de seguridad para la votación de liderazgo en línea".

A pesar del retraso en el envío de papeletas, se espera que el Partido Conservador anuncie a su nuevo líder el mismo día en el que estaba previsto, el próximo 5 de septiembre. Los candidatos son Liz Truss, actual ministra de exteriores, y Rishi Sunak, exministro de Finanzas, y las encuestas dan como favorita a Truss. La decisión está en manos de los miembros de su partido, que elegirán a su líder y al próximo inquilino de Downing Street teniendo como plazo hasta el 2 de septiembre.