Desarticulan una banca ilegal paralela que financiaba a grupos criminales

Este sistema se ofrecía a grupos criminales de Europa para financiar sus actividades internacionales, cobrando un 5% de comisión.

Alberto Payo

Periodista

Guardar

banca ilegal operacion europol
banca ilegal operacion europol

La Europol ha coordinado una operación de La Guardia Civil, la Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA) y la Jefatura Superior de la Policía de Heilbronn (Alemania) para desarticular una organización criminal de carácter internacional especializada en la financiación de actividades delictivas vinculadas principalmente al narcotráfico

La operación, conocida como 'Razmennik- Vanilla Sky', ha implicado la detención en España de tres personas de origen ruso, filipino y kazajo, todas ellas de nacionalidad alemana.

La organización estaba especializada en operativas de movimientos de fondos a través de una banca criminal paralela a la legal, con todas las transacciones financieras efectivas sin ser detectadas por la Administración. Esto les permitía canalizar grandes cantidades de dinero en efectivo destinadas, no solo al blanqueo de capitales, sino a la financiación de actividades criminales en España y otros países europeos.

Otros criminales recurrían a ellos en busca de canales seguros de financiación para sus actividades ilícitas y para que les facilitasen el blanqueo de los beneficios obtenidos de las mismas.

El grupo criminal estaba asentado en la provincia de Málaga y estaba dirigido por la persona de origen ruso. Todos estaban fugados de la justicia alemana desde el 2020, sin haber abandonado su actividad delictiva.

El cabecilla pactaba comisiones que alcanzaban el 5% por cada millón de euros gestionado, 50.000 euros. Según las autoridades, el grupo había llegado a mover en un día más de 5 millones de euros, lo que habría supuesto 250.000 euros de beneficios por una jornada.

Seguían fuertes de medidas de seguridad

Para evitar ser detectados por la policía el grupo usaba identidades falsas sustentadas en documentos de identidad búlgaros y alemanes falsificados, cambiando diariamente de domicilio y vehículos. Además, sus comunicaciones se hacían a través de plataformas encriptadas.  

Las fuerzas del orden han incautado importantes sumas de dinero en efectivo, modernas máquinas de contar dinero, dispositivos de telefonía móvil encriptados, diferentes documentos de identidad falsificados de varias nacionalidades y diversa documentación que actualmente se está analizando. 

"La desarticulación de esta organización criminal evidencia no sólo la existencia de un sistema financiero criminal paralelo al legal, sino también, el perjuicio que estos proveedores de servicio pueden producir en la seguridad económica de la Unión Europea", señala un comunicado de prensa publicado por el Ministerio del Interior, la Europol y la Dirección de la Guardia Civil. 
 

Archivado en: