• Home /

  • Ciberseguridad /

  • Las armas de LaLiga contra la piratería: desde herramientas tecnológicas propias a técnicos que se infiltran en bares

Las armas de LaLiga contra la piratería: desde herramientas tecnológicas propias a técnicos que se infiltran en bares

Incluyen "LaLiga Content Protection", la sociedad filial de LaLigaTech que tiene el objetivo de proteger el contenido de LaLiga y de terceros.

Guardar

Las armas de LaLiga contra la piratería
Las armas de LaLiga contra la piratería

"Cuando aparece la piratería, el fútbol desaparece". Este es el mensaje que quiere trasladar LaLiga en su última campaña contra la piratería audiovisual, lanzada este mismo mes de diciembre con el objetivo de concienciar a los aficionados sobre la importancia de proteger el contenido y, con ello, salvaguardar el bienestar de su club y de todo el fútbol.

En 2020, en España hubo 5.239 millones de accesos ilegales a contenidos, por un valor total de 30.892 millones de euros, y el perjuicio para el sector alcanzó los 2.416 millones de euros. Así lo pone de manifiesto el "Observatorio de la Piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2020", elaborado por la consultora independiente GfK y la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos.

Según este informe, el fútbol fue la cuarta industria más perjudicada por la piratería, por detrás de la música, las revistas y los libros. Un total de 71 millones de partidos de fútbol se vieron de forma ilegal, por un valor de 282 millones de euros y provocando unas pérdidas de 231 millones de euros.  La cantidad de partidos vistos ilegalmente disminuyó en comparación con 2019, donde se vieron 87 millones de partidos, pero también bajó el consumo de fútbol a través de canales legales (del 33% en 2019 al 32% en 2020) y aumentó el ilegal (del 22% al 23%).

"Detrás de la piratería no hay ningún 'Robin Hood' que ofrece contenido gratuito de forma altruista, sino organizaciones que se lucran, y mucho, con el trabajo y contenidos de sus legítimos creadores, eliminando así puestos de trabajo. Lo hacen además a través de un mercado negro al margen de sistema tributario, perjudicando por tanto a toda la sociedad", advirtió LaLiga en la presentación de su última campaña.

Así lucha LaLiga contra la piratería

LaLiga ha declarado que la lucha contra la piratería es una de sus prioridades, con el objetivo de "proteger su producto y defender uno de los mayores activos de los clubes: los derechos audiovisuales".

Para ello, hace seis años empezó a desarrollar sus propias herramientas para combatir esta amenaza y en 2020 creó LaLiga Content Protection. Esta sociedad, que forma parte de LaLiga Tech, está centrada en el "desarrollo, comercialización y evolución de aplicaciones o herramientas informáticas cuya finalidad sea la protección tecnológica de contenidos o derechos de propiedad intelectual y la prestación de todos los servicios relacionados", según su objeto social. Es decir, canaliza toda la actividad relacionada con la protección de contenidos y comercializa a otros operadores las herramientas de las que dispone para así sacar una rentabilidad con su explotación.

LaLiga describe Content Protection como una combinación de software de monitoreo con tecnología de inteligencia artificial y más de 20 analistas expertos que se coordinan con los proveedores en línea y las autoridades legales para asegurar la eliminación del contenido.

Según sus datos, solo durante la temporada 2020-2021, Content Protection eliminó más de 1,5 millones de fuentes ilegales de contenido de LaLiga.

"Hace 10 años luchábamos contra los sitios web ilegales y ahora estamos lidiando con redes sociales, apps e IPTVs. A medida que surgen nuevas plataformas, tenemos la capacidad de desarrollar las herramientas para luchar contra él", ha asegurado Emilio Fernández del Castillo, director de LaLiga Content Protection.

Entre las herramientas antipiratería que ha desarrollado el equipo tecnológico de LaLiga, cabe destacar tres: Marauder, un software que rastrea constantemente toda la red y denuncia automáticamente los contenidos ilegales y al dueño del dominio; Lumière, centrada en el análisis de websites de streaming; y Blackhole, que está destinada a la identificación de las plataformas IPTV.

LaLiga presta de manera gratuita su herramienta Lumière al Ministerio de Cultura y Deporte y también ofrece servicios de protección a la Jupiler Pro-League, la máxima categoría del fútbol belga, a Dorna Sports, el organizador de Moto GP y de World Superbike, o a Sky Sports México.

Herramientas tecnológicas de LaLiga contra la piratería (Fuente: LaLiga)
Herramientas tecnológicas de LaLiga contra la piratería (Fuente: LaLiga)

"En LaLiga y  Mediapro  tenemos el equipo, la tecnología y el conocimiento para hacer frente a esta lacra que es la piratería audiovisual, detrás de la cual se esconden organizaciones que se lucran con el trabajo de los legítimos creadores", ha afirmado Emilio Fernández del Castillo. No obstante, el director de LaLiga Content Protection ha apuntado que, "para ganar el partido" que están diputando contra la piratería, les "falta una herramienta legal que permita bloquear el contenido de una manera rápida y ágil".

LaLiga también ha subcontratado a un "ejército" de técnicos para que se infiltren en los bares

Al inicio de la temporada 2021-2022, LaLiga decidió aumentar su ofensiva contra la piratería enfocándose en los establecimientos públicos que ofrecen los partidos de fútbol de manera ilegal.

Merca2 avanzó la noticia y, según informaba, el plan ideado por Javier Tebas, el presidente de LaLiga, era una prolongación más ambiciosa del iniciado un año atrás y pasaba por aumentar notablemente el número de empleados para abarcar un mayor número de bares a lo largo de la geografía española. "Aunque para contener gastos, la fórmula será la de la subcontratación de este pequeño 'ejército' de detectives", señalaba.

El citado medio también se remontaba a 2017, antes de que "Tebas decidiese actuar más en serio"  y cuando señala que el número de locales que ofrecían los partidos de fútbol de LaLiga de forma irregular se acercaba a la mitad de los mismos, unos 50.000 de un total que supera los 105.000.

Los técnicos subcontratados por LaLiga ya están tratando de reducir esta cifra y suponen un arma más en la lucha del fútbol español contra la piratería audiovisual.