Un cable USB, nuevo dispositivo de "hombre muerto"

Un interruptor de hombre muerto es una característica de seguridad integrada en muchas máquinas que trabaja para apagar la máquina si el operador tiene un problema, y en este caso hablamos de un cable.

Guardar

https://youtu.be/iialfJpDnG4

BusKill es un dispositivo diseñado para bloquear los ordenadores en caso de  robo. Este cable USB bloquea o destruye un ordenador para proteger los datos cuando es desconectado e incluso provocar que quede destruido ante amenazas físicas como robos, con el objetivo de proteger los datos frente actores terceros.

Buskill ha sido diseñado para proteger a personas que protegen información delicada, desde  periodistas a denunciantes y activistas. Estamos hablando de un interruptor de hombre muerto, un cable USB que se conecta al ordenador físicamente, sin depender de conexiones inalámbricas, para proteger datos sensibles.

Ha sido lanzado mediante una campaña de financiación colectiva

Su finalidad es blindar los datos de los ordenadores frente a robos, un tipo de amenaza que puede quedar en segundo plano cuando se puede ser objetivo de ciberataques. Cuando se desconecta, y de manera automática, bloquea el equipo o lo apaga, y en los casos más extremos, puede incluso provocar su autodestrucción, informa Europa Press.

Se ha diseñado para funcionar en Linux, Windows 10 y MacOS. En Linux, además, se pueden configurar acciones como la autodestrucción, que hace que el disco quede permanentemente inaccesible.

Los cables BusKill están formados por un cable de ruptura magnético, un mosquetón y una unidad USB tipo A que contiene el software BusKill. Se han empezado a comercializar este mes, después de conseguir los objetivos de la campaña de financiación colectiva que se formó  en Crowd Supply.

 

 

Archivado en: