Casi la mitad de los ataques de ransomware en 2021 apuntaron a empresas de EE.UU.

Los negocios de los sectores de la industria, la energía, el comercio minorista y las finanzas fueron los objetivos principales.

Guardar

ransomware
ransomware

El ransomware fue el gran protagonista del pasado año en cuanto a ciberseguridad se refiere. Afectó a grandes empresas, organismos públicos, hospitales, medios de comunicaciones y también a pymes. Pero hubo un país que, claramente, fue el objetivo principal de los ciberdelincuentes. 

Según los datos que maneja la firma Atlas VPN, el 48% de los ataques de ransomware de 2021 se dirigieron a EE.UU. En total se habrían lanzado 2.845 en todo el mundo y 1.352 tuvieron como objetivo a compañías u organizaciones del país norteamericano. 

Los amigos de lo ajeno digitales fueron ambiciosos y realizaron ciberataques a empresas que afectaron a millones de personas, como los de Colonial Pipeline, JBS Foods y Kaseya. 

Europa también se llevó lo suyo. Los ciberdelincuentes se dirigieron a organizaciones francesas en 146 ataques de ransomware. El año pasado, los funcionarios de seguridad cibernética galo identificaron a un grupo afiliado de ransomware, Lockean, responsable de muchas amenazas contra empresas del país. 

El Reino Unido y Alemania ocupan el cuarto y quinto lugar en la lista, con sus organizaciones experimentando 139 y 115 ataques, respectivamente.

Los ataques de ransomware aumentaron significativamente contra empresas y entidades gubernamentales en 2021, una tendencia que probablemente continúe hasta 2022. Si bien las organizaciones luchan por obtener más recursos de ciberseguridad, educar a sus empleados sobre las mejores prácticas de ciberdefensa es igual de importante”, ha señalado el escritor de ciberseguridad en Atlas VPN Vilius Kardelis.

Los sectores más impactados por el ransomware

En cuanto a los sectores más amenazados, los principales objetivos fueron los negocios dedicados a la industria, la energía, el retail y las finanzas. 

Muchos grupos de piratas informáticos apuntan a corporaciones gigantes porque su interrupción causa el mayor daño posible.  El sector industrial y energético sufrió 599 ataques de ransomware en todo el mundo en 2021. El objetivo de los cibermalos es interrumpir el flujo habitual de gas y electricidad y causar escasez al atacar la infraestructura energética.

Los actores de amenazas eligieron a empresas de comercio minorista como objetivos en 545 ataques de ransomware. En este caso, los hackers atacan a los minoristas cuando son más vulnerables, como durante las temporadas de rebajas de Black Friday o Navidad.

Por su parte, la industria financiera experimentó 355 ataques de ransomware en 2021. Los piratas  perciben que las organizaciones financieras son acaudaladas, lo que las convierte en objetivos potenciales con altas oportunidades de pago.