EE.UU. colaborará con 30 países para hacer frente a la amenaza del ransomware

Guardar

mapa mundi
mapa mundi

EE.UU. ha pedido su colaboración a una treintena de países con el fin de unir fuerzas para combatir las crecientes amenazas de ciberseguridad que afectan a empresas, organismos públicos y ciudadanos.

La Casa Blanca espera celebrar una reunión con dichas naciones en algún momento de este mes para abordar en particular cómo el ransomware supone una gran amenaza a la seguridad económica y nacional.

En un comunicado, la Casa Blanca ha pedido una alianza público-privada para combatir las amenazas, ha reseñado los esfuerzos que su gobierno ya ha puesto en marcha, y ha revelado algunas de las medidas que tomará antes de que el año concluya.

Biden también ha insistido en que la cooperación global es fundamental en la lucha contra los ciberdelincuentes. Así la Casa Blanca ha decidido hacer equipo con sus socios del G7, la OTAN y con otros estados de ideas afines.

"Este mes EE.UU. se unirá a 30 países para acelerar nuestra cooperación en la lucha contra el ciberdelito, mejorando la colaboración entre las fuerzas del orden, deteniendo el uso ilícito de criptomonedas y comprometiéndonos diplomáticamente en estos temas", señala el comunicado.

Los ciudadanos también son parte del "escudo digital"

La administración Biden también invita a los ciudadanos a que tomen parte activo en esta lucha. “Debemos cerrar nuestras puertas digitales, encriptando nuestros datos y usando autenticación multifactor, por ejemplo, y debemos construir tecnología de manera segura por diseño, permitiendo que los consumidores comprendan los riesgos en las tecnologías que compran”, ha explicado.

Previamente el gobierno de EE.UU. había publicado una guía con seis puntos sobre cómo mejorar la seguridad. A ello se suma una intensificación de la persecución contra los ciberdelincuentes.