El fraude originado en España tras el confinamiento fue un 95% mayor al de la media mundial

Guardar

Phishing. Fraude. Suplantación de identidad.
Phishing. Fraude. Suplantación de identidad.

La organización internacional de análisis e información TransUnion ha advertido que, tras el confinamiento, los ciberdelincuentes han reducido sus actividades contra las empresas para enfocarse en intentar estafar a los usuarios finales con timos relacionados con la Covid-19, según refleja su último estudio trimestral sobre tendencias de fraude.

Este estudio está basado en millones de transacciones analizadas en todo el mundo en más de 40.000 páginas web y apps protegidas por las soluciones de prevención de fraude de TransUnion. Según los datos de la compañía, las transacciones online fraudulentas llevadas a cabo en España disminuyeron un 35% entre el inicio de la pandemia y el fin del confinamiento (es decir, comparando la denominada fase 1 con la fase 2).

Pese a este descenso, TransUnion señala que el fraudeoriginado en España durante el período de desescalada (fase 2) fue un 95%superior al de la media mundial y un 45% mayor que el de la media europea.  Si se compara los primeros meses del año(desde el 1 de enero al 10 de marzo), el fraude en transacciones digitalescometido contra empresas creció un 61% en España durante la fase más dura delconfinamiento.

Asimismo, TransUnion indica que, a nivel mundial, lastransacciones online contra empresas descendieron un 9% si comparan la fase 1de la pandemia con la fase 2. Por el contrario, otro estudio de la organizaciónrefleja que las estafas que tuvieron como víctimas a los consumidores crecieronun 10% en el mismo periodo y que, respecto al inicio del año, el fraude digitalcontra empresas en todo el mundo había crecido un 6%.

"Hemos vividounos meses de incertidumbre y muchas empresas se han visto forzadas atransformar sus negocios para tener visibilidad online sin tomar lasprecauciones necesarias muchas veces y esto lo han sabido aprovechar losdelincuentes", ha declarado Juan Antonio Villegas, director general deTransUnion en España. Y ha agregado:"En el momento en el que esas empresas han empezado a tomar conciencia dela seguridad, los delincuentes han visto que sus intentos de defraudar noconseguían el éxito esperado y han dirigido sus esfuerzos hacia los usuariosfinales, especialmente hacia aquellos que tienen mayores presionesfinancieras".

El fraude por sectores empresariales y sus diferentes modalidades

En el estudio trimestral sobre tendencias de fraude de TransUnion, España se situó en la 72ª posición de la lista de países con mayor número de operaciones sospechosas durante la fase 2, la cual marcó la preapertura de empresas.

TransUnion ha analizado el fraude cometido en diferentes sectores industriales y comerciales, comparando los porcentajes de transacciones sospechosas en la fase 1 y en la fase 2 de la pandemia de la Covid-19. En general, el fraude online desarrollado en España contra empresas se trasladó desde el sector de las telecomunicaciones en la fase de confinamiento (entre el 11 de marzo y el 18 de mayo) a la industria de los viajes y el ocio en la fase de apertura (desde el 19 de mayo hasta el 25 de julio).

Fraude por sectores y tipos - TransUnion

"Parece que losdelincuentes se han dado cuenta de que las empresas relacionadas con el ocio ylos viajes están dejando de lado la seguridad en sus transacciones con elobjetivo de atraer más negocio debido al impacto negativo de la pandemia en suscuentas de resultados", ha afirmado Melissa Gaddis, directora seniorde satisfacción de clientes en TransUnion. "Enel otro lado de la balanza, industrias que suelen sufrir a menudo campañas detransacciones fraudulentas, como la de telecomunicaciones, servicios sanitarioso servicios financieros han visto cómo los esfuerzos de los delincuentes setrasladaban a conseguir ‘dinero fácil’ en organizaciones menos preparadas".

El fraude online también es una amenaza para los consumidores

Por otra parte, TransUnion subraya que el fraude digital también es una amenaza para los consumidores y que así lo refleja otro estudio que ha realizado entre más de 8.200 adultos de todo el mundo, en el que un 32% de los encuestados aseguró haberse sentido atacado por un fraude online relacionado con la Covid-19. El grupo de edad más vulnerable fue el comprendido entre los 18 años y los 25, siendo el blanco del 36% de las estafas, y el tipo de ataque más común fue el phishing (27%).

"Losciberdelincuentes que utilizan técnicas de phishing no buscan un resultadorápido, sino que tienen la paciencia suficiente como para esperar consecuenciasbeneficiosas para ellos en el largo plazo", apunta Gaddis. "Esfundamental que los usuarios mantengan la alerta ante un fraude que evolucionacada día y que las empresas hagan lo posible para proteger a sus clientes conun enfoque basado en capas que asegure que los consumidores pueden realizartransacciones con garantías pero sin perder de vista una experiencia de comprasatisfactoria", añade la directora senior de satisfacción de clientesen TransUnion.