Más de 150 clientes de Liberbank, afectados por estafas que suplantan a Unicaja

Los ciberdelincuentes han aprovechado la integración de ambos bancos y la Unión de Consumidores exige a Unicaja la restitución de las cantidades sustraídas a los clientes.

Guardar

Los ciberdelincuentes han aprovechado la fusión entre Unicaja y Liberbank para perpetrar estafas (Foto: Unicaja)
Los ciberdelincuentes han aprovechado la fusión entre Unicaja y Liberbank para perpetrar estafas (Foto: Unicaja)

Unicaja Banco completó la integración tecnológica y operativa con Liberbank el pasado 24 de mayo y, a partir de ese día, todos sus canales pasaron a estar disponibles para los clientes de la entidad absorbida. Sin embargo, más de 150 clientes asturianos de la antigua Liberbank han visto vaciadas sus cuentas en los últimos días al ser víctimas de ciberdelincuentes que han aprovechado el proceso de fusión de ambos bancos para hacerse con sus credenciales de banca electrónica. Así lo ha denunciado la Unión de Consumidores de Asturias en su página web, donde responsabiliza directamente a Unicaja Banco por su "ausencia de estrictas medidas de seguridad".

Según Dacio Alonso, presidente de la Unión de Consumidores de Asturias, Unicaja Banco ha dejado "absolutamente indefensos a sus clientes", tanto que en la última semana han atendido a más de 150 personas que fueron "estafadas y engañadas tras el apagón digital de Liberbank".

Estafas de smishing que alcanzan los 10.000 euros

La Unión de Consumidores de Asturias explica, citando a El Comercio, que esta estafa se ha difundido a través de SMS (smishing) en el que se insta al receptor a actualizar los datos de su cuenta bancaria con la excusa de mejorar la seguridad, el mantenimiento o los servicios ofertados. Se trata de un mensaje que imita perfectamente la apariencia y el estilo de los que envía Unicaja Banco y que, además, las víctimas recibieron en el mismo historial del número de la entidad, por lo que "en ningún momento" sospecharon que se pudiese tratar de una estafa. "Te mandan un link a una web, que tiene el mismo aspecto que la de banco y allí te piden que metas las credenciales de la aplicación", relatan.

Según el testimonio de una de las víctimas de esta estafa, recogido por El Comercio, tras caer en la trampa y completar los pasos de la supuesta verificación de la cuenta, recibió un correo electrónico de una transferencia de 10.000 euros. "Inmediatamente llamé a atención al cliente, pero me dijeron que había sido una transferencia urgente y que no podían hacer nada", lamenta.

Siguiendo la información de este mismo medio, a principios de semana Unicaja Banco envió un SMS a sus clientes en los que les recordaba que "nunca solicitará por teléfono, SMS o email datos de acceso a la Banca Digital" y les advertía: "Ante la menor sospecha, no facilites tus datos".

Asimismo, señala que la entidad sostiene que ha llevado a cabo una campaña permanente de consejos de seguridad y que realiza de forma periódica una labor de alerta y de concienciación mediante la publicación de información referente a nuevas modalidades de fraude online, tanto a través de las redes sociales como de otros soportes.

La Unión de Consumidores de Asturias acusa a Unicaja Banco y le exige que restituya el dinero a las víctimas

No obstante, para Dacio Alonso se trata de un caso claro de ausencia de estrictas medidas de seguridad por parte de Unicaja Banco.

"Por un lado te impiden ir a la oficina y que hagas todos los trámites con tarjeta, pero luego no hay medidas de seguridad rigurosas, lo que genera fraudes como estos y cuando los clientes lo sufren no dan la cara", apunta el comunicado que ha publicado la Unión de Consumidores de Asturias en su página web.

El organismo también se ha pronunciado sobre este tema en su cuenta de Twitter, donde ha exigido a Unicaja Banco "la restitución inmediata de las cantidades sustraídas a 150 clientes, por falta de estrictas medidas de seguridad del #banco, dando lugar a este enorme #fraude".