Ring y Amazon, demandadas: sus cámaras siguen espiando a los niños en sus propias casas

Guardar

5122
5122

Imagínese que compra una cámara para proteger su seguridad, y lo único que consigue es abrir las puertas de su hogar a un intruso que, tal vez a kilómetros de distancia " se instala" en su casa como un fantasma que no solo se adueña de todos los detalles de su intimidad sin contar con su permiso. También interactúa con sus hijos. Ring, la compañía dedicada a la videovigilancia doméstica, cuya matriz es Amazon, afronta, según recoge Genbeta, una demanda millonaria que ha sido presentada en el Estado de California el pasado 26 de diciembre. Dos bufetes la han interpuesto en nombre de John Baker Orange. Un hacker habló con sus hijos mientras jugaban al baloncesto e intentó convencerles de que se acercaran más a la cámara para hablar con ellos.

Más de 3.000 usuarios se han visto expuestos, y la culpa, según el texto de la demanda, la tienen tanto Amazon como Ring por no proporcionar una seguridad suficiente para proteger a los clientes de los hackeos. La defensa de las dos empresas demandadas culpa a los Orange y otros usuarios de no utilizar contraseñas sólidas, que incluyan números, caracteres y símbolos, más difíciles de hackear mediante fuerza bruta.

Los padres hiperprotectores corren el peligro de introducir el enemigo en casa con la sana intención de proteger a sus hijos, como en el caso de la niña a la que se le "apareció" Papá Noel

Lo que ocurrió en casa de los Baker guarda una enorme semejanza con lo acaecido en Mississipi hace unos días. Una niña se llevó un susto de muerte cuando desde una cámara de seguridad instalada en su dormitorio, una voz comenzó a hablar con la pequeña a través del dispositivo. Le dijo: "Soy Santa Claus..¿No quieres ser mi mejor amiga?" También la animó a que destrozara su habitación. La niña de ocho años se quedó paralizada. A continuación el hacker emitió a través del altavoz una de las canciones de una famosa película de terror, Insidious. Los padres instalaron la cámara para vigilar la actividad de sus hijas pequeñas, y han sido otros los que han violado la intimidad de las niñas. Estas espeluznantes historias evocan no solo uno de los cuatro episodios de Poltergeist, sino también algunos de los episodios de Black Mirror, como Arkangel, dirigido por Jodie Foster. La realidad va mucho más deprisa que la ficción. En este caso, los padres hiperprotectores han introducido el enemigo en casa.

Un hacker habría llegado a ofrecer unverificador de credenciales de la web ring.com por solo 6 dólares, según se recoge en un hilo de un foro.

Ello no exime de responsabilidad a la empresa fabricante de las cámaras, que, sin embargo, ha enviado un comunicadoen el que afirma que el atacante no tuvo acceso a la cámara mediante ninguna brecha de seguridad de sus dispositivos. Así, señalan que la familia probablemente utilizó , como tantas otras, "el mismo nombre de usuario y contraseña para sus diferentes cuentas y suscripciones".

Esa no es la versión de muchos expertos. En diversos foros como Motherboard, según recoge Genbeta, los hackers disponen de un software que les permite entrar como Pedro por su casa en las cámaras de seguridad. Un hacker habría llegado a ofrecer unverificador de credenciales de la web ring.com por solo 6 dólares, según se recoge en un hilo de un foro.