Twitter desmiente haber sufrido una brecha de seguridad en sus sistemas

La compañía de Elon Musk afirma que no hay evidencia de que los cibermalos hayan obtenido la información de la compañía.

Alberto Payo

Periodista

Guardar

Filtracion Twitter
Filtracion Twitter

Twitter ha querido salir al paso de las últimas informaciones que revelaban brechas de seguridad y filtración de datos de sus usuarios. 

En concreto, ha hablado en relación a los 5,4 millones de registros comprometidos y puestos a la venta por los hackers revelados en noviembre, a los 400 millones que salieron a la luz el pasado mes de diciembre y otros 235 millones conocidos este mes de enero. 

La empresa propiedad de Elon Musk asegura que los ciberdelincuentes no habrían conseguidos estos datos sensibles de Twitter.

"Según la información y la inteligencia analizada para investigar el problema, no hay evidencia de que los datos que se venden en línea se hayan obtenido mediante la explotación de una vulnerabilidad de los sistemas de Twitter", recoge un comunicado publicado por la empresa de microblogging. 

"Es probable que los datos sean una colección de datos que ya están disponibles públicamente en línea a través de diferentes fuentes", añade. 

Distintos orígenes para cada caso

La empresa especifica el posible origen de los datos para cada una de estas noticias. La brecha de 5,4 millones la relaciona con la de agosto de 2022. Esta en realidad se originó tiempo atrás, en junio de 2021, cuando actualizaron su código. Entonces si alguien enviaba una dirección de email o número de teléfono a los sistemas de Twitter estos le decían a la persona a qué cuenta de la red social se asociaban. 

En cuanto a los 400 y los 235 millones de registros, afirma que "no se ha podido correlacionar con el incidente informado anteriormente, ni con ningún dato que se origine de una explotación de los sistemas de Twitter". 

La compañía del pájaro explica que ambos conjuntos de datos eran iguales, aunque al segundo se le quitaron las entradas duplicadas. Además, insiste en que ninguno de los conjuntos de datos contenía contraseñas o información que pudiera comprometerlas.