Un ciberataque deja KO a la Generalitat en pleno puente

El año pasado sufrió otro, pero este parece más grave. La Radio y la Televisión de Cataluña podrían haberse visto afectadas, y la fecha elegida por los ciberatacantes dificulta la puesta en marcha de contramedidas.

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

La Generalitat ha sido ciberatacada
La Generalitat ha sido ciberatacada

Los sistemas de información de la Generalitat que gestiona el Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació de la Generalitat  han sufrido un grave ciberataque este viernes por la noche, según confirmó anoche el Govern de la Generalitat y publicó inicialmente La Vanguardia. El Departamento de Políticas Digitales reveló el ataque y ha explicado que los técnicos de la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña están impulsando contramedidas para desbaratarlo. 

Las mismas fuentes indican que se han activado las contramedidas por parte de la Agencia de Ciberseguridad de Catalunya para restablecer la normalidad. Habrían sido varias las webs afectadas, y el ataque, al cierre de estas líneas, tiene origen desconocido, pero ha afectado al nudo de comunicaciones de la Generalitat y a las aplicaciones que dependen de ella. 

No se ha podido elegir una fecha peor para hacer más daño

En la tarde del viernes, la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) avisaba en un  a través de Twitter que estaban teniendo problemas técnicos que han afectado al correcto funcionamiento de la televisión catalana. Incluso algunos televidentes han expresado su preocupación. 

También se han visto, entre otros, afectados los servicios de la web La Meva Salut. Expertos en ciberseguridad consideran que no se ha podido elegir una fecha peor para hacer más daño, con un megapuente de por medio y en viernes. 

No es la primera vez que la Generalitat sufre un ciberataque, hace un año padeció uno que fue calificado como apto para novatos. La página web de la Generalitat de Catalunya expuso más de 5.000 registros de datos personales de usuarios que incluían electrónicos y contraseñas debido a una vulnerabilidad que permitía la inyección de código malicioso. La vulnerabilidad afectó entonces a cuatro subdominios de la Generalitat.