Aumentan los casos de acoso sexual en las Fuerzas Armadas

Han mantenido una tendencia al alza desde el 2015, año de inflexión, y los últimos datos oficiales acreditan que en el 2021 crecieron cerca de un 50%.

Guardar

Fuerzas Armadas
Fuerzas Armadas

2015 fue un año de inflexión en cuanto al acoso sexual en las Fuerzas Armadas. El detonante fue el primer caso que saltó a la luz pública y logró la primera condena por acoso sexual de un mando del Ejército español. Y desde entonces este tipo de denuncias han ido en aumento, amparadas por normas que antes no existían. A continuación lo vamos a ir viendo avanzando progresivamente en el tiempo hasta llegar a los últimos datos, conocidos este mismo jueves.

El primer caso que hemos comentado es el de Zaida Cantero, comandante retirada que en marzo de 2015 denunció en el programa de televisión "Salvados" haber sufrido acoso sexual por parte de uno de sus superiores, el entonces teniente coronel Isidro José de Lezcano-Mújica, quien fue condenado a dos años y 10 meses de prisión en una sentencia que hasta entonces no tenía precedentes. Antes de 2015, el Código Penal Militar no contemplaba el acoso sexual como una forma específica de delito, pero en noviembre de ese año el Consejo de Ministros aprobó el Protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo en las Fuerzas Armadas, según publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 30 de diciembre de 2015.

La puesta en marcha de este protocolo trajo consigo las Unidades de Protección contra el Acoso de las Fuerzas Armadas (UPAs), creadas a través de una orden ministerial de marzo de 2016 para proporcionar asesoramiento y apoyo integral a la víctima, realizando labores de protección, control y seguimiento. Las UPAs son unidades externas a la cadena de mando y también fueron concebidas como un nuevo canal voluntario en el trámite de denuncias, lo que cambiaba el paradigma ya que antes se tramitaban como un mero parte disciplinario o como una denuncia en la jurisdicción militar en la que, si el presunto infractor era un superior, la víctima tenía que informarle por el respeto a la jerarquía.

A partir de la entrada en vigor del protocolo todo eso cambió y también se establecieron penas de 6 meses a 4 años de prisión por acoso profesional, entre los que se incluyen abusos por parte de un superior a un inferior como trato degradante o humillante, agresión, abusos sexuales o acoso.

Entre 2016 y 2018: 91 denuncias de acoso sexual

A principios del año pasado, el Ministerio de Defensa hizo balance del protocolo aprobado en 2015, en respuesta a una petición de la Asociación de Reservistas de Especial Disponibilidad +45 que así se lo solicitaba, según informó El Confidencial Digital. El Ministerio que preside Margarita Robles no hizo un balance completo, sino que se refirió al periodo comprendido entre 2016-2018 señalando que se habían recibido 91 denuncias de acoso. De todas ellas, el Jefe de Unidad decretó medidas cautelares en 50, "todas las que fueron necesarias" y siendo la más común al ser adoptada en 26 ocasiones la de cambiar de puesto de trabajo o de ubicación al acosador, según indicó la Dirección General de Personal del Ministerio de Defensa.

Los años 2019 y 2020, giro en las denuncias contra oficiales

El Confidencial Digital volvió a poner el foco en el acoso sexual en las Fuerzas Armadas el pasado mes de junio, cuando analizó la situación al respecto en los años 2019 y 2020 basándose en los informes anuales que elabora el Observatorio de la Vida Militar, un organismo colegiado, de carácter asesor y consultivo, adscrito a las Cortes Generales que fue constituido en enero de 2014 por mandato de la Ley Orgánica de la Defensa Nacional 9/2011.

El citado medio comparó ambos años, tomando como referencia también el 2018, y concluyó que las denuncias por acoso sexual contra oficiales se habían desplomado en 2020. Mientras que en 2019 se iniciaron procedimientos disciplinarios por casos de acoso sexual o por razón de sexo contra siete oficiales (un teniente corone, un capitán de fragata, tres capitanes y dos tenientes de navío), de un total de 23 procedimientos, 10 más que en 2018, en 2020 se iniciaron 26 procedimientos y ninguno de ellas fue dirigido contra oficiales, solo se dieron partes contra suboficiales, cabos y soldados.

Además, en 2020, "el 100% de los acosadores fueron hombres, si bien hay un desconocido", y sus víctimas fueron 24 mujeres y 3 hombres.

2021: los casos de acoso crecen cerca de un 50%

El Observatorio de Vida Militar ha elaborado una nueva edición de su informe, correspondiente al año 2021, y que este mismo jueves ha destapado Cadena Ser. Los datos acreditan que en 2021 hubo un preocupante repunte de casos, abriéndose 49 expedientes por acoso, frente a los 26 que se iniciaron en 2020, es decir cerca de un 50% más. De todos ellos, hubo 36 procedimientos disciplinarios y 13 penales.

Las víctimas de acoso sexual fueron un total de 46, todas mujeres a excepción de dos hombres, mientras que los presuntos acosadores fueron 53 y todos ellos hombres. A diferencia del 2020 en el que no se registró ninguna denuncia contra oficiales, el año pasado 10 fueron dirigidas contra ellos y 16 a suboficiales, mientras que los otros 26 supuestos acosadores pertenecen a tropa y marinería y hay un caso más que no ha sido identificado.

"Hay que ser muy vigilantes porque al ser mandos pueden tener una incidencia muy grave en las víctimas, por eso, hay que estar muy pendiente de estas situaciones y vigilar", advierten desde el Observatorio de Vida Militar según recoge Cadena Ser.

Siguiendo la información de este medio, la mayoría de las denuncias que han sido investigadas por la cúpula de la Fuerzas Armadas correspondían al Ejército de Tierra, un total de 25, lejos de las 6 que se registraron en el Ejército del Aire, las 4 en la Armada, 3 en los órganos centrales y 1 en el Estado Mayor de la Defensa.

El Observatorio de Vida Militar también ha acreditado que el año pasado hubo 50 mujeres que tuvieron que recurrir a permisos de movilidad por ser víctimas de violencia de género y otros dos casos por haber sufrido acoso. Además, señala que hubo 143 sentencias condenatorias por parte de los Tribunales Militares, de las cuales 14 estaban relacionadas con casos de abuso de autoridad que acabaron en actos de abuso sexual (13) y de acoso sexual (1).

"Hay que actualizar el protocolo contra el acoso"

Mariano Casado, uno los miembros del Observatorio de Vida Militar, ha hecho varias declaraciones para Cadena Ser entre las que destacan su advertencia sobre la necesaria actualización del protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo en las Fuerzas Armadas. "Hay que revisarlo, hay que actualizarlo y hay que modernizarlo, es un paso esencial para el buen funcionamiento de las Fuerzas Armadas".

Casado también se ha referido a las Unidades de Protección Frente al Acoso, las cuales considera "un buen instrumento" y que "están haciendo un trabajo importante". No obstante, reconoce que "hay que informar mejor al personal de las Fuerzas Armadas de sus derechos y de la tolerancia cero ante el acoso", es más, subraya que "esos mecanismos hay que mejorarlos y hay adaptarlos a las circunstancias actuales. Ese es uno de los aspectos más importantes para este Observatorio".

Finalmente, Cadena Ser hace hincapié en otra conclusión "preocupante" del último informe del Observatorio de Vida Militar, el hecho de que el número de causas penales se ha disparado en las Fuerzas Armadas. En 2021 hubo 181 procedimientos penales con 143 condenas, lo que supone un incremento del 67% de las causas penales y un 74% el número de condenas. Además, los datos recogen que 313 militares fueron arrestados y se impusieron 969 multas económicas, es decir, un total de 1.789 sanciones (un incremento de un 3,5%).