• Home /

  • Empresas /

  • La palabra "contraseña" es la clave de acceso más usada en las empresas de 11 industrias

La palabra "contraseña" es la clave de acceso más usada en las empresas de 11 industrias

Guardar

contraseñas
contraseñas

Las empresas siguen haciendo uso de contraseñas poco seguras y fáciles de adivinar por los amigos de lo ajeno digitales, sin importar cuál sea su dimensión o tamaño.

El administrador de claves de acceso NordPass, propiedad de NordVPN, ha llevado a cabo un estudio para conocer los hábitos de las organizaciones en materia de contraseñas. Para su realización, han analizado 17 industrias en total y estudiado los datos de 15,6 millones de filtraciones.

El equipo buscó las 10 contraseñas más usadas en cada sector, el número de filtraciones que afectó a cada uno y el porcentaje de contraseñas únicas.

De este informe se desprende que incluso las empresas del índice Fortune 500 hacen uso de contraseñas que no resultan adecuadas para su protección.

Así, el password más usado en la industria minorista y del comercio electrónico sería la propia palabra "contraseña", también siendo la más utilizada por parte de las compañías de los sectores energía, tecnología, finanzas y otra.

Por detrás, otras bastante populares resultaron “123456”, “Hola123”, "pass1", “sunshine”, y otras frases sencillas.

Por otro lado, un 20% de las contraseñas resultaron ser el nombre exacto de la empresa o una variación del mismo.

Al margen de eso, el estudio arroja que el uso de contraseñas únicas es sorprendentemente bajo, con solo un 26% de promedio. Esto significa que muchas organizaciones hacen uso de las mismas claves para múltiples únicas, poniéndoles las cosas muy fáciles a los ciberdelincuentes.

Las empresas y sus empleados tienen el deber de proteger los datos de sus clientes. Una contraseña débil de un empleado tiene el potencial de poner en riesgo a toda la empresa, si el atacante la utiliza para obtener acceso a datos sensibles”, advierte Chad Hammond, experto en seguridad en NordPass.

Contraseñas que salen caras

Una contraseña insegura o débil puede generar una importante brecha de datos. IBM recoge en un informe queel coste promedio global de una filtración de datos es de 3,86 millones de dólares. Sin embargo, en la industria sanitaria cuesta mucho más: 7,13 millones. Y, de todos los países, las filtraciones de datos de las empresas estadounidenses son las más caras: 8,64 millones.

Hay otros costes derivados, más allá de los económicos. Hablamos de la pérdida de negocio a causa de la reducción de la confianza de los clientes y los costes relacionados con la detección, escalada y notificación de la filtración.

A ello habría que sumar las posibles multas de la Unión Europea en cuestión de la GDPR, que pueden alcanzar los 20 millones de euros o el 4% de facturación de las compañías afectadas.

Para que las empresas mejoren la higiene de sus contraseñas desde NordPass recomiendan crear claves completas y únicas, que se actualicen regularmente y se almacenen en un gestor de contraseñas, así como utilizar la verificación en dos pasos o un inicio de sesión única. Asimismo, inciden en la necesidad de educar a los empleados en la higiene de las contraseñas y sus riesgos potenciales.