Serbias y turcas, muy por delante de las españolas en tecnología

Guardar

mujeres y tecnologia
mujeres y tecnologia

Randstad ha realizado un estudio sobre las empresas con necesidades de perfiles tecnológicos en Europa, en el que se constata una "acusada brecha de género a nivel europeo" con respecto a los empleados especialistas en tecnología. En España, el 79,1% de estos profesionales son varones, frente al 20,9% de mujeres.

Aunque el peso de la mujer en el empleo tecnológico supera en España la media europea, situada en el 15,4%, estamos muy por detrás de los paísesque presentan un mayor peso de las mujeres en el empleo tecnológico. En el primer puesto está Serbia (27,8%), seguido de Turquía (26,7%) yRumanía (26,6%). Irlandaocupa el cuarto puesto con un 24,8% y a continuación se sitúa Chipre, con un 24,5%. España ocupa el sexto puesto con el ya mencionado 20,9%.

Bélgica, el país con mayor desigualdad entre hombres y mujeres en cuanto a trabajo tecnológico

Los países en los que se registra una mayor desigualdad son Bélgica (92,6% de hombres, frente al 7,4% de mujeres), Letonia (90,6% frente al 9,4%), Polonia (90,4% frente al 9,6%), República Checa (89,9% frente al 10,1%) y Hungría (88,8% frente al 11,2%).

A tenor de la importancia creciente que están adquiriendo los perfiles tecnológicos en el mercado laboral, el 21% de las empresas de nuestro país imparte formación de este tipo a sus empleados.

Aunque España supera aFrancia, Portugal (ambos con el 19%), o Italia (17%), se sitúa dos puntos por debajo de la media europea (23%). Encabezan el ranking Noruega (42%), Bélgica, Finlandia (ambas con el 36%), Alemania o Irlanda (30%).

Más de la mitad de los españoles se consideran algoincultos desde el punto de vista tecnológico

Además, según Randstad, nuestro país tiene un amplio margen de mejora en cuanto a las habilidades digitales de sus ciudadanos. Así, el 55% de la publicación asegura disponer de al menos conocimientos básicos en este sentido, una cifra dos puntos inferior a la media de los países europeos (57%). Luxemburgo, Islandia (ambos con el 85%), Países Bajos (79%), Suecia y Noruega (77%), son los países de Europa en los que sus ciudadanos cuentan con mayores habilidades digitales.

En su estudio, Rantsatdt no solo ha recopilado datos sobre las habilidades digitales de la población, también ha dado a conocer su impacto en las empresas con datos procedentes de Eurostat.Según el informe de Randstad, las empresas con necesidades de perfiles tecnológicos se han duplicado en apenas seis años. En concreto, durante 2018, el 11% de las compañías de nuestro país contrataron o iniciaron procesos de selección para contratar talento con formación específica en TIC. Una tasa que en 2012 fue del 6%, por lo que en seis años las empresas que demandan talento tecnológico ha aumentado en cinco puntos porcentuales, lo que supone prácticamente el doble.

España crece a un ritmo muy alto en cuanto a demanda de talento tecnológico, lo que es un buen indicador para la economía de nuestro país

En este sentido, nuestro país se encuentra dos puntos porcentuales por delante de la media europea (9%) y de países como Reino Unido (10%), Francia (9%), o Portugal (7%). En las primeras posiciones del ranking, con un 13%, se sitúan Bélgica, Dinamarca, Países Bajos o Luxemburgo. Según Rubén Berrocal, director de Randstad Technologies, “la inmensa mayoría de organizaciones y negocios están en continuo proceso de cambio de su manera de producir y de comunicarse con sus clientes. Y en ese proceso de transformación, la tecnología juega un papel relevante en sus necesidades de talento interno hacia profesionales digitales y tecnológicos. Este cambio de paradigma organizacional implica necesariamente un giro acerca de sus necesidades de talento, que a su vez supone un reto cultural en la atracción y retención del mismo”.Y añáde “los países con mayor inversión en tecnología y en automatización de procesos son los que presentan mayor renta per cápita y menores índices de desempleo, por lo que esta transformación de paradigma laboral nos parece que nos lleva en una dirección adecuada”.