Sexo, "Metasexo" y Metaverso: todo lo que no te atreves a preguntar

Esteban Carbone Tagliamonte es de las pocas personas con conocimientos suficientes para abordar las consecuencias, el futuro, y el desarrollo del metaverso. Psicólogo y sexólogo en ejercicio, es también diseñador de videojuegos y concept artist.

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

Esteban Carbone Tagliamonte, sexólogo y programador y diseñador de vídeojuegos.
Esteban Carbone Tagliamonte, sexólogo y programador y diseñador de vídeojuegos.

Esteban Carbone Tagliamonte tiene experiencia en terapias con realidad virtual, ha sido gamer y sabe de lo que habla ante el advenimiento de una nueva realidad que puede tener importantes repercusiones en la vida sexual de millones de personas. Escudo Digital le ha hecho una amplia entrevista en la que no moraliza, simplemente explica lo que se avecina con imparcialidad, mesura y conocimiento de causa y efectos. Para lo bueno y para lo malo. Tiene el perfil perfecto para hablar con autoridad y objetividad sobre lo que podríamos llamar Metasexo, y por eso hemos hablado con él. Su carrera laboral la inició como diseñador y programador de videojuegos, pero antes había estudiado psicología para convertirse en sexólogo.  Actualmente trabaja en la Clínica Perez Vieco de Valencia, donde desarrolla su trabajo especialmente en el área de terapias de pareja, pero sigue muy de cerca el universo gamer

No puedes ser más ecléctico... A primera vista parece que las habilidades para tener éxito en estos campos son muy diferentes. 

Siempre he tenido interés por dibujo y el arte, y al principio quise entrar en Bellas Artes, y como no pude, me decanté por el diseño y la programación de videojuegos. Me parecía un trabajo en el que podía desarrollar mis capacidades artísticas. 

¿Cómo contemplas el futuro del sexo tras el advenimiento del metaverso?

Lo que ocurra ha empezado ya. Si con la realidad virtual está habiendo un crecimiento del mercado para el porno, es cuestión de tiempo que más adelante con el metaverso veamos también un mercado para el sexo, es decir, la comercialización de temas relacionados con el sexo.  Un poco, por tirar de cultura popular en temas de videojuegos, te recuerdo que había una canción famosa cuyo estribillo era "el internet es para el porno". Formaba parte de un musical basado en Barrio Sésamo y estrenado en el 2003.  Evidentemente no es solo para eso, pero sirve para dar un ejemplo de que va una cosa va unida con la otra. 

Dicen que para el "metasexo" triunfe es imprescindible hacerlo compatible con los trajes hápticos...¿Crees que esta combinación va a dar dinero?

El metaverso va a generar dinero seguro. Está todo por hacer. Es una especie de nuevo Eldorado en el que van a surgir una avalancha de pioneros. Especialmente entre todos aquellos que se dediquen a NFT,  a los Token no fungibles. Va a haber un boom en el sector, y también un boom inmobiliario con los espacios virtuales. De la misma  forma que gente se adueñaba de dominios con la llegada de Internet, es probable que con el metaverso llegue esa  fiebre y se adquieran terrenos virtuales para hacer dinero. Hoy se puede hacer dinero con casi todo. 

¿Aconsejarías a alguien que se compre una parcela virtual? Porque hay gente que también piensa que esto va a ser como lo de los tulipanes holandeses, una frase que se usa también mucho con las criptomonedas

Yo no puedo estar seguro de nada, pero al menos es como te lo venden, como una segunda oportunidad de vivir un sueño americano en el que está todo por conseguir. Puede ser que sí y puede ser que no.  

¿Su posible florecimiento tiene mucho que ver con la pandemia del Covid en cuanto al aislamiento y la falta de contacto de la gente?

Totalmente, hemos pasado dos años en los que nuestras capacidades para relacionarnos se han digitalizado mucho.

-También hay mayor agresividad...

En efecto, y a la hora de interactuar en la vida real parece ser que hay un filtro de hostilidad. Parece que en cualquier momento la gente puede iniciar una bronca por cualquier motivo. 

¿Se ha practicado menos sexo con la pandemia?

Lo que ha habido es un mayor uso de las apps de citas o de relaciones sociales. Y esto lo ha provocado la necesidad de suplir esa necesidad de conectar y de comunicar, interactuar, conocer gente para vencer el aislamiento. Y también eso se ha traducido en un mayor consumo del porno. 

"Lo de los trajes hápticos es como pasar de la televisión en blanco y negro a televisión en color"

¿Puede ser interesante la combinación de trajes hápticos y realidad virtual para colectivos como parapléjicos, etc?

La parte buena de esto, es que para determinados colectivos les puede brindar la oportunidad de vivir experiencias que de otra forma no vivirían.  Por ejemplo, saber qué se siente al lanzarse de un paracaídas.

¿Incluyendo el sexo?

Incluyendo el sexo, por supuesto. Pero lo de los trajes hápticos es como pasar de la televisión en blanco y negro a televisión en color. Hay un salto cualitativo. Añadimos un sentido más, el tacto, bastante importante en las relaciones sexuales. Seguiríamos necesitando más definición, más calidad sensorial. Tendríamos la vista, y sonido y ahora el tacto con estos trajes, aunque dudo que puedan replicar sensaciones parecidas a por ejemplo, un lametón, es decir la sensación de mojado, la sensación de calor, el tacto de la persona que nos toca. No sé hasta qué punto esto se puede traducir a nivel de sensaciones. Pero no deja de ser un paso hacia adelante.

¿Hasta qué punto importa la genitalidad en el sexo y hasta qué punto funciona la imaginación?

En el metaverso las ventajas que te pueden dar es que puedes elegir las parejas a tu gusto. Puedes elegir el personaje como quieras. Le puedes cambiar el color del pelo, puedes cambiar la estatura, el color de la piel, los atributos, el tamaño de los genitales. Eso puede ser una ventaja.

¿Será un poco, en lugar de un gran hermano, un gran masturbador?

Todo depende del uso que le quieras dar a la tecnología. Los usuarios son los que definen la tecnología por el uso que le dan. 

¿Y esto no irá en detrimento del cuidado personal? ¿Se acabó la preocupación por la depilación en ellos/ ellas y también la obsesión por marcar abdominales que tanto dinero ha dejado en los gimnasios?

Todo depende de lo realista que sea el metaverso, en el sentido de que se adapte a la realidad y las personas se vean inmersas en él. Uno de los riesgos es el potencial adictivo que puede haber. Se están viendo en clínica casos de personas adictas al teléfono, algunas particularmente adictas a páginas de citas. No es de extrañar que si el metaverso se convierte en algo con una capacidad de inmersión tan alta, las personas puedan plantearse qué necesidad  tienen de cuidar su cuerpo, su imagen. Lo tendrán todo en un mundo hecho a su medida. 

¿A qué te refieres?

Se podrá mercantilizar todo, desde lencería sexy, que serán los NTF que puede llevar tu avatar. Y podrás ingeniarte una mazmorra tipo "50 sombras de Grey" y tendrás también la oportunidad de comprar accesorios, objetos de todo tipo. Todo va a ser compraventa. 

Pero esto lleva mucho tiempo, como lo llevaba jugar a los SIMS

Bueno, también podremos encontrar trabajo en el metaverso. Habrá empleablilidad, a lo mejor el día de mañana tu sobrino puede trabajar como dependiente en un kiosco virtual. 

"Existen personas con muy pocas habilidades sociales o muy marginadas, que solo se sentirán a gusto en el metaverso, y sufrirán lo que en psicología se puede llamar despersonalización"

¿Cuáles son los problemas éticos que podría plantear?

De momento, habría que saber hasta dónde se puede regular, qué es lo que podemos permitir o no, y si se puede mercantilizar todo. Si todo está sujeto a ser rentabilizado en cuanto a mercancía.  No hay una regulación aún. Ignoramos las posibilidades de qué es lo que se puede hacer. Hasta dónde puede llegar la libertad de acción, es decir... Si se pueden elaborar juegos dentro del metaverso en los que simulamos que torturamos a una persona. Evidentemente eso no está bien. 

Alguien justificará que es mejor que la gente libere su maldad en un universo virtual que en la vida real.

No, y siempre hasta cierto punto. Porque si permitimos este tipo de comportamientos en el metaverso estamos normalizando un tipo de violencia que se puede llevar a cabo en la vida real. Existen personas con muy pocas habilidades sociales o muy marginadas que solo se sentirán a gusto en el metaverso y sufrirán lo que en psicología se puede llamar despersonalización. Perder el contacto con la realidad y no saber hasta qué punto el metaverso es real o es virtual. 

¿Y qué soluciones habría?

Yo apostaría por una parte educativa. No entregar la tecnología a que cada cual la use como quiera. Igual que tú vas a la autoescuela y tienes que aprender un determinado código de conducta para no hacer el salvaje en la carretera, apliquemos el mismo concepto con el tema de la realidad virtual. 

metaverso
Metaverso

Antes has hablado de que puedes elegir a un personaje con unas determinadas características para mantener relaciones. ¿Esto no sería una especie de prostitución con la Inteligencia Artificial? ¿Se interactuará solo con avatares sin seres humanos o también con gente real?

Fundamentalmente seremos personas con avatares e inteligencias artificiales, que son los NPCs, personajes que no se pueden controlar, que son muy comunes en los videojuegos y pueden estar ahí para buscar un poco de decorado, y con los que el jugador puede interactuar.  Ya sea sexualmente o de la manera que puedas imaginar.

¿Qué peligros existen en cosificar el sexo?

Más allá de los peligros que estamos viviendo, el peligro siempre es mercantilizar el sexo. Mercantilizar algo que no debería ser objeto de rentabilidad. 

Hay quien piensa que detrás del metaverso entendido como metasexo, podría existir la intención velada de que disminuya la natalidad, vamos, que somos muchos y no cabemos en el planeta, y el sexo virtual no genera niños...

Podría ser un factor, habría que ver el peso de las demás variables. El coste económico de tener un hijo es una barrera real para muchas personas, pero el metaverso no creo que vaya a ser realmente el causante, sino un factor más añadido. 

¿Cómo se sienten las personas que tienen que recurrir a la tecnología para resolver sus insatisfacciones sexuales?

Pueden sentirse de muchas maneras, pueden sentirse con pocas habilidades par interactuar. Pueden ser personas reservadas, personas tímidas, personas con complejos.  Y el metaverso les va a hacer pasar la barrera del anonimato, la barrera para esconderse detrás de un avatar que suple sus carencias. Eso deriva en una profunda soledad. Esas personas, como no se ven capaces de interactuar, tienen pocas relaciones sociales. Sufren de una soledad y de un rechazo bastante grande. 

¿Cuál es el mercado potencial del metaverso?

Va enfocado principalmente a gente joven. Pero otro nicho puede ser el de las personas mayores de cuarenta que hayan sufrido una separación y les sea difícil rehacer su vida. 

¿No va a ser demasiado caro para la gente joven?

No sé qué cifras y costes se manejarán, pero ellos sabrán cómo vendérnoslo a todos. 

sexo y realidad virtual
Sexo en la realidad virtual

¿Qué problemas puede plantear el uso combinado de las gafas de realidad aumentada con las app porno? 

El principal es el potencial adictivo, que la gente se vuelva adicta. El uso sexual de las gafas de realidad virtual no deja de ser una de las tantas posibilidades de los usos que se puede hacer. En última instancia la responsabilidad recae en lo que el usuario quiera hacer con la tecnología. Es su responsabilidad. 

¿Y no sería más sano que salieran a conocer gente en las discotecas, en las bibliotecas, que se relacionaran vis a vis?

Las personas nos hemos vuelto un poco exigentes a la hora de buscar pareja, y estamos buscando un perfil determinado. Tiene que practicar determinadas actividades, compartir unos gustos, le tiene que gustar lo mismo que me gusta a mí, y al final parece que nunca encontramos a esa persona que nos complemente. Por eso las aplicaciones de citas tipo Tinder están teniendo una popularidad brutal.

Tinder
Tinder

Pero en una gran parte de los casos, las personas que se conocen en Tinder mantienen relaciones sexuales y no se vuelven a ver.

¡Claro! Hay también casos de personas que se casan, o se unen, pero no son la mayoría. Se trata fundamentalmente de conocer a otras personas, interactuar durante unas cuantas citas. Los que tienen oportunidad de tener sexo tienen sexo, pero eso no garantiza que de ahí vaya a salir una relación estable. De la misma forma que la persona que va a una discoteca y tiene una relación de una noche, no le asegura que vaya a ser su pareja. También a veces surgen amistades. No deja de ser una forma de conocerse, lo que ocurre es que la aplicación aumenta las posibilidades de conexión mucho más que en la vida real. 

¿No le ve pegas?

Que las personas se enganchen al subidón que provoca establecer nuevas relaciones. Estar constantemente iniciando relaciones. Y es  que la fase inicial de la relación es lo que resulta más estimulante. La fase de conquista. Y después de tener una relación sexual, el interés baja, y como tengo la aplicación y puedo tener el mismo chute de dopamina y adrenalina cada vez que entro, lo inmediato es pensar:  para qué me voy a comprometer con una pareja. 

Eso le pasa especialmente a los hombres, muchas mujeres se quejan de ello....

Pues seguramente sea así en muchos casos. Pero esto forma ya parte de las costumbres de las personas para conocer a otras. Por suerte o por desgracia es lo que nos está tocando vivir. El fuerte impacto de las Aplicaciones sociales en el ámbito de las cibercitas. 

¿Dejará de haber turismo sexual con el metaverso?

No creo que llegue a evitarlo. 

Los derechos de los robots
Los robots y sus derechos
 

La amenaza del Satisfyer y el futuro de los robots sexuales 

 

 

¿Qué opinas de los robots sexuales? ¿Tendrán derechos? 

A día de hoy son juguetes. A día de mañana cuándo se les dote de mayor autonomía e inteligencia artificial a lo mejor se abriría un debate sobre si ellos tienen que gozar de derechos. De momento son juguetes al servicio de las personas.

Como diseñador gráfico... Háblenos de las posibilidades profesionales que plantea el metaverso.

Va a haber mucha demanda de artistas, de diseñadores de NFT. Si tu pones una casa en el Metaverso, hay que ponerle cuadros, sillas, papel pintado en la pared, y detrás tiene que haber un artista, alguien que lo diseñe, que lo codifique, y todo eso va a generar una demanda. 

¿Va a suponer una revalorización de los profesionales creativos?

Desde luego. Lo bueno que ha tenido el mundo de los videojuegos es que ha permitido a muchos artistas poder vivir de su arte. Es la parte más positiva. 

Hubo un caso de acoso sexual en el metaverso que provocó un cierto escándalo...

Era de esperar. Los usuarios son los que dictan como usamos la tecnología. Los usuarios no han cambiado, aunque la tecnología es nueva, los usuarios son los mismos.  Y va a seguir habiendo acosadores, gamberros, bullying. El caso que comentas es una conducta que se ve mucho en los videojuegos multijugador. Es una manera de humillar al contrincante. Por ejemplo, cuando yo mato al contrincante y su cadáver yace en el suelo, había una conducta que se llamaba teabagging, que consistía en subirse y bajarse rápidamente simulando que el personaje le estaba restregando los testículos en la cara al oponente que acababa de morir. 

Existe el caso de una muñeca Projekt Melody, la stripper 3D que, desgraciadamente, tiene el aspecto de una menor.

Eso es algo que ha estado siempre, y decididamente va a seguir estando, a no ser realmente porque apostemos por un uso responsable de la tecnología, no permitir que en el metaverso se puedan dar conductas de ese estilo. O al menos ser muy conscientes y muy pejigueros a la hora de permitir según que aplicación o según qué actividades. 

¿Mejorará los problemas sexuales de determinadas personas, impotencia, disfunción eréctil, etc?

Puede servir para estimular la imaginación. Pero también es cierto que mata la fantasía porque lo importante de la fantasía es que nunca se haga realidad. Así no pierde su potencial excitante. El problema es que si yo la hago realidad, mi fantasía pierde un poder real y tengo que recurrir a fantasías cada vez más nuevas y cada vez más excitantes. Puede tener un uso para personas con problemas de erección, porque en el campo de la sexologia utilizamos la realidad virtual principalmente para tratar fobias. Es el caso de la gente que tiene miedo a las arañas. Poco a poco se le va exponiendo con realidad virtual hasta que pierde el miedo. Podríamos aplicar esto a personas que tienen problemas de erección, como digo. Son personas que en la vida real padecen mucha ansiedad. En la realidad virtual él podría trabajar su capacidad para relajarse y encontrarse más seguro que en una situación real. Eso podría ser una aplicación buena con vistas terapéuticas.

Muchos hombres se quejan que con los juguetes sexuales las mujeres están perdiendo interés en el sexo de verdad. ¿Qué pasará cuando haya robots de la raza que sea, que no discutan,  que puedan jugar al mus y al parchís, y a quienes lo único que haya que hacer es recargar las pilas?

Allí hay dos cosas, primero que nos vamos a aburrir. Si no discuten, si nunca pones pegas, si siempre están dispuesto, por costumbre, el placer va a perder intensidad y el robot acabará igual que acaban los juguetes de los que se cansan los niños.  Tú le compras un juguete a un niño y al cabo de dos meses lo deja tirado en un rincón. Algo de eso puede pasar con los robots sexuales. Hay algo que es interesante, y es el impacto que ha tenido el satisfyer en la calidad de las relaciones sexuales. Estamos recibiendo muchas consultas de mujeres que se quejan de que con su pareja, después de haber usado el Satisfyer, no encuentran la misma calidad en los orgasmos, o en la satisfacción sexual. Que nos barre a los hombres y nos gana por goleada. 

¿Y no será que los hombres fallan en algo? ¿Qué consejo les darías como sexólogo?

Los juguetes son complementos, nunca van a ser sustitutos. Al menos a día de hoy. El Satisfiyer no puede abrazar, no puede decir 'te quiero'. No puede dar ese afecto y esa ternura que da una pareja real. 

"Algunos van a a preferir vivir en el metaverso, donde tienes la imagen que tú deseas, sin tener que invertir en gimnasios, en dietas ni en nada, ni en cirugía estética"

¿La pandemia ha enriquecido o empobrecido las relaciones interpersonales?

Ha debilitado los lazos sociales. Los lazos se han vuelto mucho más frágiles. 

Consecuencias sociales, emocionales y psicológicas de este tipo de relaciones nuevas que traerá el metaverso...

La inmediatez y la sobreoferta. 

¿Qué va a ocurrir con las personas con problemas de autoaceptación de su cuerpo cuando lo modifiquen en el metaverso?

Tú puedes hacer el avatar que tú quieras. Luego otra cosa será que ello pueda agravar tu disforia morfológica. De verte en el espejo y no gustarte.  Vas a preferir vivir en el metaverso donde tienes la imagen que tú deseas, sin tener que invertir en gimnasios, en dietas ni en nada, ni en cirugía estética. Vas a preferir estar allí que estar en la realidad. Es un riesgo. 

¿Pero se seguirá haciendo bullying?

Sí, por lo que sea, por el avatar que lleves, por la música que escuches, por lo mal que juegues... Siempre va a haber ese tipo de conductas. Eso no va a desaparecer. 

¿Sigues jugado a videojuegos?

He sido gamer, pero ya no practico tanto como antes. Soy de las viejas glorias. He sido mucho de Nintendo. De vez en cuando juego al Minecraft, pero realmente dejé de jugar de forma continuada con la Play Station 2. Es que si me pongo a jugar pierdo mucho tiempo que puedo dedicar a otras actividades. Eso sí, veo mucho gameplay. Estoy suscrito a todas las revistas de juegos para estar al día. 

Eres una perita en dulce para el metaverso... ¿Trabajarías en ello?

No me importaría. ¿Por qué no? Sobre todo para hacer terapia online y tratar a pacientes de todo el mundo. 

 

 

 

 

 

 

<