Detenido en España el "rey del blanqueo de dinero" en Europa

Vinculado al clan irlandés Kinahan, se estima que ha blanqueado 200 millones de euros en un año y medio con el método "Hawala".

Guardar

Operación policial internacional Whitewall, en la que la Guardia Civil ha detenido en Málaga a uno de los mayores blanqueadores de dinero en Europa
Operación policial internacional Whitewall, en la que la Guardia Civil ha detenido en Málaga a uno de los mayores blanqueadores de dinero en Europa

Este pasado lunes, 12 de septiembre, fue detenido en Málaga uno de los mayores blanqueadores de dinero de Europa como resultado de una operación policial dirigida por la Guardia Civil que también se ha saldado con el arresto de dos de sus socios en España y otro en el Reino Unido, así como con la realización de 11 registros domiciliarios en ambos países, según ha revelado este jueves Europol en un comunicado.

"El principal sospechoso fue considerado un objetivo de alto valor por Europol por su participación en una serie de casos penales de alto perfil en toda Europa. A principios de abril de este año, esta persona y su empresa fueron señaladas por el Departamento del Tesoro de los EE. UU. por brindar apoyo al clan Kinahan", indica la agencia de la UE en materia policial.

Una vez que Europol ha hecho pública esta operación, la Guardia Civil también ha informado de la misma a través de otro comunicado. Ambos organismos han omitido el nombre del principal sospechoso, pero la prensa irlandesa indica que se trata de un ciudadano de su país llamado John Francis Morrissey, de 62 años. Además, los medios irlandeses apuntan que otro de los miembros de la organización que ha sido detenido en España es su mujer, de nombre Nicola.

Más de 200 millones de euros blanqueados en un año y medio

Morrisey, el cabecilla de la estructura en España, y sus socios estaban a cargo de recolectar grandes cantidades de dinero en efectivo de organizaciones delictivas que operan en nuestro territorio, que luego entregaban a otros grupos organizados de otros países y viceversa, indican tanto Europol como la Guardia Civil.

Según explican, transferían el dinero utilizando el método "Hawala", un sistema financiero milenario y clandestino con el que habrían conseguido blanquear más de 200 millones  de euros durante el año y medio que ha trascurrido desde que se inició la investigación. Tal y como subraya Europol, el ámbito de actuación de esta organización criminal es mundial.

El método "Hawala"

El comunicado de la Guardia Civil detalla en qué consiste la táctica "Hawala" declarando lo siguiente:

"Este milenario sistema financiero, surgió en Oriente Medio con la famosa ruta de la seda, como forma de protección ante los posibles asaltos que podrían sufrir los comerciantes al portar dinero durante sus viajes. Este sistema permitía al viajante, entregar dinero en origen a un 'hawaladar' que poseía dinero en el destino del viajante. Una vez llegado al final del trayecto, el viajante se ponía en contacto con otro 'hawaladar', colega del primero, quien tras recibir el código le entregaría el montante, evitando así el viajero tener que portar dinero en efectivo durante todo su trayecto.

"La evolución de estas transferencias informales de fondos a nuestros días pasa por la comunicación por vías encriptadas de códigos, conocidos como 'token', entre los emisores/receptores del dinero y los 'hawaladares' que participen en la organización, soliendo ser el número de serie de un billete de curso legal, consiguiendo así que el montante de la transacción solo pueda ser entregado a la persona que porta ese billete único en el mundo.

De estas operaciones no queda ningún registro legal ni identificación de los clientes, desconociéndose el origen de los fondos y su destino convirtiéndolas en totalmente opacas al sistema financiero legal. Por este motivo son utilizadas por organizaciones delictivas de todo el mundo, así como por grupos terroristas, sirviendo para ocultar ganancias de procedencia ilícita o para enviar las mismas a paraísos fiscales".

Empresas ficticias y marcas "premium"

Siguiendo la información de ambos organismos, los principales miembros de la organización en España habían creado una marca "premium" de vodka promocionada en discotecas y restaurantes de zonas de lujo de la Costa de Sol para disfrazar el origen de sus ganancias. Dicha marca de bebidas aparentaba ser exitosa, pero los datos de la Agencia Tributaria reflejan que no podría estar soportando el nivel de vida de los detenidos.

De la misma manera, habrían fundado otra sociedad en Reino Unido dependiente de otra empresa constituida en Gibraltar, con la finalidad de ocultar la verdadera identidad de los administradores de las mercantiles que estaban siendo utilizadas para blanquear los capitales procedentes del sistema "Hawala".

Uno de los miembros detenidos, regentaba un negocio de compraventa de coches y era el encargado de proveer al grupo criminal de vehículos, en los que previamente había realizado dobles fondos con sofisticados métodos de apertura para evitar que las grandes cantidades de dinero en metálico pudieran ser detectadas en posibles controles policiales.

La investigación internacional

La investigación sobre este grupo criminal, denominada "Whitewall", la puso en marcha la Guardia Civil tras una serie de actuaciones llevadas a cabo a principios de 2021, en las que se incautaron más de 200 kilogramos de cocaína y cerca de 500.000 euros en efectivo en la provincia de Málaga. Todo ello a través de vehículos "caleteados", es decir, con sofisticados sistemas de ocultación en su interior.

El caso fue llevado rápidamente a Europol dado su carácter internacional y también ha contado con la participación de agentes de la NCA británica, GARDA irlandesa, la Policía Nacional Holandesa, DEA estadounidense y el Centro Europeo de Delitos Financieros y Económicos de Europol.

De manera global, la operación se ha saldado con la detención de Morrisey, su mujer Nicola y otra persona más en España, así como una cuarta en Inglaterra y la realización de once registros en ambos países.

"Se han intervenido varios vehículos con dobles fondos en su interior, dinero en efectivo y abundante documentación y dispositivos electrónicos, de gran interés para la investigación, motivo que deja esta operación abierta, no descartándose nuevas detenciones", apunta la Guardia Civil.