• Home /

  • Interior /

  • Detenidos por extorsionar a propietarios de viviendas turísticas tras okuparlas

Detenidos por extorsionar a propietarios de viviendas turísticas tras okuparlas

Fijaban una cuota fija de desocupación en 14.000 euros para cada vivienda que ocupaban

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

La detención de una mujer miembro de la banda de okupas extorsionadores.
La detención de una mujer miembro de la banda de okupas extorsionadores.

La capacidad de aguante de muchas personas que sufren la okupación de sus viviendas está llegando al límite. La legislación no cambia, y pese a las actuación de la policía se dan situaciones tan extremas como la de una señora de 94 años que en un momento dado podría perder su casa si no hace frente a los gastos de unos okupas que llenaron la piscina de su domicilio de agua, lo que le ha originado una factura de 2.000 euros. Además, están vendiendo los muebles de la casa sin que pueda hacer nada. 

La okupación no se trata en España como lo que debería ser, un delito con todas las de la ley. Y de ello puede dar fe Masha Lloyd que se vio obligada a tener que abrir las puertas de su casa al okupa que vivía en una habitación de su casa sin pagar cuando este perdió las llaves. La Propia Guardia Civil le acompañó escoltado a "su domicilio" par que no sufriera el acoso de la prensa. Estaban cumpliendo con lo que marca la ley.

La extorsión sí es un delito, y por ello la Guardia Civil ha detenido a los miembros de un grupo delincuencial que estafaba a propietarios de inmuebles en alquiler para corta estancia en Villajoyosa.  Segun la nota de prensa facilitada por la Policía Nacional, la operación se inició cuando los agentes tuvieron constancia de una persona que estaba siendo extorsionada por los huéspedes de su vivienda vacacional, que habían ocupado la propiedad y le pedían 14.000 euros para marcharse.

A lo largo de la investigación, los agentes comprobaron que no se trataba de algo aislado, sino de una trama. El grupo localizaba viviendas en alquiler para corta estancia de tipo vacacional y contactaban con los propietarios haciéndose pasar por una familia interesada en pasar un fin de semana o varios días.

Los okupas inclumplían su promesa de abandonar la vivienda, hasta el punto de llegar a cobrar más de 60.000 euros a fondo perdido a sus legítimos propietarios extorsionados

 

Una vez que ocupaban la vivienda, se negaban a irse ni a abonar ningún importe por el uso de la vivienda. Entonces amenazaban a los propietarios a cambio de montantes muy elevados -14.000 euros-, diciéndoles que, si les pagaban, se marcharían y su vivienda no sufriría mayores desperfectos.

En presencia de los propietarios, los miembros de la banda golpeaban y destrozaban el mobiliario para que supieran que iban en serio. Sin embargo, incluso habiendo accedido a la extorsión, los autores no se marchaban. La banda ha conseguido apropiarse de 62.000 euros de las víctimas.

La líder de la banda era la que realizaba el contacto con los propietarios y recibía las llaves. Hacía con ellos un contrato verbal. Posteriormente, cuando llegaba el momento de dejar la vivienda, alegaba que ella había alquilado para larga temporada. Era entonces cuando empezaba el turno de su marido, uno de los principales encargados de materializar las amenazas y extorsiones.

Las viviendas usurpadas eran ocupadas de forma constante por los miembros del grupo que a su vez las cedían a otros familiares, garantizándose que siempre hubiera gente en las casas y evitar así ser desalojados.

Se les imputan los delitos de estafa, apropiación indebida, extorsión, daños y pertenencia a grupo criminal. Han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Villajoyosa, que ha decretado el ingreso en prisión de cuatro de los principales miembros de la banda.

Archivado en: