• Home /

  • Interior /

  • El polémico examen de ortografía de las oposiciones a la Policía Nacional ya no será excluyente

El polémico examen de ortografía de las oposiciones a la Policía Nacional ya no será excluyente

Esta materia se evaluará dentro de la prueba de conocimientos tras los cambios que se han introducido en las bases de las convocatorias de ingreso en la Policía Nacional.

Guardar

Agentes de la Policía Nacional.
Agentes de la Policía Nacional.

La Dirección General de la Policía ha anunciado este miércoles que ha reformado las bases de las convocatorias de ingreso en la Policía Nacional a través de una nueva orden ministerial que modifica la normativa de 1989 que desarrollaba el Reglamento de Ingreso, Formación, Promoción y Perfeccionamiento de Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.

El principal cambio que ha introducido es eliminar como prueba de selección excluyente el examen de ortografía, que llevaba años suscitando polémica y había sido denunciado en múltiples ocasiones por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Confederación Española de Policía (CEP).

De hecho, el Ministerio del Interior llegó a anular esta prueba en 2017 dada su complejidad, pues se componía de cien palabras, de las cuales 28 eran incorrectas y había algunas en desuso como "yuyo", "champurrear" o "diunvirato".

Este examen consiste en determinar, en ocho minutos, qué palabras de la lista de cien están recogidas en el diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE). En las pruebas de diciembre de 2019, excluyó a unos 3.900 aspirantes a conseguir una plaza en el Cuerpo Nacional de la Policía después de que el tribunal calificador fijara la nota de corte en 6,2 (sobre 10) en lugar de en un 5.

En 2021 ocurrió lo contario, la nota de corte se rebajó a un 3,5 pero aún así suspendieron el examen  75% de los candidatos.  De las 16.255 personas que se presentaron a las oposiciones, sólo 3.956 obtuvieron al menos un 3,5 en el test de conocimientos ortográficos, lo que supone un 24,33% de los examinados. Y el examen volvió a generar malestar y controversia al incluir numerosos términos que no están incluidos en la RAE, como outlet, resetear, desjudicializar, prepago, kinegrama, sindemia o quillo.

Esta no ha sido la última vez que el examen de ortografía de las oposiciones a Policía levanta polémica. Sin ir más lejos este pasado sábado se celebró una nueva convocatoria y una vez más desató un aluvión de quejas entre los aspirantes por tres palabras: "Majorette", "stent" y "software", que no estaban escritas en cursiva como establece la Real Academia al tratarse de vocablos extranjeros.

Tras esta última oleada de críticas, la Dirección General de la Policía ha eliminado el examen de ortografía como prueba de selección excluyente, aunque esta materia se evaluará dentro de la prueba de conocimientos.

Otros cambios de la reforma en las oposiciones a la Policía

La Dirección General de la Policía considera que esta reforma es una "mejora en los procesos selectivos de acceso a la Policía Nacional" que "conllevará una selección más eficaz asentada en los principios de mérito, capacidad, publicidad, transparencia, objetividad y seguridad jurídica".

Para ello, señala que la prueba de conocimientos se basará en la contestación por escrito de un "cuestionario de preguntas" que estará compuesto por el número de Ítems relacionados con la función policial que se determinen en la convocatoria. Asimismo, indica que el Tribunal será el encargado de elaborar el conjunto de cuestiones para cada una de las materias encuadradas en las áreas de ciencias jurídicas, sociales y técnico-científicas y conocimiento general y de lengua extranjera.

Otra modificación en las pruebas de acceso será que las bases de la convocatoria determinarán el número máximo de aspirantes aptos en la prueba de conocimientos, que coincidirán con las mejores calificaciones obtenidas. Por último, se mantendrá el idioma voluntario en el acceso a la categoría de inspector por oposición libre, distinto al escogido en la prueba de conocimientos, por lo que la valoración del dominio de la segunda lengua seguirá sirviendo para elevar la nota final una vez superado el proceso selectivo.