Un hombre dispara en la cara a su casero con una pistola bolígrafo

El casero le había mandado "a bañarse al río" y él decidió matarlo a pesar de que desayunaban juntos muchas mañanas.

Guardar

boligrafo pistola
boligrafo pistola

El Juzgado de Instrucción número 13 de Málaga decretó este pasado lunes el ingreso inmediato en prisión de un hombre detenido por presuntamente disparar con un bolígrafo-pistola a su casero, el dueño de la vivienda en la que vivía en régimen de alquiler,  informa Europa Press, que cita fuentes judiciales. Al parecer, el detenido reconoció de inmediato los hechos durante su comparecencia en el juzgado. 

Los hechos ocurrieron este pasado domingo sobre las 07.30 horas, cuando inquilino y casero coincidieron en un restaurante situado en el barrio malagueño de Puerto de la Torre, lugar donde habitualmente coincidían para tomar algo. La relación entre ellos, según han manifestado a Antena-3 vecinos de la zona, parecía normal, y nada hacía pensar que el inquilino fuese una persona violenta. Tenía 68 años y su casero, 75.

Una pistola-bolígrafo de fabricación casera

 

Supuestamente el arrestado se dirigió en dirección a su casero y sin que se produjera ningún tipo de discusión entre ellos, ni le lanzara ningún improperio,  extrajo un arma prohibida -una pistola con apariencia de bolígrafo, pero preparada para abrir fuego- y pulsó el dispositivo. La víctima recibió un disparo en la mandíbula y fue trasladada a un hospital donde se recupera de las lesiones. Se especula con ciertas desavenencias entre ambas previas al incidente que pudo haber sido más grave para la víctima. Su vida no corre peligro. 

Según informan las primeras pesquisas, el agresor había planeado matar a su casero después de que este se negara a acceder a determinadas peticiones que el inquilino consideraba justas y necesarias para vivir en unas condiciones menos ingratas en el inmueble que le tenía alquilado.  Se trataba de pequeños desperfectos, que el casero se negaba a reparar, pero la gota que colmaba el vaso fue un tema relacionado con el agua, el inquilino, según informa Espejo Público, se quedó sin suministro, y el casero le mandó "a bañarse al río". El presunto agresor fabricó él mismo la pistola con la que tenía pensado matar a su casero.  

 

Archivado en: