• Home /

  • Interior /

  • Detenidas 26 personas en una operación internacional contra el fraude en el comercio online

Detenidas 26 personas en una operación internacional contra el fraude en el comercio online

Los arrestados están acusados de ser los presuntos responsables de transacciones fraudulentas valoradas en casi 170.000 euros.

Guardar

174 personas han sido detenidas en una acción de la Operación Trivium llevada a cabo entre el 3 y el 5 de noviembre de 2021
174 personas han sido detenidas en una acción de la Operación Trivium llevada a cabo entre el 3 y el 5 de noviembre de 2021

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 26 personas en España durante una operación internacional dirigida contra el fraude en el comercio online, que ha estado coordinada por EUROPOL y que ha contado con la colaboración del Merchant Risk Council.

Los detenidos están acusados de ser los presuntos responsables de transacciones fraudulentas llevadas a cabo mediante la utilización de diferentes medios de pago online y valoradas en casi 170.000 euros. Su modus-operandi era realizar compras en diversas plataformas de comercio electrónico, que abonaban mediante la utilización fraudulenta de diferentes medios de pago online. Estas compras eran recepcionadas a través de una red de las denominadas "mulas de paquetería".

Solo en España, han sido identificadas 107 víctimas, pero las estructuras delincuenciales investigadas iban más allá de nuestro país y otras 20 personas han sido detenidas fuera de las fronteras españolas. En total, la operación internacional ha contado con la participación de fuerzas policiales de 18 países: Albania, Austria, Bélgica, Colombia, Croacia, Estados Unidos, Eslovenia, Eslovaquia, Grecia, Georgia, Hungría, Irlanda, Italia, Macedonia del Norte, Países Bajos, Polonia, Portugal y España, todos ellos bajo la coordinación de EUROPOL.

La campaña de sensibilización #SellSafe

En el marco de la actuación policial internacional, y dentro del denominado "e-Comm 2021", EUROPOL y Risk Council lanzaron la campaña de sensibilización #SellSafe, que tiene un objetivo doble. Por un lado, está dirigida a los consumidores, para ayudarles a identificar y a comprender mejor los riesgos de potenciales fraudes en compras online. Por otro lado, la campaña pretende que el comercio electrónico sea más seguro mediante la promoción de métodos de compra online y ayudando a nuevos comerciantes a abrir su primera tienda online sin el riesgo de que sufra ciberataques.

Esta campaña constituye la sexta actuación a nivel internacional contra el fraude en el comercio online. Este tipo de cooperación se presenta como una manera efectiva de abordar esta modalidad de fraude, optimizando los recursos policiales.

Un delito transfronterizo de bajo riesgo y alta rentabilidad

El fraude en compras online es considerado una actividad delictiva de bajo riesgo y alta rentabilidad para el crimen organizado. Además, la dimensión virtual e internacional de este delito hace que las medidas de investigación sean muy complejas.

Por ello, el fraude informático es una de las principales prioridades de EUROPOL y las autoridades policiales de toda la Unión Europea, visto como los grupos del crimen organizado adaptan continuamente sus métodos de fraude online, dirigidos tanto a los ciudadanos como a las empresas de comercio electrónico.

Esta actividad delictiva hace imprescindible una actuación conjunta y coordinada a nivel global, ya que nos encontramos ante un delito transfronterizo en el que el comercio online que sufre el fraude, el medio de pago utilizado fraudulentamente, y el producto o servicio adquirido fraudulentamente pueden ser de diferentes países entre sí.

La utilización fraudulenta de numeraciones de tarjetas de crédito sigue siendo la táctica más utilizada para realizar compras fraudulentas online y se basa en los siguientes patrones:

  • Obtención de las numeraciones de tarjetas bancarias, lo que se lleva a cabo por diversos medios.
  • El origen de las tarjetas, principalmente, es el extranjero, con la finalidad de evitar los controles de seguridad establecidos en cada país, que suelen ser más estrictos para las tarjetas nacionales.
  • Utilización de las numeraciones de las tarjetas a través de Internet mediante las compras en de comercio online, principalmente de artículos de electrónica consumo y ropa.
  • Venta de los productos comprados, a veces previo encargo y otras ofertados a través de diversas vías, por los propios compradores o intermediarios, a precios más bajos.