El 95% de los conductores utilizarán asistentes de voz integrados en el vehículo en los próximos tres años

Guardar

asistente voz 1
asistente voz 1

Los consumidores disparan su interés por lacomunicación interactiva en el vehículo, pero les sigue preocupando laprivacidad, la seguridad de sus datos y la experiencia de usuario

Prácticamente todos los conductores - el 95% para ser exactos - utilizará un asistente de voz en los próximos tres años, pero las empresas automovilísticas tendrán que mejorar la experiencia si quieren estar a la altura de las expectativas de los usuarios, según un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Capgemini.

El informe Voice on the go: How can auto manufacturers provide a superior in-car voice experience estudia las tendencias de uso de asistentes de voz integrados en el vehículo entre los consumidores y sus expectativas. Identifica las oportunidades que estos sistemas brindan a las empresas automovilísticas de mejorar sus ingresos y aumentar la fidelidad de sus clientes por medio de la tecnología de voz, pero también revela que los directivos del sector valoran de forma más positiva las prestaciones actuales de los asistentes de voz que los consumidores. Estas son las principales conclusiones del estudio:

El uso de asistentes de voz integrados en vehículos crece con rapidez

Cerca de la mitad (49%) de los consumidores consultados utiliza asistentes de voz en sus vehículos, para realizar distintas funciones, y se espera que esta cifra se eleve al 73% en los próximos tres años. Actualmente, el 77% de los consumidores utiliza la voz para poner música y buscar la ruta a su destino (se espera que estas funciones crezcan hasta el 85%), el 46% hace reservas para la visita al taller de sus automóviles (llegará al 74%) y el 45% encarga servicios específicos como comida (en poco tiempo podría ser el 72%). En los próximos tres años, el 95% de los consumidores cree que va a utilizar algún asistente virtual, incluido un asistente de voz en el vehículo, para acceder a información, y el 54% de ellos asegura que lo hará “en todo momento”.

A los consumidores les preocupa la seguridad y consideran que los asistentes de voz deben mejorar

Cuando se les pidió que valoraran su experiencia en el uso de asistentes de voz en el vehículo, solo el 28% la describió como “muy buena”, frente al 59% que coincidió en que es “satisfactoria, pero tiene que mejorar”. Una clara mayoría cree que es necesaria una mejora cuando se utilizan asistentes de voz integrados con sistemas que se utilizan en el ámbito del hogar, como control de temperatura (63%), expresar quejas o hacer sugerencias (61%), reservar servicios específicos de movilidad (60%) o pedir hora en el taller mecánico (60%). En definitiva, preocupa la seguridad. https://escudodigital.com/seguridad-vial/2019/10/01/smartphone-causa-principal-distracciones-volante/

Además de mejorar la experiencia en los usos actuales, el informe indicaque las empresas automovilísticas deben mejorar en las áreas de privacidad yseguridad de los datos: el 50% de los consumidores contestó que no confían enla gestión de sus datos personales por los asistentes de voz y el 48%, que lesparecen demasiado intrusivos y que solicitan demasiada información personal.

“Los asistentes de voz se están convirtiendo en una parte esencial de la experiencia de uso de sus vehículos y de la gestión segura de la vida de las personas durante sus traslados” asegura Markus Winkler, responsable global de Automoción de Capgemini. “Este informe muestra cómo la industria del automóvil debe utilizar la voz como herramienta estratégica, no solo para incrementar sus ingresos a través de servicios conectados, sino también, para reforzar la relación con sus clientes”.

“Para seguir avanzando, elsector debe transmitir a los consumidores las capacidades de la voz y educarlesen materia de seguridad de datos. Debe incrementar la adaptabilidad,personalización e inteligencia de los asistentes para que sean capaces decomprender mejor el entorno y el contexto, a la vez que integra los asistentesde voz que se utilizan en el vehículo y en el hogar para maximizar su valor”,añade.

Según el informe, las empresas automovilísticas que mejoren sus asistentes de voz conseguirán una relación más sólida y duradera con sus clientes y mejorarán sus oportunidades de crecimiento. Los clientes que han tenido una buena experiencia con un asistente de voz contestaron que se lo han recomendado a familiares y amigos (73%), utilizan más los asistentes en detrimento de los sistemas tradicionales de atención al cliente (65%) y se han suscrito a otros servicios ofrecidos por la misma empresa de automoción (58%).

El uso de la voz ofrece oportunidades de incremento de ingresos y fidelidad

Por otro lado, el refuerzo de la relación con los clientes tiene elpotencial de traducirse en aumento de ingresos. A nivel mundial, más de untercio de los consumidores (37%) afirmó que estaría dispuesto a pagar unacantidad extra o una cuota mensual por suscribirse a un sistema de vozinstalado o incorporado en su vehículo y el 48% que lo pensaría para un futuro.Los conductores más jóvenes son los más dispuestos a pagar esa cuota, con un 47%en el rango de edad de 22-31 años, frente al 29% del grupo de 45-59 años y el 18%del grupo de más de 60 años.

Los directivos del sector comprenden la importancia estratégica de losasistentes de voz: el 72% afirma que son un factor clave en la estrategia denegocio y de relación con los clientes de su organización. Sin embargo, elinforme señala que en la actualidad su opinión no está en sintonía con la desus clientes acerca de las capacidades de sus asistentes de voz. La granmayoría, el 81%, afirma que los asistentes “conocen las necesidades ypreferencias de los consumidores cuando hacen sus sugerencias”, opinión que solocomparte el 59% de los consumidores. Se observa también una gran distanciaentre el porcentaje de directivos (84%) y el de consumidores (65%) que cree quelos asistentes mejoran continuamente con las sugerencias personalizadas delusuario, así como sobre la cuestión de si tienen en cuenta el contexto en susinteracciones (74% de los directivos, frente al 59% de los consumidores).