• Home /

  • Sociedad /

  • El asesinato en Valencia que podría resolver el caso de Marta del Castillo

El asesinato en Valencia que podría resolver el caso de Marta del Castillo

El crimen que acabó con la vida de Marta Calvo guarda varias similitudes con el de la sevillana, y sus familias han hecho una solicitud para cerrar sus casos.

Guardar

Marta del Castillo y Marta Calvo (Fuente: RR.SS.)
Marta del Castillo y Marta Calvo (Fuente: RR.SS.)

Los asesinatos de Marta del Castillo y Marta Calvo se produjeron en Sevilla en 2009 y en Valencia en 2019 respectivamente y ambos sucesos guardan varias similitudes: ambas eran dos chicas jóvenes, dos o más hombres están implicados en sus crímenes, y ninguno de sus cadáveres ha sido encontrado hasta ahora porque sus asesinos se están negando a colaborar con la policía.

Descubrir dónde están sus cuerpos es vital para sus familias no solo por el dolor qué supone no saber cuál es su paradero sino también porque, en virtud de la ley actual, la ausencia del cadáver es un impedimento relevante para juzgar a los asesinos con todo el peso. No obstante, la madre de Marta Calvo, Marisol Burón, ha dado un paso para cambiar la legislación y el padre de la sevillana, Antonio del Castillo, se ha sumado a su iniciativa.

El paso que ha dado Burón ha sido reunirse este martes con el presidente de la Generalitat Valeciana, Ximo Puig, para explicarle su petición de aumentar las penas para aquellas personas que oculten la ubicación de los cadáveres de sus víctimas tras un crimen.

Según informó la Generalitat en un comunicado, Burón le recordó que llevan dos años sin saber qué le ocurrió a su hija ni dónde está su cadáver, por lo que no han podido pasar el duelo por su pérdida. Ximo Puig le trasladó su afecto y solidaridad tanto a ella madre como a toda su familia, ante lo que calificó como una situación "difícil y dolorosa".

El juicio contra el presunto asesino de Marta Calvo, Jorge Ignacio P. J., está programado para el próximo 13 de junio y también será procesado por el asesinato de otras dos mujeres (Lady Marcela Vargas y Arliene Ramos) y de abusar sexualmente de otras ocho. Marisol Burón ya se ha movilizado para reclamar que se endurezca el castigo a quienes no revelen dónde están los restos de sus víctimas, una petición que cuenta con el apoyo de Antonio del Castillo, y que facilitaría la colaboración de los asesinos, en busca de una condena menor.

La ocultación intencionada del cadáver estaría tipificada como un delito y, tal vez así, los asesinos de Marta del Castillo y Marta Calvo dirían por fin dónde están sus cuerpos.

Archivado en: