• Home /

  • Sociedad /

  • Se enamora de un joven por internet, viaja 7.000 kilómetros para conocerle y termina asesinada

Se enamora de un joven por internet, viaja 7.000 kilómetros para conocerle y termina asesinada

Ashley Wadsworth, una canadiense de 19 años, fue encontrada asesinada en la vivienda que compartía con el hombre con el que hizo "match".

Guardar

Ashley Wadsworth con Jack Sepple, el británico de 22 años acusado de asesinarla tras conocerse a través de una aplicación de citas (Foto: Facebook)
Ashley Wadsworth con Jack Sepple, el británico de 22 años acusado de asesinarla tras conocerse a través de una aplicación de citas (Foto: Facebook)

Ashley Wadsworth era una joven de 19 años que nunca había salido de Canadá, su país natal, hasta que viajó al Reino Unido para conocer a Jack Sepple, el británico de 22 años del que se había enamorado a través de una aplicación de citas y quién está acusado de asesinarla en un caso que ha conmocionado al Reino Unido y ha dado la vuelta al mundo.

La historia comenzó en noviembre del año pasado, cuando después de varios meses de mensajes y videollamadas, Ashley se embarcó en un viaje al Reino Unido para conocer personalmente al que pensaba que era el amor de su vida. Llegó con una visa de turista de 6 meses y desde el principio se fue a vivir con Jack a su apartamento, ubicado en Chelmsford, en la región inglesa de Essex.

Todo parecía idílico durante los primeros meses y el pasado mes de enero la pareja hizo una escapada a Londres y visitó algunos lugares emblemáticos de la capital como el Palacio de Buckingham, el Tower Bridge o el Royal Albert Hall, tal y como mostró Ashley en su cuenta de Facebook.

Jack Sepple y Ashley Wadsworth en su escapada a Londres (Foto: Facebook)
Jack Sepple y Ashley Wadsworth en su escapada a Londres (Foto: Facebook)

Sin embargo, poco después su relación comenzó a complicarse y Ashley decidió cambiar sus planes de quedarse hasta abril junto a él para volver a su casa. Según informa el Daily Mail, la joven tenía un billete de vuelta a Canadá el 3 de febrero, pero dos días antes fue encontrada muerta en el apartamento de Jack después de que los vecinos alertaran a la policía al escuchar fuertes gritos y golpes. Cuando las autoridades llegaron hasta el lugar de los hechos trataron de reanimar a la joven, que presentaba claros signos de violencia física. No obstante, desgraciadamente ya no había nada que hacer y no tuvieron más remedio que declarar la muerte de Ashley en la escena del crimen, donde los agentes también se encontraron a Jack manchado de sangre y acostado en la cama junto al cadáver de la que era su novia.

Automáticamente fue detenido y permanece en prisión preventiva hasta que se celebre el juicio, que está previsto para el próximo 5 de septiembre y se espera que dure por lo menos tres semanas con Jack siendo el único acusado de la muerte de la joven canadiense.