Muere un niño de seis años tras un descuido de sus padres

La peor pesadilla que pueden vivir unos padres ha tenido lugar en Mallorca. Su hijo de seis años ha muerto ahogado en la piscina de un hotel de Mallorca.

Guardar

Corey Aughey, el pequeño norirlandes que ha muerto en Mallorca // Foto: Facebook
Corey Aughey, el pequeño norirlandes que ha muerto en Mallorca // Foto: Facebook

Todo ocurrió el pasado jueves, en torno a las 17:30 horas en un hotel ubicado en Sa Coma, dentro del municipio de Sant Llorenç de Cardassar. Los padres perdieron de vista al niño durante unos instantes, y en ese preciso momento el pequeño se cayó al agua. Cuando se quisieron dar cuenta, el niño estaba flotando boca abajo en la piscina, saltaron a por él y pidieron ayhuda. Los socorristas de la piscina intentaron reanimarlo mientras llegaba la ambulancia. 

Los efectivos del servicio de emergencias 112 desplazados al lugar, según informa el diario El Español,  consiguieron estabilizar al niño y este fue trasladado de inmediato al hospital de Son Espases. El niño, de nombre Corey, y como el resto de su familia, nacido en Belfast, Irlanda del Norte, no consiguió recuperarse de las lesiones cerebrales sufridas por falta de oxígeno y falleció el pasado domingo, tres días más tarde del accidente. La familia ha anunciado su muerte a través de las redes sociales. No pueden superar el terrible dolor que sienten.

La noticia ha trascendido fuera de nuestras fronteras. Medios británicos se han hecho eco de la desgracia. En uno de los mensajes que han querido difundir afirman que sin la ayuda de tanta gente que se ha puesto en contacto con ellos para consolarlos "no podrían superar todo esto"  y es algo que quieren "agradecer de todo corazón”.

 

En Facebook un grupo pedía dinero para llevar al niño al Reino Unido donde pudiera recibir el mejor cuidado posible, lo que tal vez resulte cuestionable, dado que el Sistema Sanitario Británico no es mejor que el español. Pero en solo unos días recaudaron 18.000 libras esterlinas. 

 

 

Archivado en: