Acusan de homicidio al conductor de un Tesla que conducía en piloto automático

En el accidente murieron dos personas al colisionar con el coche que no conducía el propietario, sino el piloto automático de Tesla. Los familiares han demandado al conductor y a Tesla por fabricar "vehículos defectuosos".

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

Un Tesla Model S como el que conducía el hombre acusado de homicidio involuntario en Estados Unidos.
Un Tesla Model S como el que conducía el hombre acusado de homicidio involuntario en Estados Unidos.

Tesla está en el punto de mira informativo. Hace unos días un jovencísimo hacker reconocía que había logrado  tomar el control de 25 coches eléctricos de la firma fundada por Elon Musk  en 13 países distintos, sin que sus dueños se diesen cuenta, aprovechando un agujero de seguridad en las aplicaciones de terceros que pueden ser instaladas en estos vehículos. 

La culpa no era de Tesla, pero no dejaba de ser un tema preocupante. Ahora la célebre firma automovilística es de nuevo noticia porque, según han publicado diversos medios norteamericanos, la fiscalía de California ha presentado dos cargos de homicidio involuntario contra  Kevin George Aziz Riad , el conductor de un Tesla que se saltó un semáforo en rojo y se estrelló contra otro coche. Como consecuencia del accidente, acaecido en diciembre de 2019, fallecieron dos personas.

Su Tesla Model S  ignoró la señal cuando iba en modo de piloto automático, es decir, mediante conducción automatizada. El accidente ocurrió en el barrio de Gardena, en Los Angeles y el otro coche involucrado en el accidente era un Honda Civic. Los dos pasajeros que viajaban en este coche murieron, y Riad y su copiloto fueron hospitalizados con heridas leves. 

Riad quedó libre bajo fianza. Los cargos se presentaron el pasado mes de octubre por parte de la Fiscalía, pero la noticia no se ha conocido hasta ahora. El hecho de que la función de piloto automático estuviera activada, no exime de responsabilidad al conductor, que siempre es el responsable cuando está detrás del volante, según han manifestado fuentes cercanas a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE UU.

 Expertos en ética y tecnología ya auguraron las disyuntivas legales que podrían plantearse cuando comenzó a hablarse de la conducción automática hace algunos años. 

Las autoridades de Tráfico estadounidenses, preocupadas por el uso de la conducción en automático y la distracción de los conductores

De hecho, dos familiares de las víctimas, Gilberto Alcázar López y María Guadalupe Nieves-López, han demandado a Tesla, y sostienen que vende vehículos defectuosos capaces de acelerar repentinamente sin un sistema de frenado de emergencia automático efectivo.  En una causa separada, han demandado a Riad por negligencia. Según  Bryant Walker Smith, codirector del Proyecto sobre Derecho y Movilidad de la Universidad de Michigan, y profesor de Leyes en la Universidad de Carolina del Norte , Tesla puede ser considerada "culpable penal, civil o moralmente", si se dictamina que ha utilizado una tecnología peligrosa en el vehículo, informa Usa Today. 

Tesla ha contraatacado. Advierte a sus clientes que ni el piloto automático ni su nuevo y sofisticado sistema de conducción completamente autónoma son capaces de navegar por la carretera sin intervención humana y espera que los conductores presten la atención debida aunque tengan el piloto automático activado. El problema es que el “Full Self-Driving" de Tesla está siendo probado constantemente por cientos de propietarios de coches de la marca en las carreteras de Estados  Unidos. 

 

 

Archivado en: