Crisis de los microchips: caen las matriculaciones un 20% y se dispara el mercado de los coches antiguos

Los largos tiempos de espera y otros factores provocan que se recurra a vehículos duros, lo más económicos y baratos  posibles, aunque sean viejos.

Guardar

Bajan las matriculaciones de coches un 20%.
Bajan las matriculaciones de coches un 20%.

Las matriculaciones de automóviles en España alcanzaron las 59.044 unidades en octubre, un 20,5% de descenso en la comparativa con las 74.228 unidades contabilizadas un año antes, según los datos  facilitados por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam). La directora de Comunicación de Anfac, Noemi Navas, apuntó que la falta de microchips y la crisis económica "siguen lastrando" las matriculaciones en España, especialmente en el canal de particulares, "mientras que la venta de vehículos de ocasión de alta antigüedad está disparada".

Existen diversos motivos que explican esta tendencia, la crisis, la obsolescencia programada que se presupone a algunos coches y que impulsa a muchos compradores a adquirir vehículos de alta gama seguros  y fiables "de los que duran toda la vida", aunque gasten más, y la incertidumbre sobre la legislación que se va a aplicar a la circulación en las ciudades. En resumidas cuentas, prefieren comprar un BMW antiguo por 2.000 euros a un Megane de última generación si pueden permitirse pagar los altos precios de la gasolina. Y los jóvenes, por falta de dinero recurren, bien por esnobismo o falta de dinero, a modelos como un Panda o un  Seat Arosa a la espera de poder adquirir algo más moderno.

Los modelos eléctricos, por la dificultad de encontrar puntos de carga, los posibles  problemas de ciberseguridad y el encarecimiento de la electricidad, tampoco despiertan mucha confianza. La incertidumbre nos conduce a lo más barato y lo más seguro. Los largos tiempos de espera provocan que se recurra a vehículos duros, lo más económicos y duros posibles, aunque sean viejos. 

En los diez primeros meses de 2021, las entregas de turismos y todoterrenos se situaron en 706.998 unidades, lo que representa un incremento del 5,6% en comparación con los datos contabilizados en el ejercicio precedente.

Sólo uno de cada cinco coches que se venden es Diesel

Por canales, las ventas a clientes particulares bajaron un 18,2% mensual, con 31.066 unidades, y un 12% desde enero, con 296.387 unidades, mientras que el canal de empresa se dejó un 27,3% en octubre, con 24.249 unidades, y creció un 6,9% en lo que va de 2021, hasta 265.578 unidades

Las firmas de alquiler de vehículos adquirieron 3.729 automóviles en España en octubre, lo que supone una subida del 29,3%, al tiempo que en los diez primeros meses la subida fue del 71,6%, hasta 145.033 unidades.

"El desabastecimiento de vehículos por la crisis de los microprocesadores que está golpeando a la industria desde hace meses sigue explicando el nivel de matriculaciones tan bajo que registra el mercado automovilístico", afirmó, por su parte, el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales.

Además, Tania Puche, directora de Comunicación de Ganvam, señaló que la crisis de los chips provoca que las entregas de los pedidos que tramitan las redes de distribución se prolonguen hasta los seis u ocho meses de media.

 

En octubre, solo el 17,6% de las matriculaciones de automóviles en España correspondió a un modelo diésel, mientras que el 40,3% del mercado tenía motor de gasolina y el 42,1% restante, siendo la tecnología más demandada, era de energías alternativas.

Los automóviles de gasolina coparon el 46,4% del mercado español en los diez primeros meses del año, por delante de las energías alternativas, con un 33,7%, y de los vehículos diésel, que representaron el 19,9% del total.

En  el pasado mes de octubre, los datos indican que las emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de los modelos comercializados en el mercado español fueron de 120 gramos por kilómetro recorrido, lo que supone una disminución del 7,8% respecto al año pasado.