¿Eres de los que no quieren copia cuando pagas con tarjeta? Ojo a lo que dice el Banco de España

Decirle que "no hace falta" al vendedor que te ofrece una copia tras pagar con la tarjeta por el datáfono puede tener graves consecuencias. Y si pides el resguardo, guárdalo.

Guardar

No pedir la "copia" del pago mediante datafono puede ser un problema
No pedir la "copia" del pago mediante datafono puede ser un problema

Un altísimo porcentaje de personas no pide ni quiere copia del resguardo del datáfono tras efectuar una operación con tarjeta de crédito. Los motivos y argumentos son variados: "¿Para qué quiero tanto papelucho?", "se va a borrar con el paso del tiempo", "con el ticket de compra me sobra", "se deteriora el medio ambiente".

Los dependientes y dependientas preguntan casi siempre si vamos a querer copia, y nosotros la rechazamos sin darnos cuenta de que podemos estar sembrando la semilla de una pequeña o gran tragedia, según el dinero que perdamos y cómo sea nuestra situación económica. El Banco de España ha advertido que el término “copia” no responde a la  realidad, ya que es el resguardo del terminal de punto de venta (TPV) con los detalles del pago.

“Tal vez digas que no y probablemente esta es una buena decisión; no lo necesitas y, además, así proteges el medio ambiente”, señala el propio Banco de España, pero si es esta tu decisión, muy respetable, te recomiendan hacer algo antes rehusar el comprobante: “Asegúrate de que te han cobrado la cantidad adecuada y que figura así en la pantalla del TPV”.

El propio organismo, según informa Huffington Post,  admite que esto, que debería ser algo obvio porque se trata de comprobar lo que pagas, no siempre se hace. Especialmente ahora, que tras la pandemia, la inmensa mayoría de la población se ha acostumbrado a los pagos contactless, muy rápidos y a los que a veces no prestamos la atención que poníamos en los pagos con clave.

“Puede que a veces actúes de forma automática y ni mires lo que te cobran”, alerta el Banco de España, que nos recuerda  que los pagos contactless en los que no se solicita el PIN están limitados actualmente hasta 50 euros, de manera que si teclean un importe superior necesariamente te pedirán la clave y tendrás que mirar el terminal. Añaden, que, de todos modos, incluso hasta esa cantidad, pueden producirse errores complicados de solucionar. 

“En todo caso, hasta esa cantidad, puede producirse un error que siempre es pesado resolver”, subraya. No olvidemos que hay casos en los que, incluso con el pin de cuatro dígitos, hay personas que han pagado importes muy superiores sin darse cuenta, y sin que mediara la mala fé del dependiente. 

Archivado en: