Robo de coches: de los favoritos de los ladrones a qué hacer para que no te suceda

Analizamos los últimos datos y estudios publicados al respecto, y también ofrecemos unos consejos para reducir el riesgo de sufrirlos.

Guardar

Imagen recurso de un ladrón robando un coche
Imagen recurso de un ladrón robando un coche

En España se roban alrededor de 100 vehículos cada día, según datos del Ministerio del Interior que indican que las Comunidades Autónomas más afectadas por este delito son la Comunidad de Madrid, Cataluña y Andalucía.

No obstante, los conductores españoles tienen bastantes menos probabilidades de que les roben su coche que los ciudadanos de muchos otros países europeos. Así se desprende de un estudio reciente elaborado por la aseguradora británica Confused.com, que ha comparado los informes de robos de automóviles de 35 países europeos recopilados entre 2011 y 2019.

¿En qué países de Europa se roban más coches?

Cabe señalar que el estudio ha calculado la frecuencia de hurtos en relación al número de habitantes (hurtos por cada 100.000 habitantes), y no en función del número de vehículos. Según Destatis, una media de 569 por cada 1.000 personas de la UE posee un coche (desde 2019). Sin embargo, en algunos países de la UE este promedio es significativamente más bajo, apunta Hag Magazine.

Italia, con 60,1 millones de habitantes (14 millones más que en España), tiene la tasa de robos más alta de Europa con un promedio de 276 robados al año por cada 100.000 habitantes y de 455 al día. La República Checa ocupa la segunda posición, con 274 robos de media al año y 79 al día, y el pódium lo completa Suecia (266/72). Francia, con 66,3 millones de habitantes (20 más que España), es el cuarto país donde más coches se sustraen al año (261 por cada 100.000 personas), pero también el que presenta el índice de robos diarios más alto, 474.

España se sitúa en la zona media de la clasificación, en la posición 17ª, con 79 sustracciones al año por cada 100.000 habitantes y una media de 101 robos cada 24 horas, que coinciden con lo indicado por el Ministerio del Interior.

El menor número de robos de automóviles lo registra Dinamarca, con solo 5 al año por cada 100.000 habitantes, y le siguen Rumania, con 14, y Liechtenstein y Croacia, ambos con una media de 22.

Los países europeos con las tasas de robo de vehículos más altas - Estudio Confused.com
Los países europeos con las tasas de robo de vehículos más altas - Estudio Confused.com

"Desafortunadamente, el robo de automóviles ocurre todos los días en toda Europa. Por lo tanto, es importante que nos aseguremos de que nuestros automóviles estén seguros. Al proteger nuestros automóviles con medidas de seguridad efectivas, como bloqueos del volante y alarmas, podemos disminuir el riesgo de robo y la potencial denuncia que puede sobrevenir" , declaró Alex Kindred, experto en seguros de automóviles en Confused.com, durante la presentación del estudio.

"Una de nuestras principales recomendaciones es tener grabado el número de identificación del vehículo (VIN) de su automóvil en cada una de las ventanas, ya que esto significa que los ladrones tendrán que pagar para reemplazar el vidrio. Además, cuando estacione su automóvil, déjelo con la marcha puesta y con las ruedas giradas hacia la acera. Esto hace que sea más difícil para los ladrones remolcar su vehículo. Tomar estas medidas no solo reducirá el riesgo de que su automóvil sea robado, sino que también podría ayudar a mantener bajos los costos de su seguro de automóvil", agregó Alex Kindred.

¿Cuáles son los coches más robados en España?

El último estudio que ha tratado de responder a esta pregunta data de 2019 y fue elaborado por Estamos Seguros (iniciativa divulgación de la patronal del seguro UNESPA) y por Centro Zaragoza (Instituto de Investigación sobre vehículos, S.A.). Sus conclusiones se recogen en el informe "Los robos en automóviles españoles en 2019" y revelan que los coches superventas veteranos son los más codiciados por los ladrones.

El modelo de coche más robado en España aquel año fue el Seat Ibiza (con el 4,22% de percances de robo, seguido del Seat Leon (3,61%), Volkswagen Golf (3,47%), el Ford Focus (3,36%) y el BMW Serie 3 (2,72%). El top-10 lo completan otros clásicos de las carreteras españolas como son el Citroën Xsara (2,50%), el Peugeot 206 (2,46%), el Ford Fiesta (2,03%), el Renault Mégane (2,02%) y el Opel Astra (1,82%) Y la lista continúa con el Citroën-C3 (1,72%), Renault Clio (1,60%), Volkswagen Polo (1,56%), Citroën-C4 (1,47%) y Nissan Qashqai (1,72%).

"La información sugiere con claridad que la antigüedad del vehículo es un aliciente. Es decir, cuánto más antiguo es un vehículo más probabilidades tiene de que sea objeto de un robo", señala el informe, que apunta los ladrones se decantan por ellos para venderlos por piezas para reparaciones.

De acuerdo con este estudio, seis de cada 10 percances de robo que se produjeron en 2019 estuvieron protagonizados por vehículos que tenían entre 11 y 25 años, los más propensos a necesitar un recambio. La incidencia de los robos entre los llamados "vehículos viejos" también fue superior a su peso relativo en el conjunto del parque móvil nacional (57%).

Por su parte, los vehículos más jóvenes, aquellos con menos de cinco años desde su matriculación, sufrieron un 18% de los robos. Esta magnitud fue algo inferior a su representatividad (19%) entre todos los vehículos del país, un dato del que Unespa comentó que, como es lógico, inciden las mejoras en sistemas antirrobo que introducen los fabricantes en los nuevos más recientes.

Consejos para reducir el riesgo de robo de vehículos

LoJack España, una empresa especializada en la recuperación de vehículos robados, advirtió el pasado verano que la época estival es la estación en la que más robos de coches se producen y que los ladrones los pueden llevar a cabo en cuestión de segundos.

"Desde hace algunos años, a las técnicas más tradicionales de sustracción de vehículos se han sumado los métodos de alta tecnología, con dispositivos de última generación capaces de forzar un coche y ponerlo en marcha en menos de 60 segundos".

Para ayudar a reducir el riesgo de robo de vehículos, LoJack España ofreció este decálogo de consejos y sugerencias:

1. No dejar el coche en marcha con las llaves puestas: ni siquiera durante unos segundos (por ejemplo, mientras se aparca en doble fila), esto es fundamental para evitar el robo ya que los delincuentes están muy atentos a estos despistes.

2. Aunque haga calor, es preciso cerrar las ventanas y el techo antes de salir del coche: ahora que llega el verano, esta práctica es muy importante, pero incluso un pequeño hueco puede ayudar para los ladrones, que sólo necesitan unos centímetros para abrir una puerta, entrar en el coche, arrancar el motor y marcharse.

3. Nunca se debe dejar el coche en zonas de aparcamiento aisladas por la noche: este tipo de espacios suelen estar completamente desprotegidos y rara vez hay personas para alertar sobre un intento de robo. Son lugares perfectos para la actividad delictiva debido a la total tranquilidad y aislamiento con poca presencia humana.

4. Aunque no se utilice el coche a diario, sobre todo en verano, hay que asegurarse de que está aparcado donde se ha dejado cada día: Denunciar el robo de un coche lo antes posible aumenta las posibilidades de encontrarlo, especialmente si está equipado con un dispositivo de detección de alta tecnología. Según las estadísticas de LoJack, las posibilidades de encontrar su coche después de 48 horas se reducen drásticamente.

5. Se debe observar cuidadosamente el lugar de aparcamiento: si en el suelo se encuentran restos de vidrio, es sinónimo de una zona con riesgo de robo o vandalismo.

6. No aparcar siempre en el mismo lugar: los hábitos dan al ladrón una forma de organizar mejor el robo.

7. Cuidado con las posibles estafas: los ladrones recurren cada vez más a una estratagema como un falso accidente (fingiendo algún percance en la carretera o incluso una colisión menor) para obligar a los conductores a detenerse, bajarse del coche y robarlo.

8. Atención al cerrar el coche: cuando uno está en una estación de servicio de la autopista o en el aparcamiento de un centro comercial y cierra el coche a distancia con una llave inteligente, hay que comprobar siempre manualmente que las puertas se han cerrado. Un delincuente al acecho podría haber interferido la señal con un inhibidor y luego entrar en el vehículo sin ser interrumpido para aprovecharse de la parada.

9. Proteger el coche con un sistema antirrobo pero, sobre todo, con uno de alta tecnología: el primero puede disuadir a los ladrones que no tienen conocimientos tecnológicos, el segundo (si es eficaz) puede resultar mucho más efectivo en caso de robo. Un sistema de radiofrecuencia (que no se puede blindar y está activo incluso en situaciones críticas, como en el interior de contenedores o en garajes subterráneos) aumenta significativamente las posibilidades de recuperar el coche robado.

10. Proteger la llave del coche: para evitar cualquier tipo de riesgo de clonación de las nuevas llaves tarjeta e impedir el cada vez más popular método de robo "relay attack", por el que los ladrones utilizan repetidores de radiofrecuencia para reproducir la comunicación entre el coche y su llave, incluso cuando está lejos, es imprescindible utilizar un "protector de tarjetas".