El desesperante momento en que una profesora salva a un niño de morir ahogado en clase

Es la pesadilla de cualquier padre. Que su hijo se ahogue por que se le atragante con algún objeto o alimento. La maestra conocía la Maniobra de Heimlich.

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

https://youtu.be/p6fGwKUL-Yw

Ha ocurrido en Nueva Jersey, Estados Unidos. Un niño intentó intentó quitarle el tapón a una botella de agua por las bravas, con la boca, y de repente se dio cuenta de que apenas podía respirar. El tapón se quedó en medio de su garganta. El niño intentó solucionar el problema por si mismo, e incluso tuvo fuerzas para alejarse del resto de sus compañeros por no montar el espectáculo delante de ellos. Cuando se dio cuenta de que ya casi no tenía aire y se ahogaba sin remisión pidió ayuda a su profesora, quien intervino con una rapidez y determinación que le salvó la vida.

La profesora practicó con él la denominada maniobra de Heimlich, lo que hay que hacer en estos casos. Gracias a ella, el niño pudo expulsar el plástico que estaba obstruyendo sus vías respiratorias. El hecho fue grabado por las cámaras de seguridad de la clase, dentro del colegio East Orange Community Charter. La escuela ha cedido las imágenes, que se han hecho virales en internet, para que contribuyan a salvar otras vidas. 

En el vídeo se ve cómo el pequeño Robert y su maestra, JaNiece Jenkins, interactua. “Corrió hacia mí y no podía hablar. Se señalaba la garganta”, ha manifestado la maestra, quien al principio pensó que se trataba de alguna molestia temporal, pero no tardó en darse cuenta de que su intervención era urgente:  "le realicé la maniobra de Heimlich. Afortunadamente, salió disparada la tapa y él estaba bien”. Lo ocurrido ha demostrado la importancia de que el personal docente tenga formación en primeros auxilios, como esta profesora, que había seguido un curso.  La profesora se dio cuenta de la delgada línea que puede separar la vida de la muerte, apenas un segundo a la hora de reaccionar hubiera sido fatal: “Cuando todo pasó, me sentí tranquila al ver que Robert estaba bien. Pero entonces medité: ‘Ay Dios, ¿esto realmente acaba de pasar?’”.

El hecho ha tenido tanta trascendencia que un congresista ha felicitado incluso a la maestra en su cuenta de Twitter: “¡Quiero elogiar a JaNiece Jenkins. Cuando un estudiante comenzó a ahogarse, ella realizó la maniobra de Heimlich de inmediato y salvó una vida. ¡Jenkins es una verdadera héroe de la comunidad!”. Además, será premiada y proclamada por el congresista y el alcalde de East Orange, Ted Green, según WCBS.

Instrucciones para realizar la maniobra de Heimlich e impedir que alguien muera ahogado por atragantamiento

Por su interés incluimos una explicación de cómo se debe hacer la maniobra de Heimlich, extraída de la web MSD, es importante saber que no está recomendada para niños menores de un año, que requieren otro tipo de medidas. 

  • El rescatador debe pararse directamente detrás de la persona que se asfixia y rodear su tronco con los brazos. Se debe cerrar un puño y colocarlo a mitad de camino entre el ombligo y la apófisis xifoides. Se debe cubrir el puño con la otra mano (véase figura Compresiones abdominales con la víctima en posición de pie o sentada).

  • Aplique un impulso firme hacia adentro y hacia arriba tirando con ambos brazos hacia atrás y hacia arriba.

  • Repita las compresiones de 6 a 10 veces según sea necesario.

  • Continúe hasta que se elimine la obstrucción o sea posible un manejo avanzado de la vía aérea.

  • Si la persona pierde el conocimiento, comience la reanimación cardiopulmonar.

Cuidados posteriores

  • Transportar al paciente a un departamento de emergencia tan pronto como sea posible, incluso después de la eliminación exitosa de la obstrucción de la vía aérea y la reanudación de la respiración normal.

Advertencias y errores comunes

  • La maniobra de Heimlich no debe intentarse si la persona  puede hablar, toser con fuerza o respirar adecuadamente.

  • En pacientes con obesidad y mujeres en la fase final del embarazo, se usan compresiones torácicas en lugar de abdominales.

Es importante determinar cuando hay que actuar: 

  • Se deben buscar signos como incapacidad para hablar, toser o respirar adecuadamente.

  • Busque las manos que se agarran a la garganta, que es la señal universal de socorro de la obstrucción grave de las vías aéreas.

  • Pregunte: "¿Se está ahogando?" Si la persona que se está asfixiando asiente con la cabeza y parece decir que sí, pero no puede hablar, toser ni respirar adecuadamente, ello indica una obstrucción grave de la vía aérea y la necesidad de asistencia.

Archivado en: