Telefónica instala 500 desfibriladores monitorizados en los aeropuertos de Aena

Guardar

Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona - El Prat (Foto Telefónica)
Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona - El Prat (Foto Telefónica)

Telefónica Empresas ha anunciado que está instalando 500 nuevos desfibriladores en los aeropuertos españoles gestionados por Aena, que estarán monitorizados con tecnología móvil y transferirán la llamada a los servicios de emergencia aeroportuarios.

Según ha explicado la compañía, el protocolo de uso del dispositivo facilitará una evaluación inicial del estado de la víctima y, solo en el caso de que se produzca una parada cardiorrespiratoria, se procederá a la descarga eléctrica necesaria para poder subsanar dicha parada. Telefónica también tendrá a su cargo el mantenimiento integral de los desfibriladores para que estén siempre disponibles.

Objetivo: reducir los fallecimientos por muerte súbita cardiaca

De esta forma, la empresa de telecomunicaciones traslada los beneficios del Internet de las Cosas (IoT) y la sensorización al ámbito de la prevención y la salud para reducir el número de fallecimientos por paro cardiaco mediante un servicio basado en el acceso público a la desfibrilación.

Asimismo, esta iniciativa forma parte de un proyecto demayor envergadura acometido en España por las administraciones públicas parahacer frente a la muerte súbita cardiaca, una alteración que solamente se puederevertir si se dispone de un desfibrilador y que produce 30.000 fallecimientosal año en España.

"La dificultad para acceder en tan poco tiempo a un desfibrilador explica que sólo sobreviva un 5% de las víctimas de muerte súbita", afirman fuentes de Telefónica, que igualmente señalan que la parada cardiaca solo se puede revertir si se aplica una descarga eléctrica entre los 3 y 9 minutos siguientes al inicio de los síntomas. "Cada minuto que pasa, las posibilidades de sobrevivir descienden entre un 7 y un 10%".

El acuerdo entre ambas compañías contempla la renovación dedispositivos y la ampliación de los existentes. Además, incluye la instalaciónde desfibriladores semiautomáticos en algunos aeropuertos de aviación generalque no disponían de dispositivos y la formación al personal no sanitario paraque puedan utilizarlos en caso de necesidad. La monitorización y gestión de lared de desfibriladores se realizará desde el Centro de Operaciones Digitales(DOC), ubicado en la calle Julián Camarillo de Madrid.