• Home /

  • Tecnología /

  • Abren la posibilidad de recuperar la vista gracias a la tecnología 3D con una córnea impresa

Abren la posibilidad de recuperar la vista gracias a la tecnología 3D con una córnea impresa

Unos investigdores indios han realizado el primer trasplante de córnea exitoso en un conejo y afirman que están en condiciones de realizar esa misma acción en personas.

Pedro Fernaud

Periodista

Guardar

Un grupo de científicos indios ha elaborado una córnea en 3 D y la ha trasplantado con éxito a un conejo. Imagen de Ryan Braxton para Pexels
Un grupo de científicos indios ha elaborado una córnea en 3 D y la ha trasplantado con éxito a un conejo. Imagen de Ryan Braxton para Pexels

El futuro ya está aquí. Un grupo de investigadores indios han desarrollado la primera córnea impresa en tres dimensiones del país asiático. El descubrimiento puede representar un avance formidable en la salud ocular de miles personas, de manera que podría revolucionar el tratamiento de enfermedades como el queratocono. Esta dolencia se produce cuando la córnea (la superficie frontal transparente y en forma de cúpula del ojo) se hace más fina, de manera que gradualmente sobresale en forma de cono. Una córnea en ese estado provoca visión borrosa y puede producir sensibilidad a la luz y al resplandor.

El valor de la córnea es crucial para nuestra vista, ya que es la capa externa del ojo. Es transparente y tiene la forma de una cúpula. La córnea contribuye a proteger el ojo de gérmenes, polvo y otros materiales dañinos. También permite al ojo a enfocar, acción esencial para articular la vista: esta acción clave de nuestra percepción cotidiana, que nos posibilita captar e interpretar información visual sobre luz, color, forma, distancia, posición o movimiento. Su órgano receptor es el globo ocular (ojo) y se encuentra alojado en las cavidades orbitarias. De ahí que nos parezca relevante detallar las claves de este logro en esta noticia. 

Un avance que pone de relieve las posibilidades de la cooperación científica

Este avance representa un buen ejemplo de cómo el trabajo en equipo en el ámbito científico está posibilitando que crezcan la cantidad y la calidad de los avances médicos. El caso es que, gracias a la sinergia desarrollada por los investigadores del Instituto Oftalmológico L V Prasad, el Instituto Indio de Tecnología de Hyderabad y el Centro de Biología Celular y Molecular de ese país asiático, se ha podido desarrollar una membrana impresa en 3D a partir de tejido corneal de un donante humano, que ha sido trasplantado exitosamente al ojo de un conejo.

Según relata la agencia de noticias Press Trust of India, este proyecto se ha desarrollado de forma autóctona gracias a la financiación gubernamental y filantrópica del país cuna de numerosas religiones relevantes en el mundo, como el budismo o el hinduismo. Esta primera córnea impresa en tres dimensiones desarrollada en la India es un producto completamente natural, que no contiene componentes sintéticos, está libre de residuos animales y es segura para su uso en pacientes humanos

Aplicaciones a medio plazo de esa córnea 3-D y claves de su posible alta aceptación 

Para contextualizar el avance que representa este hito científico, resulta pertinente citar las declaraciones del Doctor Sayan Basu y el Doctor Vivken Singh, investigadores principales de LVPEI, en las que dimensionan con claridad lo que representa este logro. “Esta es la primera córnea humana impresa en 3D que resulta óptica y físicamente adecuada para desarrollar el trasplante de córnea”. Al tiempo que detallan algunos de los porqués de este éxito: “La tinta biológica empleada para elaborar esta córnea impresa en 3D puede salvar la vista de muchas personas. Por ejemplo, la del personal del ejército de nuestro país. Esta tinta biológica permite sellar la perforación de la córnea y prevenir la infección derivada de las lesiones ligadas con acciones bélicas o que sufren personas en un área remota sin instalaciones de atención oftalmológica terciaria”.

Los doctores Basu y Singh también ponen en valor el hecho de que esa córnea en 3-D haya sido confeccionada de manera íntegra con tecnología, lo que disipará posibles dudas de carácter cultural o religioso de posibles beneficiarios de este avance: “Aunque los sustitutos de la córnea se están investigando activamente en todo el mundo, son de origen animal o sintéticos. Como botón de muestra, se puede mencionar que los productos derivados de cerdos o animales no son adecuados para la India y la mayor parte del mundo en desarrollo, debido a problemas vinculados con la responsabilidad social y religiosa”.

En esa vertiente, para evitar algunos de los problemas culturales y religiosos que rodean el uso de ciertas células animales en los implantes oculares, los investigadores han sustentado los suyos en tejidos de donantes humanos. Concretamente, han utilizado una matriz de tejido corneal descelularizado y células madre extraídas del ojo humano, de manera que, gracias a esas aportaciones, el equipo ha desarrollado un hidrogel biométrico para favorecer ese primer trasplante de córnea en animales. 

 

Archivado en: