Cinco pilares de las nuevas experiencias de usuario e interfaces

Los desarrolladores web han de proporcionar a los usuarios tecnologías más inteligentes, amigables y conectadas entre sí que faciliten la vida a las personas.

Guardar

Interfaz de usuario de un teléfono móvil (Foto: Servimedia)
Interfaz de usuario de un teléfono móvil (Foto: Servimedia)

La publicidad y el marketing avanzan hacia un futuro que se prevé muy distinto del actual, por lo que diferenciarse y trabajar para conseguir una experiencia de usuario digital satisfactoria es esencial si las compañías quieren alcanzar el éxito en sus plataformas digitales, ya sea un e-commerce, una plataforma de monitorización o una página web informativa.

A lo largo de este progreso surgirán nuevas innovaciones que revolucionarán la forma en la que las personas se comunican e interactúan con la tecnología y los entornos digitales.

En este sentido, los desarrolladores web han de proporcionar a los usuarios tecnologías más inteligentes, amigables y conectadas entre sí que faciliten la vida a las personas.

Minsait Xtudio, la unidad de Innovación y Diseño de Experiencias recientemente lanzada por Minsait, revisa las 5 claves de estas nuevas experiencias de usuario e interfaces.

Intuición y adaptación

Proveer al cliente de una interfaz sencilla e intuitiva, con una interacción optimizada y estandarizada, que esté alineada con los patrones de su comportamiento.

Para ello, es imprescindible diseñar el producto a través de la investigación, los datos y la validación continua de los usuarios, además de tener un profundo conocimiento de las emociones y necesidades de todas las partes implicadas, desde el negocio, la tecnología hasta el cliente final.

Personalizar es conectar

Para ofrecer al usuario una propuesta de valor de calidad, hemos de disponer de información y operativas personalizadas para cada cliente según sus preferencias e histórico de uso de la plataforma. Después, recoger y analizar su feedback para aplicar mejoras en la experiencia.

Se trata así de ofrecer al usuario experiencias diferenciadas y memorables que conecten directamente con la empresa.

Centrar el foco en el usuario

El usuario es lo más importante para acertar en lo que ofrecerle. Por tanto, diseñar un espacio adaptado a sus necesidades, con flujos centralizados y personalizados optimiza los flujos de gestión de información, lo que conlleva beneficios directos para la compañía y el usuario.

Proactividad

Además, anticipar la información al cliente a través de alertas y notificaciones optimiza las actividades de autogestión y perfecciona los objetivos de mejora de la experiencia de cliente. La idea es ofrecer al usuario justo lo que necesita cuando lo necesita.

Además, diferenciar claramente los contenidos informativos de los funcionales, permitir la consulta de forma ágil y las operaciones dentro de un entorno fiable y seguro.

Medición

Para mantener y poder mejorar la experiencia del usuario, también es imprescindible definir unos KPI's de negocio que permitan cuantificar y monetizar los impactos en el negocio. La optimización de los flujos con objetivos de conversión, el testing A/B y multivariante son la clave.

Todas estas premisas pasan por compañías como Minsait Xtudio, que facilitan el acceso de las empresas a entornos de investigación, pensamiento e ideación disruptiva, resolviendo los desafíos de la innovación desde una mirada humanista, creativa y disruptiva.

Su equipo especializado en diseño de nuevas interfaces digitales, contenidos transmedia, realidad virtual y experiencias inmersivas evoluciona las capacidades de diseño e innovación centrados en el cliente final, lo que lleva directamente a diseñar experiencias de usuario diferenciales y memorables.

Archivado en: