Claves para que tu CV no sea descartado por los algoritmos de contratación

Los programas de contratación predictiva pueden descartar a candidatos válidos, pero hay aspectos que pueden ayudar a pasar su cribado.

Guardar

Imagen ilustrativa de una entrevista para un proceso de contratación
Imagen ilustrativa de una entrevista para un proceso de contratación

Internet está plagado de algoritmos diferentes con funciones distintas que condicionan mucho nuestras vidas, también más allá de la red. Un claro ejemplo de ello son los programas de contratación predictiva, tecnologías de inteligencia artificial diseñadas para agilizar los procesos de selección de personal aplicando de manera automática ciertos criterios predeterminados en función de las características del puesto de trabajo.

Estas herramientas son conocidas como ATS (Applicant Tracking System) y cada vez son más las compañías que recurren a ellas al permitirles una mayor eficacia y agilidad en sus procesos de selección así como la posibilidad de ahorrar dinero. Sin embargo, también pueden jugar en su contra ya que estos algoritmos presentan limitaciones que pueden desembocar en la eliminación de candidatos válidos por cuestiones más técnicas que profesionales.

Pasar los filtros de estos sistemas de IA no es tarea fácil y en Estados Unidos habrían excluido a más de 10 millones de personas de procesos de selección, según un estudio de Harvard Business School publicado el pasado mes de septiembre. No obstante, hay varios aspectos que los algoritmos valoran positivamente y que se deben tener en cuenta a la hora de redactar el currículum para pasar su cribado y llegar así a los reclutadores de personal.

Claves para elaborar un CV que se ajuste a los algoritmos de contratación

Avanza Previsión, entidad aseguradora perteneciente al Grupo Mutualidad de la Abogacía, ha analizado cuáles son las claves necesarias para elaborar un CV compatible con los actuales algoritmos de contratación. A continuación los repasamos siguiendo su información:

Utilización de palabras clave: Muchas empresas emplean palabras clave para realizar la búsqueda de candidatos en portales de trabajo y los algoritmos las ponderan de acuerdo con los requisitos del puesto de trabajo, no buscando una descripción general. Por ello, es fundamental usar palabras que correspondan y encajen perfectamente con el trabajo al que se aspira, así como detallar cada una de nuestras experiencias en cada uno de los ámbitos profesionales. También es importante evitar las generalidades siendo concreto y específico y tratar de utilizar el mismo lenguaje que se menciona en la descripción de trabajo, en el contexto adecuado.

Experiencia: Destacar las habilidades y responsabilidades desarrolladas en roles anteriores, usando títulos estándar para los puestos clave y concretando las áreas desempeñadas con el fin de asegurarnos de que nuestro perfil sea seleccionado por los algoritmos de contratación.

Fortalezas: Mencionar 5 o 6 grandes logros que hayamos conseguido, resaltando brevemente los retos a los que tuvimos que enfrentarnos, las estrategias que pusimos en marcha (también como parte de un equipo) y los objetivos alcanzados. Así, mostraremos nuestra capacidad para resolver problemas.

Soft skills (habilidades blancas): Además de las habilidades para la resolución de problemas, a menudo también marcan la diferencia las habilidades comunicativas, de trabajo en equipo, de liderazgo y de inteligencia emocional. Remarcar las cualidades que se poseen en estos aspectos sumará puntos a la hora de la selección.

Incluir hipervínculos: Cuanto mayor es el contexto y la información proporcionada, mayores serán las oportunidades de los algoritmos de encontrar un perfil adecuado. No importa si se trata de un perfil junior o sénior, lo importante es que el CV refleje todos los logros, aptitudes y habilidades, y es de gran valor incluir hipervínculos de proyectos, blogs personales, artículos redactados o perfiles de redes sociales profesionales.

A la hora de elaborar un CV que pase los filtros de los algoritmos también es fundamental algo tan básico como utilizar un diseño simple y minimalista, que evite la inclusión de elementos como imágenes, gráficos o tablas, que sea fácil de leer y "descifrable" por el sistema e, idealmente, que utilice el formato Word ya que en algunos sistemas ATS no funcionan los CV en formato PDF.

¿Y debemos incluir nuestra propia foto? Esta es una de las dudas sin resolver que rodea los CV, al menos en España, donde no existe ninguna ley que lo regule y cada cual es libre de incluirla o no. No obstante, existen procesos de selección en los que la foto personal es un requerimiento expreso de las empresas, pudiendo excluir a los candidatos que no la faciliten. Además, un nuevo estudio de Passport-Photo.online ha analizado la influencia de la foto de perfil de LinkedIn en la capacidad de contratación y ha concluido que es determinante, ya que puede marcar la diferencia a la hora de ser contactado por una empresa o no. De hecho, sus resultados muestran que el 88% de los empresarios admite que es probable que descarte un perfil sin foto y que el 87% de los reclutadores de LinkedIn consideran que la profesionalidad de una foto de perfil es un factor crítico de clasificación.