Solo un 10% de empresas españolas está aprovechando el potencial de la nube

Un informe realizado por Minsait recoge que la principal barrera de las compañías españolas para dar ese paso es la falta de capacidad.

Alberto Payo

Periodista

Guardar

Un 50% de las organizaciones españolas no ha definido planes de gobierno Cloud.
Un 50% de las organizaciones españolas no ha definido planes de gobierno Cloud.

Únicamente una de cada diez compañías de nuestro país está sacando partido al cloud. Esta sería la principal conclusión de un estudio presentado en Madrid por Minsait, filial de Indra. En esta edición del Informe Ascendant Madurez Digital 2022 la firma ha querido centrarse en la modernización y el crecimiento a través de la nube. 

Para elaborar su estudio, Minsait ha encuestado a 103 compañías pertenecientes a 10 sectores: administraciones públicas, consumo, banca, industria, medios de comunicación, seguros, construcción, energía, telco y otras entidades financieras. Se han centrado en cinco ámbitos críticos: comercial, core, operaciones en tiempo real, corporativos, ecosistemas de datos y puestos de trabajo.

De las empresas participantes el 20% ha mostrado un crecimiento anual en servicios cloud y digitalización, mientras ha sufrido una caída del 5% en servicios tradicionales. Además, un 80% apuesta por ganar flexibilidad estratégica y operativa en un contexto cambiante. Hay un 59% que busca nuevas funcionalidades de los sistemas operativos. 

Desde Minsait indican cómo las empresas se están enfrentando a un entorno que cada vez es más cambiante y abrazan la transformación tecnológica para transformar el negocio. 

Luis Abril, consejero ejecutivo de Indra y director general de Minsait.
Luis Abril, consejero ejecutivo de Indra y director general de Minsait.

Para un 81% la principal motivación de las organizaciones es la mayor agilidad ante un contexto cambiante. Un 59% cita como motivación la adopción de funcionalidades de nuevas tecnologías, como el cloud, Big Data, IA, etc. También hay un 23% que encuentra su impulso en la reducción de vendor lock o pérdida de control, un 19% que lo encuentra en el aumento de la eficiencia de costes y un 11% que lo halla en la mejora de la seguridad, regulación y cumplimiento. 

En cuanto a las principales barreras para dar ese salto, la mayoría cita la falta de capacidad o la complejidad (59%), seguida del riesgo y la dificultad de adaptación al cambio (48%). Hay otro 36% que cita la inversión contra el retorno económico y un 27% que habla del desconocimiento. 

Análisis por sectores

Silviano Andreu, director de Estrategia e Innovación de Minsait, ha destacado que los sistemas comerciales de todas las compañías están en un nivel medio-alto en cuanto a digitalización. Pero ha señalado que las telecomunicaciones y la energía son punta de lanza en operaciones en tiempo real. Aquellas industrias de las que dependen las infraestructuras críticas están siendo más reticentes a dar este salto, según el responsable. 

"La digitalización tampoco ha entrado de lleno en los sistemas de recursos humanos ni en los económico financieros. De lo que estamos hablando ahora es de modernizar y migrar todos los sistemas de forma integral a infraestructuras de nube con garantías de seguridad y soberanía del dato. Se trata de dar un paso imprescindible para cerrar el gap entre nativos digitales y jugadores tradicionales”, explica. 

Según la encuesta, pocas son las compañías que por ahora se han aventurado a modernizar íntegramente los sistemas que soportan el corazón de sus operaciones, entre otros factores, por el riesgo percibido por el cambio tan drástico que supone en la operativa y en el núcleo de sus sistemas. Así la mayoría se ha adaptado a los nuevos escenarios de forma aislada y coyuntural, no como una estrategia global de negocio. 

En última instancia, están las Administraciones públicas. Únicamente el 13% ha modernizado sus sistemas y apenas el 47% tiene entre sus prioridades el evolucionarlos. La falta de recursos humanos, la obsolescencia tecnológica o los miedos para adaptar los procesos más críticos son sus principales limitaciones.

Por lo que nos toca los medios de comunicación podemos sacar pecho. Minsait destaca que hemos dado "grandes pasos para responder a un perfil de consumo digital cada vez más exigente y donde la agilidad y los modelos de gestión del dato son claves para mantener a los consumidores". 

Principales carencias

El informe deja algunos aspectos positivos y otros que no solo son tanto. Entre los primeros están que hay un 74% de la dirección comprometida con la modernización, más de un 50% de apoyo total y más de un 40% que lo considera clave en sus planes estratégicos

En cuanto a los aspectos mejorables, Minsait habla de que hay algunas carencias fácilmente identificables entre las organizaciones españolas. La realidad es que, a día de hoy, solo el 16% de las empresas cuenta con dotación presupuestaria ad hoc para impulsar estas iniciativas, y un 46% no tiene aún líderes definidos. 

Otras relevantes son la falta de talento especializado, que reconoce un 59%, y la escasa alineación entre las áreas de negocio y tecnología, que asume un 55% de las organizaciones.

Además, hay más de un 50% que no ha definido planes de gobierno Cloud y un alarmante 57% que no tiene planes de Seguridad ni CSF.

En cuanto a la nube, solo un 34% de las empresas entrevistadas ha establecido acuerdos estratégicos a largo plazo con proveedores de nube e hiperescaladores (AWS, Microsoft y Google). Desde la filial de Indra aseguran que las nubes privadas pueden suponer grandes riesgos a nivel de ciberseguridad y que los grandes ataques se están dando, sobre todo, en organizaciones que aun utilizan ese tipo de cloud propio.