Los manchegos, los más reacios a la digitalización en la enseñanza, y los vascos, los más optimistas

La financiación de los estudios, la digitalización de la enseñanza y el futuro trabajo, lo que más preocupa a los estudiantes universitarios y de grado superior según una encuesta de Amazon

Guardar

Enseñanza digital
Enseñanza digital

Entre los aspectos que más preocupan a los estudiantes de enseñanzas no obligatorias en este nuevo curso destacan la financiación de sus estudios, la digitalización de la enseñanza y el futuro trabajo, según concluye una encuesta realizada por Beruby para Amazon.es a 3.000 estudiantes mayores de 18 años de toda España.

A la hora de cursar estudios superiores, la mayoría de los encuestados lo hace “en casa”: 7 de cada 10 estudiantes lo hace en su ciudad de residencia, y 2 de cada 10 en otra provincia. Es por eso que el 73% de los encuestados afirman que viven con sus padres, mientras que sólo el 16% comparte piso, y tan solo un 1% reside en un colegio mayor. El 10% de los encuestados afirma que vive solo.

Por regiones, los murcianos (35%), gallegos (34%) y valencianos (33%) encabezan la lista de jóvenes que estudian fuera de su ciudad de residencia, ya sea en su comunidad autónoma, otra o en el extranjero, mientras que los madrileños (82%), asturianos (74%) y cántabros (74%) son los que más estudian en su ciudad.

La enseñanza pública sigue siendo la más demandada: El 74% de los encuestados estudia en un centro subvencionado por el Estado, frente al 17% que lo hace en uno privado, y el % en un centro concertado.

 

El 86% de los matriculados en la universidad y en centros de formación superior admite contar con herramientas digitales para sus estudios, y solo el 10 % recurre exclusivamente a herramientas offline, como bibliotecas

 

La encuesta apunta que la pandemia también ha acelerado la digitalización en las aulas de los estudiantes más mayores. La mitad de los consultados (49%) cree que la digitalización ha disminuido la calidad de la enseñanza, destacando los manchegos donde casi seis de cada 10 encuestados reconocen estar de acuerdo con esta afirmación.

La otra mitad, se debate entre los que opinan que, por el contrario, ha mejorado (26%) y quienes consideran que no ha variado (22%). A este respecto, los vascos (30%) son los más optimistas, considerando que la digitalización ha contribuido en la mejora de la calidad educativa.

No obstante, una amplia mayoría (92%) opina que la tecnología es necesaria para la enseñanza por distintos motivos: abre nuevas puertas para un mejor futuro laboral, porque resulta una herramienta rápida y básica para acceder a determinados contenidos y porque mejora la comunicación con el profesorado, entre otras razones.

Pero, para 3 de cada 4 estudiantes encuestados (74%) la digitalización de la enseñanza podría ser un obstáculo, ya que no todos los alumnos tienen el mismo acceso a internet y dispositivos.

El 86% de los matriculados en la universidad y en centros de formación superior admite contar con herramientas digitales para sus estudios, y solo el 10 % recurre exclusivamente a herramientas offline, como bibliotecas.

La flexibilidad laboral se plantea como uno de los principales requisitos a la hora de buscar trabajo. Los estudiantes lo tienen claro: El 19% buscará un empleo que les permita teletrabajar al 100% de su jornada laboral, y el 29% exige que, al menos, incluya la opción de teletrabajar parcialmente en su contrato.

El 31% se decanta por el teletrabajo, pero no lo consideran una opción condicionante para aceptar un puesto de trabajo. Solo el 11% prefiere un trabajo 100% presencial.

La encuesta realizada por Beruby para Amazon también arroja que la mitad de los estudiantes (51%) tiene la convicción de que le costará encontrar un trabajo de calidad tras acabar su formación superior, frente al 26% que cree que le será fácil.

El 13% opina que incluso tendrá que irse fuera del país para encontrar un trabajo de calidad acorde con sus estudios. Por edades, los que se encuentran entre los 21 y los 24 años son los más pesimistas, ya que el 52% ve difícil su incorporación al mercado laboral.

Asimismo, la encuesta indica que, además de los costes de matriculación, el 34% invertirá entre 1000 y 2000 euros en este curso escolar, el 28% menos de 1000 euros, y el 20% más de 2000 euros. Respecto a las partidas a las que se destina este presupuesto, el 30% al transporte, el 19% a pagar piso o residencia, el 15% a comida, otro 15% a material para actividades extraescolares y el 11% a electrónica y soportes digitales.

A la pregunta de cómo financian estos gastos, el 34% de los estudiantes españoles encuestados admiten que trabajan para ello. Solo el 18% está becado, y al otro 18% lo mantienen exclusivamente sus padres. Únicamente el 1% ha solicitado un crédito para cursar sus estudios superiores.

Por comunidades autónomas, Asturias (41%), Comunidad de Madrid (40%) y Andalucía (36%) son las que acumulan mayor número de estudiantes que trabajan para sufragar sus estudios. Canarios (27%) y murcianos (23%) encabezan la lista de estudiantes que reconocen estar becados.

La crisis y la subida de precios 

El 67% afirma que la actual crisis afecta a la subida de precios. El 39% opina que el gasto es mayor que el año anterior y el 26% mayor que en los dos últimos años. Solo el 10% opina que es igual que cualquier año. El 51% opina que estudiar es caro y el 36 % muy caro, frente al 11 % que cree que es adecuado. Solo el 1% cree que estudiar es barato.

El 62% demanda más ayudas públicas para financiar los estudios, frente al 26% que opina estar conforme con la actual contribución estatal. El 22% de los estudiantes encuestados opina que las entidades privadas deberían implicarse más.

En su tiempo libre, el ‘streaming’ arrasa: el 61% de los estudiantes de grado superior escucha música, el 66% disfruta de películas y series, el 51% practica deporte, el 44% lo dedica a sus redes sociales, el 46% a leer y el 34% a jugar a videojuegos.

El uso de internet, sin fines educativos, ocupa entre 1 y 3 horas al día al 58% de los estudiantes encuestados, entre 3 y 5 horas al día al 17% y más de 5 horas al día al 8%. El 18% dedica menos de 1 hora.

A la hora de utilizar los distintos servicios y plataformas, los estudiantes tienen claro que una suscripción ‘premium’ -programa de suscripción mensual o anual que ofrece ventajas exclusivas- les permite ahorrar. Siete de cada 10 afirma estar suscrito a Amazon Prime Student, que cuesta 2,49 euros al mes, un 50% menos del precio de la suscripción Amazon Prime, y que apenas supone el precio de dos cafés o dos billetes de autobús.

La directora de Marketing para Amazon.es y Amazon.it, Ana Costí, señaló que “Prime Student fue creado exclusivamente para que los estudiantes españoles pudieran disfrutar de las mejores compras y del mejor entretenimiento. No hay ningún otro servicio donde los estudiantes puedan disfrutar de tantos productos y servicios desde el mismo lugar”.

Recordó que la suscripción a Prime Student, ofrece acceso ilimitado a Amazon Prime Video, donde encontrar los últimos títulos de películas y series. También ofrece una biblioteca de más de dos millones de canciones y cientos de ‘playlists’ con Amazon Music sin anuncios, almacenamiento de fotos ilimitado con Amazon Photos, acceso a cientos de libros, revistas, cómics, etc. con Prime Reading; acceso a Prime Gaming, que incluye ventajas y descuentos exclusivos de gaming, como contar con una suscripción gratuita a un canal de Twitch cada mes, además de envíos en 1 día e ilimitados en más de dos millones de productos y de envíos en 2 o 3 días en millones de productos más. Amazon Prime, añadió, también ofrece entregas en dos horas gratis para la compra semanal de supermercado con Amazon Fresh en distintas ciudades.

En cuanto al presupuesto destinado, el 26% de los estudiantes invierte entre 10 y 20 euros al mes a suscripciones o tarifas premium, el 25% destina hasta 10 euros al mes y el 20% no gasta nada en este tipo de servicios.

El 18% destina entre 20 y 30 euros, el 7% entre 30 y 50 euros y solo el 5% gasta más de 50 euros. Por regiones, los manchegos (11%) son los que más invierten más de 50 euros en este tipo de servicios, mientras que en el extremo se encuentran los aragoneses (33%) que reconocen no gastar nada. Tres de cada 10 vascos destina hasta 10 euros al mes, mientras que casi la mitad de los catalanes (49%) destina entre 10 y 20 euros al mes a disfrutar de suscripciones o tarifas ‘premium’.

Archivado en: