Cómo pedir las ayudas para cambiar las ventanas con las que te puedes ahorrar hasta el 50% de la obra

Solo con la mejora del aislamiento de las ventanas se puede reducir el gasto en luz en un 20%.

Guardar

 El aislamiento de las ventanas puede reducir el gasto en luz en un 20%.
El aislamiento de las ventanas puede reducir el gasto en luz en un 20%.

El ahorro energético se está convirtiendo en una prioridad en la recta final de 2022, y no solo por el alto precio de los combustibles, sino también por la conciencia ecológica. Y una forma de conseguir ambas cosas es renovando las ventanas de viviendas y oficinas.

La calefacción puede llegar a suponer el 71% de la factura de la luz, un gasto considerable. Desde la OCU estiman que solo con la mejora del aislamiento de las ventanas se puede reducir el gasto en luz en un 20%. Con un sistema de aislamiento térmico, el consumo energético puede bajarse hasta un 60% en algunos casos.

El programa de ayuda a las actuaciones de mejora de la eficiencia energética en viviendas, parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y financiado por los fondos europeos Next Generation, busca reducir al menos un 30% el consumo de energía no renovable o rebajar un mínimo de 7% el uso de sistemas de calefacción y refrigeración de 160.000 hogares españoles. Para esto, los propietarios y arrendatarios de los inmuebles pueden acceder a ayudas de hasta 3.000 euros.

Pero... ¿cómo conseguir estas ayudas? ¿Son accesibles a cualquiera? En lo que se refiere a la a la sustitución de ventanas, hay dos tipologías: la subvención directa y las deducciones fiscales. Ambas son compatibles y dependiendo de factores como el presupuesto y el alcance de la obra la ayuda pueden suponer hasta la mitad de lo invertido. Y las puede solicitar cualquier persona que quiera reformar su vivienda habitual o una casa en alquiler.

Javier Bermejo (Profine Iberia Kömmerling) afirma en ABC que la ayuda puede suponer hasta el 52% de lo invertido. En una vivienda céntrica de 80 o 90 metros cuadrados con 5 o 6 ventanas cuya sustitución puede llegar a suponer entre 4.000 y 5.000 euros el dueño puede obtener ayudas por más de la mitad de ese presupuesto, asegura.

Ayudas directas 

Sobre la subvención directa, con un buen sistema de ventanas se puede llegar a acceder a una ayuda a fondo perdido que pueda representar hasta el 40% de la inversión realizada y un máximo de 3.000 euros. La inversión mínima para acceder debe ser superior a los 1.000 euros por vivienda y no tributan en el IRPF. Estos apoyos son competencia de las comunidades autónomas y requieren la presentación de un formulario de solicitud (cada autonomía tiene el suyo); un documento acreditativo de la propiedad de la vivienda o el contrato de alquiler y un certificado de Eficiencia Energética anterior y posterior a la actuación

Además, los interesados deben aportar un certificado de empadronamiento; un presupuesto detallado; una descripción de las ventanas y justificación del cumplimiento del Código Técnico de Edificación (CTE); una declaración responsable; un plano del emplazamiento; fotografías de las fachadas; y facturas y justificantes de pago de la obra realizada.

Las peticiones se irán gestionando por orden de solicitud hasta el agotamiento de los fondos previstos, aunque si los mismos no se agotan en algunos lugares hay fecha de caducidad. En la Comunidad de Madrid finalizan el 30 de junio de 2023, en Castilla - La Mancha el 31 de diciembre de 2023, en Galicia el 31 de diciembre y en la Región de Murcia hasta el 31 de julio de 2024.

Deducciones fiscales

Respecto a las deducciones fiscales, el Real Decreto - Ley 19/2021 exige que se alcance una reducción de la demanda energética de calefacción y refrigeración de, al menos, el 7%. En este punto, el cambio de ventanas suele bastar para cumplir con este requisito aunque para acreditarlo hace falta el Certificado de Eficiencia Energética correspondiente. Si es así, la deducción en el Impuesto de la Renta puede alcanzar un 20% de lo invertido hasta un máximo de 5.000 euros. Es decir, la reducción sería de 1.000 euros.