El tanque israelí que funciona con un mando de Xbox

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

El tanque israelí que funciona con un mando de Xbox

El carro de combate, creado en la primera guerra mundial para poner fin al estancamiento derivado de la terrorífica guerra de trincheras que tuvo lugar entre la línea entre Marne y Verdu, ha evolucionado muchísimo en los últimos años. El último ejemplo, es el del tanque Carmel de Israel, descrito con todo lujo de detalles en Xataka: se controla con un mando de Xbox y el interior dispone de múltiples pantallas que muestran al artillero lo que está ocurriendo en el exterior.

Raphael, Elbit y la Industria Aeroespacial Israelí son las tres industrias que desarrollaron el tranque hace exactamente un año. El tanque precisa de dos tripulantes y basa sus capacidades en la autonomía, la inteligencia artificial y la robótica más avanzada.

Según el Ejército Israelí, el programa Carmel se inició hace exactamente unos tres años para desarrollar tecnologías innovadoras en lostanques. Se pretendía impulsar un concepto de guerra completamente innovador, fundamentado en las capacidades de maniobra autónomas y automáticas, la inteligencia artificial, las capacidades de detección muy potenciadas y la propulsión híbrida.

El combatiente en la cabina de mando ve toda la imagen de la batalla, la inteligencia, las amenazas y los objetivos, en 360 grados, en estantes cerrados, y solo debe tomar decisiones que el sistema (todavía) no sabe tomar por sí mismo.

Diseñado para soldados de 18 a 21 años

En una de las últimas ediciones del diario  Washington Post explican que el tanque ha sido diseñado "con una experiencia de usuario específica en mente": el servicio activo de la Fuerza de Defensa israelí, cuya edad oscila entre los 18 y 21 años, muy familiarizados con los videojuegos de tipo Fortnite. Y es que, como ya dijo durante las presentación del tanque hace un año, el general de brigada Gay Jason, en declaraciones recogidas por Aurora Israelí, "detectamos una intuición muy alta en los muchachos jóvenes para operar sistemas muy avanzados, siempre que los sistemas tengan capacidades autónomas muy altas e inteligencia artificial de una u otra forma”.

El cerebro del ordenador ha sido creado y entrenado usando videojuegos como "StarCraft II" o "DOOM".El resultado, explican en el Washington Post, es un 20 ó 30% mejor que los humanos a la hora de llegar del punto A al B sin ser herido.

Elbit Systems creó un prototopo tecnológico para el combatiente operado por el sistema de casco Iron Vision, basado en la tecnología que la compañía desarrolló para el avión de combate F-35.

El vehículo blindado de combate presenta un concepto de combate innovador que, en esencia, es la conducción autónoma y el uso de aplicaciones de inteligencia artificial para ejecutar procesos rápidos de toma de decisiones y destrucción de blancos.

El vehículo blindado de combate es operado por dos combatientes equipados con el innovador sistema de casco, que, como un avión de combate, les permite adquirir blancos, conducir y navegar a través de la dirección de la mirada, así como dirigir el sistema de armas en la línea de visión del equipo.

El vehículo blindado de combate funciona como una célula de ataque independiente de alto poder de fuego, sirve como estación en una red para la detección multi-espectral y para la fusión de información, así como una plataforma para operar sistemas no tripulados externos: como un multicóptero que filma y fluye información, o un pionero robótico que realiza misiones de perfil altamente peligroso.

Visión completa, periférica y espejada de 360 ​​grados

Raphael según el informe publicado por Aurora, "ha desarrollado el 'Transparent Cockpit' (cabina de mando transparente), que permite al personal una visión completa, periférica y espejada de 360 ​​grados de lo que está sucediendo afuera del vehículo blindado en el campo de batalla, sin cascos ni equipo de visión. La cabina de mando transparente es básicamente una combinación innovadora de pantallas táctiles avanzadas que están en interfaz entre sí y envuelven al equipo desde adentro, con una variedad de sensores únicos con capacidades electro-ópticas, que reflejan al equipo una imagen instantánea real y actualizada de lo que está sucediendo fuera del vehículo blindado. Sobre el vehículo blindado se han instalado todos los sistemas avanzados de Raphael: sistemas de detección y monitoreo, sistemas electroópticos, posiciones de armas, lanzadores del misil Gil (Spike), disparadores inteligentes, el sistema de comunicación BNET y, por supuesto, el sistema de defensa activa: Trophy. Estos sistemas, integrados en algoritmos operativos autónomos de inteligencia artificial, son capaces de detectar y neutralizar, al mismo tiempo, una gran cantidad de blancos, con precisión y una velocidad excepcional".

"No es exactamente como jugar al Fortnite, pero casi", ha manifestado uno de los jóvenes tripulantes del tanque israelí Carmel

La Industria Aeroespacial Israelí ha desarrollado un prototipo tecnológico basado en la familia de herramientas robóticas y no tripuladas de la compañía, que se utilizan ampliamente en Israel y en todo el mundo.

El sistema Carmel de la Industria Aeroespacial Israelí combina una vista panorámica con la operación a través de pantallas personales y joysticks.

Los sistemas autónomos del tanque israelí Carmel también están controlados por un sistema de combate central y autónomo, que sincroniza los subsistemas y ayuda al operador humano a filtrar la información irrelevante y, por lo tanto, a centrarse en las amenazas y decisiones críticas que deben tomarse en tiempo real.

El desarrollo basado en la inteligencia artificial permite la destrucción de blancos y amenazas, mientras gestiona un sistema de municiones efectivo, conduce por sí mismo en áreas complejas para el movimiento y administra un sistema de municiones eficiente, con énfasis en las capacidades de ataque y disparos letales precisos.

"Tenemos en claro que el hombre también tendrá que cambiar. Aunque la naturaleza de la guerra no cambiará y la fricción en tierra seguirá siendo una fricción importante y el combatiente en tierra enfrentará una gran incertidumbre, presión y coraje; y sin embargo, el hombre tendrá que cambiar, tendrá que ser una persona que entienda más de sistemas, establezca sistemas y tal vez un poco menos operador del sistema. Desde el punto de vista del Cuerpo Blindado, esta es una gran oportunidad para saltar por un momento, tal vez cinco o quizás diez años hacia adelante, para tratar de imaginar cómo nos veremos en una década y tal vez en las próximas dos décadas”, manifestó el general Gay Jason.

¿Y cómo será? El tanque parece una habitación de videojuegos. Según Udi Tzur, comandante de la Brigada Blindada, a los soldados más jóvenes les llevó cuatro horas hacerse con los mandos y el control del tanque israelí Carmel: "No es exactamente como jugar a 'Fortnite', pero algo así". Manejan el mando y comprendenla funcionalidad de los botones de forma completamente intuitiva.

El tanque israelí Carmel es autónomo, pero no puede disparar, de momento. Puede detectar objetivos, seleccionar el arma adecuada, pero el soldado al mando es quien toma la decisión final. Y no porque no lo pueda hacer la máquina, sino porque el Ejército Israelí así lo quiere, al igual que en otros modelos armamentísticos en países como Estados Unidos.