Nace Maricoin, la criptomoneda gay

Ha surgido en Madrid, en Chueca, y lleva un nombre que pretende ser divertido y peculiar, y que no es en absoluto políticamente incorrecto. Puede arrasar. Algunos estudios señalan que si la economía gay fuera un país sería el cuarto del mundo

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

Maricoin, la moneda gay
Maricoin, la moneda gay

Hace muchos años, Miguel de Molina, un conocido cantante gay que tuvo que exiliarse tras la guerra a Buenos Aires, actuaba en un teatro español. En la primera fila, unos falangistas que intentaban reventar la actuación,  le llamaron mariquita, y soltó una frase que se hizo célebre. "Mariquita no, Maricón, que suena a bóveda", toda una declaración de intenciones de un hombre que ya fue precursor del movimiento que nació en Stonewall, Nueva York en 1969, con los disturbios que tuvieron lugar el 28 de junio, y cuya conmemoración dio lugar al día del orgullo gay. 

Hoy, con una i en medio, esa palabra da nombre a una criptomoneda que ha surgido en el barrio de Chueca y podría arrasar. Se llama Maricoin y se trata de la primera moneda LGTBI, y según Andrés, camarero en una cafetería de la zona, no se habla de otro tema en el barrio. Pese a haber nacido, como se puede llegar a decir, antes de ayer, ya tiene una enorme lista de espera. Para invertir en esta curiosa moneda solo hay que pinchar en este enlace.

Detrás de esta hay un emprendedor de un ramo que no tiene nada que ver con las finanzas, el madrileño Juan Belmonte, muy conocido en el popular barrio madrileño por  su cadena de peluquerías  Juan por Dios, quien, ha explicado  que a partir del 31 diciembre, se podrá cotizar y utilizar esta criptomoneda en 25 establecimientos 'grayfriendly'  repartidos por el barrio de Chueca (Madrid), Maspalomas (Gran Canaria), Ibiza o Barcelona.

Una moneda LGTBI para que "estemos más unidos que nunca", afirma Juan Belmonte

En un vídeo en Youtube afirma que la mejor forma de poner la palabra maricón en valor es "teniendo nuestra propia moneda, porque nuestra propia moneda nos va a unificar".  Será una moneda que servirá para ayudar  a otras personas "que en estos momentos no tienen los mismos derechos que nosotros".  Defiende que "tenemos que estar más unidos que nunca"y pagar y transaccionar "con nuestra propia  moneda".

Si la economía gay fuera un país, según ciertos estudios, sería la cuarta economía del mundo, recuerda Belmonte, y esta criptomoneda va a servir para muchas cosas "nos va a unificar, nos va a dar poder en este mundo globalizado capitalista", ha añadido. Es  importante que tengamos "una economía transversal totalmente fiable y legal"

Además, Francisco Álvarez Cano, el CEO del maricoin, ha declarado a El Periódico que no solo es la única moneda diseñada por y para el colectivo LGTBI, sino que también   "tendrá valor como medio de pago de cualquier transacción a la vez que se convierte en un activo cotizable en un exchange". Según los impulsores del proyecto, durante el primer trimestre del próximo año, Maricoin cotizará en los principales exchanges de Algorand y si todo funciona continuará en Binance, es decir a nivel mundial.

Según Juan Belmonte se busca que Maricoin sea un "sello de calidad e igualdad", y que quien use y acepte maricoins sepa que este negocio está apoyando la igualdad de genero en este mundo y  la defensa de causas por los derechos humanos. No hay que menospreciar que el universo gay, señala, moviliza fiestas en la que "participan más de 10.000 personas", sin contar la bodas gays, librerías, peluquerías, organizaciones no gubernamentales, instituciones artísticas, y el numero de sinergias que se pueden lograr es formidable. Ha querido resaltar que la tecnología blockhain "es eficiente, eficaz, escalable y confiable". El valor del Maricoin, afirma, "puede ser nuestra fuerza". 

Una curiosidad, una de las canciones más famosas interpretadas por Miguel de Molina, quien reivindicó la palabra Maricoin, es La Bien Pagá, cuyo vídeo adjuntamos. A buen seguro, el famoso artista habría aplaudido esta iniciativa.