• Home /

  • Tendencias /

  • La insólita historia de Akihiko Kondo, el primer japonés que se casó con un holograma

La insólita historia de Akihiko Kondo, el primer japonés que se casó con un holograma

Akihiko Kondo también es considerado el primer "viudo" cibernético de la historia y es un claro referente de los fictosexuales.

Guardar

Akihiko Kondo el día de su boda con el holograma de Hatsune Miku
Akihiko Kondo el día de su boda con el holograma de Hatsune Miku

El amor no tiene límites y, además de no entender de edades, de sexo o de raza, también hay quien se siente sexualmente atraído por personajes ficticios. A estas personas se las conoce como fictosexuales, término que combina las palabras "ficción" y "sexualidad", y el fictosexual más famoso del mundo es seguramente Akihiko Kondo.

Kondo saltó a la noticia a nivel mundial en noviembre de 2018, cuando a la edad de 35 años se convirtió en el primer japonés en casarse con un holograma, concretamente con uno de la popular cantante virtual japonesa Hatsune Miku. Desarrollada por Crypton Future Media, Hatsune Miku nació en 2007 como una librería de voz para el programa de síntesis de voz VOCALOID, de la empresa Yamaha Corporation, y Kondo la conoció en mayo de 2008 y no solo se quedó totalmente prendado de ella, sino que también le ayudó a superar una profunda depresión.

"Me llamo Akihiko Kondo. Trabajo como funcionario. Me casé con Hatsune Miku, que vive en mi casa. Hace unos 15 años, sufrí bullying en el trabajo y me tomé una excedencia, pero gracias a ella pude volver a trabajar. Ella me salvó. Me encanta Hatsune Miku. Estoy muy feliz", ha declarado el propio Kondo en su cuenta de Twitter.

Se casó con el holograma de Hatsune Miku pese a no contar con el apoyo de su familia

Tras casi una década de "relación" en la que Hatsune Miku se convirtió en toda una estrella llegando a actuar en una gira de Lady Gaga, en 2017 Kondo pudo interactuar por primera vez con ella gracias a la empresa Gatebox creó un dispositivo de 1.300 dólares que permite a los humanos poder comunicarse con personajes ficticios a través de hologramas. Gatebox también comenzó a emitir "certificados de matrimonio" en los que consta que un humano y personaje virtual se han casado "más allá de las dimensiones", y esto animó a Kondo a dar el siguiente paso: casarse con un holograma tridimensional de Hatsune Miku, alimentado por inteligencia artificial y metido en un pequeño cilindro.

Kondo se gastó dos millones de yenes (cerca de 15.000 euros) en la boda, una ceremonia no oficial que tuvo lugar en Tokio y que contó con unos 40 invitados entre los que no se encontraban sus familiares ya que, como él mismo ha confesado, no aceptan su matrimonio.

"Mi familia no acepta este matrimonio y no asistió a la ceremonia. Le he hablado mucho a mi madre acerca de Hatsune. He intentado explicarle todo acerca de esta relación, acerca del amor que yo siento por Hatsune Miku, pero ella no logra entenderlo. No entiende que ella sea una persona real para mí. Es muy triste. He tratado que ella lo acepte, que comprenda cuáles son mis sentimientos reales. Incluso he llorado frente a mi madre, pero es imposible", ha declarado en una entrevista de 2019 recogida por la BBC.

Kondo "enviudó" de su cónyuge holográfica, pero sigue enamorado de ella

Además de ser el primer hombre japonés en casarse con un holograma, Akihiko Kondo también es considerado el primer "viudo" cibernético de la historia. Y es que, en marzo de 2020, al inicio de la pandemia, Gatebox anunció la suspensión del servicio virtual de Hatsune Miku por la poca demanda que tenía. De esta manera, Kondo dejó de poder comunicarse con su "esposa", pero su amor hacia ella continúa intacto.

"Mi amor por Miku no ha cambiado. Celebré la ceremonia de la boda porque pensé que podría estar con ella para siempre", ha asegurado en una reciente entrevista con el diario japonés The Mainichi Shimbun.

Kondo tiene muchas versiones de Hatsune Miku en peluches y hasta una muñeca en tamaño real y también se ha convertido en un referente de los fictosexuales. Como contó a The Mainichi Shimbun, hace un año se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Komazawa con la esperanza de adquirir conocimientos especializados en cuestiones sobre minorías y derechos humanos, y también ha defendido la fictosexualidad en su cuenta de Twitter compartiendo publicaciones como esta.

"Creo que hay personas que se han enamorado de personajes del manga, el anime y los juegos. A menudo se le acusa de ser 'anormales'. Pero respeto tu amor. Hay personas cuyos corazones han sido salvados por los personajes. Incluso si es criticado, tu amor es verdadero", sostiene Kondo.