• Home /

  • Vigilancia /

  • Orange lanza un producto para la autogestión de la videovigilancia del hogar, no una alarma

Orange lanza un producto para la autogestión de la videovigilancia del hogar, no una alarma

El impulsor de esta solución es Jean-François Fallacher y su lanzamiento supone un cambio de estrategia de la operadora.

Guardar

La solución de videovigilancia autogestionable de Orange.
La solución de videovigilancia autogestionable de Orange.

Orange España ha irrumpido en el mercado de la vigilancia del hogar anunciando el lanzamiento de un producto de seguridad autogestionable que, según la propia compañía, supone "el primer paso" de la estrategia que puso en marcha en septiembre de 2019 para apostar por el hogar conectado o inteligente, la propuesta "Smart Home".

Tal y como aclara Orange, no se trata de una alarma al uso asociada a una central de alarmas o un servicio de seguridad privada, sino de una solución pensada para la autogestión de la vigilancia del hogar por parte del cliente a través de una aplicación en el móvil, Orange Smart Home.

La solución de videovigilancia presentada por la teleco naranja incluye una cámara de videovigilancia y una app en el móvil, Orange Smart Home, desde la que se pueden gestionar, además de otros objetos conectados, una o varias cámaras para visualizar lo que ocurre en el hogar desde cualquier sitio y en cualquier momento.

La cámara de videovigilancia es autoinstalable, únicamente requiere corriente eléctrica y WiFi, y no necesita cableado en el hogar. También es capaz de detectar movimientos que ocurran a su alrededor y da la posibilidad de interactuar con quién esté en la vivienda.

Toda su gestión está a cargo del cliente a través de la app Orange Smart Home, desde donde puede acceder en tiempo real a la estancia en la que esté instalada, grabar eventos que se detecten de manera automática (movimientos, entrada y salida de personas…), hablar con los familiares que estén en ese momento en el hogar o comunicarse con su mascota gracias al micrófono y altavoz que tiene integrados.

"En concreto para la cámara de videovigilancia, el usuario podrá controlar, configurar, y usar de forma fácil dicha cámara, mostrando notificaciones para todos los eventos detectados y ofreciendo escenas y automatizaciones para un uso sencillo desde el primer momento", señala Orange.

El operador también indica que antes de su lanzamiento masivo ha realizado un lanzamiento piloto de este producto a finales del año pasado, "explicando las posibilidades de la app y los usos de la cámara en 100 tiendas, con una gran aceptación por parte de los clientes y superando con creces las expectativas de venta".

La solución de videovigilancia de Orange es exclusiva para sus clientes y su precio de salida es de tres al mes durante los primeros dos años (24 meses).

La apuesta de Orange por el mercado de la seguridad, y su cambio de estrategia

Tras repasar la información del comunicado de Orange, en Escudo Digital queremos contar más detalles de este lanzamiento y de la apuesta de la compañía por el mercado de la seguridad, y cómo ha cambiado de estrategia.

Lo primero que queremos mencionar es que esta solución de videovigilancia no es nueva. Hace ya varios años desde que Orange la estrenó en al menos dos países europeos: primero en Rumanía y, después, en Polonia.

Orange Smart Home

El lanzamiento en estos dos países no fue casual y en ambos casos tuvieron como impulsor a Jean-François Fallacher, CEO de Orange Rumanía entre 2011 y 2016 y CEO de Orange Polonia entre 2016 y agosto 2020. A partir de ese verano, Jean-François Fallacher se convirtió en el CEO de Orange España y ahora también ha impulsado en nuestro país la solución de videovigilancia autogestionable.

Antes de que Jean-François Fallacher asumiera los mandos de Orange España, la compañía ya tenía intenciones de adentrarse en el mercado de la seguridad de nuestro país, especialmente en el sector de las alarmas. De hecho, antes de 2020 Orange distribuía alarmas de ADT (Tyco) y Telefónica hacía lo propio con Securitas Direct. Pero en septiembre de 2019 Telefónica selló su ruptura con Securitas Direct comprando el 50% del negocio de las alarmas de Prosegur y Orange intentó seguir sus pasos con ADT, pero no alcanzó un acuerdo con la compañía. La teleoperadora también intentó aliarse con otras empresas de seguridad como INV y Trablisa, pero sus negociaciones tampoco llegaron a buen puerto.

La llegada de la solución autogestionable de videovigilancia de Orange a nuestro país supone un cambio de estrategia de la compañía en su apuesta por el mercado de la seguridad. Se trata de un producto para el que no necesita aliados ya que solamente lleva su firma y que, como hemos señalado, no es un servicio de seguridad sino un sistema de vigilancia autogestionado por el cliente.

Por lo tanto, este producto no es competencia de Securitas Direct, Movistar Prosegur Alarmas, ADT y el resto de empresas de seguridad, sino un competidor directo para Vodafone. Y es que Vodafone cuenta con una solución de seguridad parecida para el hogar conectado, el servicio V-Home de la aplicación Vodafone Smart. Además, cabe recordar que Vodafone también actúa como un canal de distribución de Securitas Direct, al igual que lo hace CaixaBank pero con muchísima menos relevancia. De hecho su papel como distribuidor aún no alcanza unos dígitos significativos.