• Home /

  • Vigilancia /

  • Prosegur, condenada a indemnizar y devolver su puesto de trabajo a un vigilante de Inditex

Prosegur, condenada a indemnizar y devolver su puesto de trabajo a un vigilante de Inditex

El Juzgado n. 27 de Barcelona ha dado la razón a los servicios jurídicos de alternativa sindical, como informa el propio sindicato profesional de seguridad privada.

Guardar

Oficina de Prosegur (Foto: Prosegur)
Oficina de Prosegur (Foto: Prosegur)

El Juzgado de los social número 27 de Barcelona ha dado la razón a los servicios jurídicos de Alternativa Sindical. Como informa el propio sindicato profesional de seguridad privada, dicho juzgado ha condenado a la empresa de servicios de seguridad a reintegrar a un vigilante de seguridad  al puesto de trabajo que tenía antes de presentar una queja por sus condiciones laborales así como a indemnizarle con 10.000 euros por los daños morales sufridos por el cambio de condiciones y puesto. 

El trabajador venía prestando servicios para la empresa Prosegur Soluciones Integrales SL en Inditex, de Sallent, en Barcelona, de donde fue retirado de su puesto de trabajo tras denunciar ante la Inspección de Trabajo y el Sindicato Alternativa Sindical de Trabajadores de Seguridad Privada, ASTSP, "el maltrato recibido por los vigilantes a manos de un jefe de equipo", siempre según Alternativa Sindical.

La sentencia ha considerado probado que hay una relación entre las quejas realizadas por el trabajador, en fecha 21 de febrero de 2021, y la notificación de cambio de destino del mismo, que se le remitió el 9 de marzo de 2022, por lo que el tribunal entiende que se ha vulnerado la garantía de indemnidad del trabajador, esto es, tomar represalias contra él por haber reclamado derechos laborales, de ahí la citada sentencia.

Según el relato de hechos que el letrado de los servicios jurídicos de Alternativa Sindical, Roberto Mangas Moreno, puso en conocimiento del juzgado y que se han dado por probados, habría existido un abuso continuado hacia los trabajadores por parte del responsable de equipo, que habría llegado a apartar del servicio a algunos de ellos "por el mero hecho de solicitar que se respetasen sus derechos y ponerlos en conocimiento del sindicato".

Además, se da como probado que como consecuencia de que algún vigilante sugiriese el resto de sus derechos laborales el jefe de equipo creaba mal ambiente e intentaba enfrentar a la plantilla contra la persona que reclamaba sus derechos, "incluso amenazando con perder su puesto de trabajo y que ahí se hacía lo que el día o habría consecuencias".

El fallo judicial reconoce, como se afirma desde Alternativa Sindical, que el jefe de equipo realizó una persecución continua, a la vez que intentaba menospreciar e infravalorar su valía como trabajadores y creaba rencillas dentro del equipo, "siempre con la amenaza de que si hablaban escribía una carta y traían a otro vigilante".