Apple rastrea a sus usuarios aunque hayan desactivado la recopilación de datos

Así lo ha descubierto una investigación que ha desencadenado que la compañía se enfrente a una demanda colectiva presentada por usuarios estadounidenses.

Guardar

Las oficinas de Apple en Silicon Valley
Las oficinas de Apple en Silicon Valley

Apple lleva varios años poniendo el foco en proteger la privacidad de sus usuarios y en abril de 2021 dio un importante paso al lanzar una actualización de iOS 14.5 que integraba App Tracking Transparency, ATT por sus siglas en inglés y "Transparencia de seguimiento de aplicaciones" en castellano.

ATT es una función que supuestamente permite a los usuarios poder elegir si quieren compartir sus datos de navegación con aplicaciones de terceros para fines publicitarios o si prefieren no hacerlo, lo que buscaba limitar la capacidad de los desarrolladores a la hora de rastrear la actividad de los usuarios, mejorando así la privacidad. Sin embargo, una nueva investigación ha puesto de manifiesto que Apple ha estado recopilando información de sus usuarios incluso cuando han cambiado explícitamente su configuración para evitar que la compañía lo hiciera.

Detrás de este hallazgo están Tommy Mysk y Talal Haj Bakry, dos desarrolladores de aplicaciones e investigadores de seguridad de la empresa de software Mysk, que analizaron los datos recopilados por varias aplicaciones de Apple para iPhone – App Store, Apple Music, Apple TV, Bocks y Stocks – y descubrieron que Apple recibe cada toque que se hace en ellas independientemente de si iPhone Analytics estaba activado o desactivado. Así lo explica un hilo de Twitter compartido desde la cuenta de Mysk que también advierte que los datos contienen un ID para asignar el comportamiento a un perfil.

Además, según señala Gizmodo, la información que recoge es bastante detallada e incluye las aplicaciones buscadas por el usuario, dónde ha pulsado, qué anuncios le han aparecido y cuánto tiempo estuvo revisando una aplicación, enviando todo a Apple en tiempo real. "La aplicación también envió detalles sobre usted y su dispositivo, incluidos números de identificación, qué tipo de teléfono está usando, la resolución de su pantalla, los idiomas de su teclado, cómo está conectado a Internet y el tipo de información comúnmente utilizado para la toma de huellas dactilares del dispositivo", apunta el citado medio. 

El descubrimiento de esta monitorización ha llevado a usuarios de Estados Unidos a presentar una demanda colectiva contra Apple al entender que está registrando de forma ilegal actividad confidencial de los usuarios sobre su consumo de aplicaciones móviles, tal y como recoge Bloomberg Law.

"A través de su negocio generalizado e ilegal de seguimiento y recopilación de datos, Apple conoce incluso los aspectos más íntimos y potencialmente vergonzosos del uso de la aplicación por parte del usuario, independientemente de si el usuario acepta la oferta ilusoria de Apple de mantener tales actividades en privado", dice la demanda, que fue presentada el pasado jueves.