El ciberataque a The Guardian sigue sin resolverse

El diario ha pedido a sus empleados que teletrabajen al menos tres semanas más, mientras trata de recuperarse del incidente.

Alberto Payo

Periodista

Guardar

the Guardian. Foto de 2.0 Alemania (CC BY 2.0 DE).
the Guardian. Foto de 2.0 Alemania (CC BY 2.0 DE).

Hace un par de semanas informábamos en Escudo Digital de que el prestigioso diario británico The Guardian había sido víctima de un ataque, muy probablemente, de ransomware. 

En principio el incidente no afectó a su sitio web ni apps, que seguían albergando las útimas informaciones. Sin embargo, sí que impactó en su infraestructura tecnológica y sistemas internos, con algunas interrupciones de servicio, según explicaba el medio en un comunicado. 

Como medida para agilizar la resolución del problema The Guardian decidió mandar a la mayoría de sus empleados a teletrabajar hasta Año Nuevo. 

Pese a que han pasado dos semanas casi desde el acceso no autorizado el problema no acaba de atajarse. La plantilla del periódico deberá trabajar desde casa durante al menos otras tres semanas, mientras la compañía lucha por recuperarse del ciberataque.

Los periodistas no podrán regresar a la redacción hasta al menos el lunes 23 de enero. 

Un mes de teletrabajo

Anna Bateson, CEO del grupo y directora editorial, les ha advertido a través de un mensaje interno de que los problemas ocasionados por el ataque continúan. 

"Esta es una actualización más sobre la grave interrupción de nuestra red y sistemas de TI que comenzó antes de Navidad. Como resultado de los pasos que tomamos para proteger nuestra red, varios sistemas clave se han desconectado y siguen sin estar disponibles", explica.

“Para reducir la tensión en nuestras redes y ayudar a la tecnología empresarial, ESD y otros equipos involucrados a concentrarse en las soluciones más esenciales, todos deberéis trabajar desde casa hasta al menos el lunes 23 de enero en el Reino Unido, EE. UU. y Australia, a menos que se os solicite específicamente lo hagáis desde nuestras oficinas", añade. 

Aunque The Guardian indicó en un primer momento que podía ser ransomware no lo ha confirmado. El diario británico tampoco ha revelado si ha habido una petición de rescate por parte de los actores de amenazas responsables. La autoría tampoco se ha hecho pública. 
 

Archivado en: