Cinco claves para tener unas vacaciones de verano ciberseguras

Desde la compañía de ciberseguridad Sophos han respondido a las dudas habituales para evitar ser víctima de un ciberataque mientras disfrutamos de unos días de descanso.

Guardar

La tecnología también suele acompañarnos durante las vacaciones de verano (Foto: Imagen de Peggy und Marco Lachmann-Anke en Pixabay)
La tecnología también suele acompañarnos durante las vacaciones de verano (Foto: Imagen de Peggy und Marco Lachmann-Anke en Pixabay)

Con la llegada del verano, comienza la temporada de verano para muchos españoles y, a menudo, implican pasar semanas fuera de casa o de viaje sin separarnos de la tecnología que nos acompaña en el día a día.

"Hacer la maleta en 2022 significa llevar un portátil (o más de uno si las vacaciones son en familia), un smartphone o dos por persona, y surtido adecuado de cables, cargadores, altavoces inalámbricos, baterías portátiles y convertidores de enchufes", señala Paul Ducklin, investigador principal de ciberseguridad de Sophos.

Aunque muchas personas confían en que el teletrabajo que han llevado a cabo desde que se desató la pandemia les ha enseñado lo suficiente para mantener sus dispositivos seguros fuera de sus casas o sus oficinas, sigue habiendo algunas dudas comunes sobre qué se debe hacer para mantenerse protegido durante un viaje y no dejar pasar errores hasta que es demasiado tarde. Paul Ducklin las ha abordado, ofreciendo sus respuestas a los interrogantes más frecuentes que surgen durante el verano. A continuación las exponemos siguiendo sus propias explicaciones.

1. ¿Debería hacer una copia de seguridad antes de irme?

La respuesta es sí, ya que es más probable perder o dañar el teléfono o el portátil mientras se está de viaje. Además, permitirá reducir la cantidad de contenido digital que llevamos en los dispositivos, reduciendo la cantidad de datos y mejorando el rendimiento. En este sentido, en Sophos siempre repiten el siguiente lema, sencillo pero eficaz: "La única copia de seguridad de la que te arrepentirás es de la que no hiciste".

2.  ¿Debería cifrar mi portátil y mi teléfono móvil?

Sí. La mayoría de los smartphones actuales vienen cifrados de fábrica, pero este cifrado dependerá de tener un código de bloqueo decente, ya que es el que se utiliza para acceder a las claves de cifrado y descifrado de base. Es mejor evitar códigos de desbloqueo fáciles pensando que así podremos recordarlo mejor. Lo recomendable es elegir uno original y largo, de al menos 10 dígitos que no sean 0000000000 o 1234512345, y también es aconsejable practicar su uso regularmente antes de salir de viaje para que podamos recordarlo fácilmente.

3. ¿Debería preocuparme por mi información digital si voy a cruzar fronteras internacionales?

En lugar de preocuparse, es mejor ocuparse y estar preparado. Muchos países con controles fronterizos se reservan el derecho de pedirte que desbloquees tus dispositivos electrónicos como condición de entrada, pueden incluso hacer una copia forense de toda la información acumulada en el dispositivo. En otras ocasiones pueden solicitar que indiques tu dirección, número de teléfono, correo electrónico e incluso perfiles en redes sociales. Frente a esto es recomendable comprobar los requisitos de entrada del país de destino y, si no te gustan, puedes optar por no llevarte todos tus dispositivos o minimizar la huella digital, descargando información en copias de seguridad, borrándola del dispositivo y restaurándola después a la vuelta. Nadie viaja con todo su vestuario, ni con todos sus ahorros ni con todos los documentos oficiales que posee, por lo que tampoco hay ninguna razón para viajar con todo tu historial digital en el teléfono móvil.

4. ¿Puedo utilizar las conexiones Wi-Fi públicas cuando estoy de viaje?

A veces los peligros de las Wi-Fis públicas se exageran. Una medida para evitarlos es utilizar aplicaciones con un cifrado adecuado y acceder solo a webs con URLs que empiecen por https://, abreviatura de "HTTP seguro". Algunos servicios en determinados países exigen instalar un certificado digital especial (por razón de "seguridad o reglamentarias", por ejemplo), lo que significa que casi seguro "podrán" espiar la navegación mientras estás en el país e incluso después. Una alternativa es comprar una tarjeta SIM local con un plan de datos de prepago, aunque la mayoría de los países exigen a sus proveedores de telefonía lo que se conoce como instalaciones de "interceptación legal", por lo que un plan de datos móviles no es realmente anónimo, aunque hayas comprado una tarjeta SIM temporal en una tienda.

5. ¿Debo utilizar los ordenadores públicos o kioscos en los aeropuertos u hoteles?

No, siempre se debe evitar estos dispositivos a no ser que sea fundamental para, por ejemplo, imprimir una tarjeta de embarque, aunque en ese caso hay que procurar dar el menor número de datos posible. El historial de estos dispositivos es de muy baja seguridad en cuanto a la protección de datos, ya que debes confiar en el proveedor que los gestiona, los técnicos y en todas las personas que han pasado antes por ahí.

Cuanto más sepamos sobre cómo protegernos, menos riesgos correremos

"Ser conscientes de los riesgos que corremos allá donde vamos y conocer que ciberamenazas y riesgos existen no debe generarnos una sensación de preocupación constante o desprotección. Al contrario, cuanto más sepamos sobre cómo protegernos, menos riesgos correremos", ha apuntado Paul Ducklin.