Cuidado con la estafa del SMS: un hombre perdió 23.000 euros

La Policía Nacional ha procedido a la detención de cuatro personas que estafaron a una víctima gaditana mediante la estafa del SMS. Te contamos como ocurrió.

Guardar

Crecen los ataques de smishing (SMS) que suplantan a diversos bancos
Crecen los ataques de smishing (SMS) que suplantan a diversos bancos

Según informa el diario El Caso​​​​​ la estafa mediante la cual estafaron 23.000 euros a un hombre gaditano se llevó a cabo mediante el método conocido como de  'smishing', Tuvo lugar de la siguiente manera. Se mandó un sms con un virus al  teléfono de la víctima. De esta forma se produjo el control de su cuenta bancaria, desde la cual hicieron varias transferencias.  

Las cuatro detenciones han tenido lugar en  Alicante y Cartagena (Murcia), tras una investigación que se comenzó hace cuatro meses en la localidad de San Fernando (Cádiz).

El afectado puso en conocimiento de la Policía  que le habían estafado más de 23.000 euros,  transferidos desde su cuenta bancaria a otras desconocidas. Las transferencias se realizaron  después de que la víctima recibiera un sms que simulaba proceder de su entidad bancaria. 

Aumenta  el número de ciberestafas destinadas a personas que utilizan apps de móviles en lugar de efectivo o tarjeta para manejar su dinero, y muchos las están borrando

 

Este sms fue mandado de forma masiva por los ciberdelicuentes acompañado de un virus. Cuando el receptor hacía clic en el mensaje , los ciberdelincuentes se adentraban  en la información del móvil, controlaban la cuenta y derivaban el dinero a otras bajo su control. 

Tras recibir la denuncia, el grupo de delitos tecnológicos de la comisaría de San Fernando, en Cádiz, comenzó a investigar y localizó las cuentas donde se acumulaba el dinero que la banda estafaba. Los agentes consiguieron imágenes de las mulas que sacaban el dinero de las entidades bancarias. 

A veces eran los mismos titulares de las cuentas, y a veces otras personas. Se produjo la identificación de cinco de ellos, cuatro españoles y una personas de nacionalidad rumana. Vivían en diversas zonas de la geografía española 

En algunos casos, eran los mismos titulares de las cuentas destino del dinero y en otras ocasiones, se trataba de otras personas. Los investigadores identificaron a cinco personas, cuatro españoles y un rumano, con domicilios repartidos por distintos puntos del país.

Cada vez es más frecuente el número de ciberestafas destinadas a personas que utilizan apps de móviles en lugar de efectivo para manejar su dinero. Fuentes del ámbito bancario han comentado a Escudo Digital que  están detectando un aumento de personas que están borrando sus apps para volver a utilizar el dinero contante y sonante  en sus pagos a familiares y amigos, y en todo caso solo consultan sus cuentas desde la intimidad de su casa en el ordenador mediante la doble verificación.  El miedo a apretar por descuido donde no deben acelera esta tendencia, incluso en el caso de nativos digitales. No debemos olvidar que hay casos como el de un niño que simuló estar perdido para robar en apenas unos segundos una enorme cantidad de dinero a una mujer que tenía la app de un banco en el ordenador. Ocurrió en Florida.