Un menor finge estar perdido para que le dejen el móvil y roba 3.500 euros

Por la caridad entra la peste. Es lo que debió pensar la víctima de un menor que le pidió prestado el móvil y casi le vacía la cuenta. El pequeño era tan rápido como "Billy el niño", el legendario delincuente del oeste.

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

niño perdido movil estafa
niño perdido movil estafa

Cada vez hay más modalidades de estafas para robar por internet. Y no siempre hay detrás ciberdelincuentes abotargados a fuerza de no moverse. En el caso que nos ocupa ha sido un niño de aspecto inocente. Lo ha denunciado su víctima, una mujer residente en Orlando, Florida, Estados Unidos. 

Ahora, los delincuentes se las ingenian de cualquier manera para conseguir su botín, no hace falta ni estar conectado a Internet para que pueda suceder este tipo de estafa. Así lo ha demostrado una mujer que ha alertado sobre una nueva estafa que se ha iniciado en Orlando, Estados Unidos.

 

Este tipo de estafas que abusan de la buena fé de la gente son muy dañinas

 

Sannon Fraser ha sido la que picó. Estaba paseando con su perro el domingo por la mañana cuando se tropezó con un pequeño de doce años desvalido que le pedía ayuda.  El menor aseguró que se había perdido y no tenía batería en el teléfono para contactar con su familia, así que le pidió a Sannon si podía usar su móvil. 

Sannon le prestó al pequeño el móvil pensando que la criatura era  completamente inofensivo y su única pretensión era contactar con su familia. A pesar de todo "por si las moscas" lo observó de cerca y lo único que vio es que el niño estaba usando una aplicación de mapas y buscaba una dirección.

El niño le devolvió el móvil a Sannon y ella siguió con su vida como si nada. No fue hasta el día siguiente cuando vio que algo iba mal: el servicio de pago del móvil le notificó que el día anterior se habían realizado dos transferencias con una suma total de 4.000 dólares (unos 3.532 euros) a través de un servicio de pago móvil. La cuenta había sido creada solo media hora antes. 

La víctima  se puso en contacto con su banco y con la policía para explicar lo ocurrido. Aunque la investigación sigue en marcha y los investgiadores no han conseguido dar con la identidad del jovencísimo ciberdelincuente, piden difusión para que nadie más vuelva a ser víctima de esta nueva estafa. Por su parte, el banco le ha devuelto el dinero a la mujer, pero ella no podra hacer uso de él hasta que no finalicen las investigaciones, informa La Vanguardia. 

Este tipo de estafas que abusan de la buena fé de la gente son muy dañinas. Crean desconfianza entre la población que rehúsa a ayudar luego a personas que realmente necesitan que las socorran en situaciones como la descrita. 

Archivado en: