Google demanda al estafador de un timo con mascotas

El denunciado controlaba una red de web fraudulentas para estafar a los usuarios con la compra de cachorros inexistentes.

Guardar

Una de las web fraudulentas de venta de mascotas que gestionaba el estafador demandado por Google (Fuente: Google/The Record)
Una de las web fraudulentas de venta de mascotas que gestionaba el estafador demandado por Google (Fuente: Google/The Record)

En su lucha por combatir el uso creciente de internet para realizar actividades ilegales, Google afirma que cada día evita que más de 100 millones de correos maliciosos lleguen a sus usuarios y que trabaja de forma rutinaria con las fuerzas del orden para plantar cara a los ciberdelincuentes. También ha emprendido acciones legales para defender a pequeñas empresas de estafadores que suplantan su identidad y el pasado mes de diciembre presentó una demanda para frenar la actividad ilegal en la industria de la botnets. "Con estas acciones, establecemos un precedente legal para ayudar a detener ciberamenazas y estafas similares", sostiene la compañía.

Ahora, Google ha anunciado que ha interpuesto otra demanda contra un actor que operaba una red de páginas web fraudulentas para llevar a cabo una "estafa de mascotas".

"El actor usó una red de sitios web fraudulentos que afirmaban vender cachorros de basset hound, con fotos atractivas y testimonios de clientes falsos, para aprovecharse de las personas durante la pandemia", han señalado el gerente del Grupo de Investigación de Delitos Cibernéticos de Google, Albert Shin, y el abogado Mike Trinh en un comunicado.

Según indican, esta estafa estaba especialmente dirigida a estadounidenses mayores, que dada su edad son los más vulnerables a los ciberataques. Asimismo, señala que el estafador se aprovechó de la mayor demanda de mascotas durante la pandemia y que siguió un guion similar al de otras muchas estafas online donde los atacantes fingen ser alguien que no son para convencer a las víctimas de que les den dinero por algo que nunca recibirán. No obstante, advierte que el fraude de la mascota ha adquirido notoriedad en los últimos tiempos y actualmente representa el 35% de todas las estafas de compras online que se denuncian, tal y como reveló recientemente el Better Business Bureau.

Aunque Google no ha revelado la identidad del denunciado, diversos medios como The Record recogen que se trata de un camerunés llamado Nche Noel Ntse. Este diario recoge la demanda que ha presentado el gigante tecnológico contra él, en la que alega que además de emplear una red de sitios web falsos, utilizó números de teléfono de Google Voice y cuentas de Gmail para captar a sus víctimas, así como el servicio Google Adps para promocionar sus web fraudulentas.

Supuestamente, Nste solicitaba el pago de 700 dólares en tarjetas de regalo antes de pedir 1.500 dólares adicionales para la entrega del cachorro, que la víctima nunca recibía. Google asegura que ha gastado más de 75.000 dólares en la investigación sobre él y que finalmente pudo vincular la dirección de correo electrónico de una de las cuentas gestionadas por Ntse a su número de teléfono colombiano. Ahora, su objetivo con esta demanda es que Ntse pague los daños que ha ocasionado y no pueda usar más sus productos.

Cómo evitar ser víctima de una estafa de mascotas

El comunicado de Google también ofrece una serie de recomendaciones para detectar una estafa de mascotas:

  • Ver a la mascota en persona (o en una videollamada) antes de realizar cualquier pago.
  • Utilizar métodos de pago verificados.
  • Realizar una búsqueda de imagen inversa para determinar si es una imagen de stock o una foto robada.
  • Verificar la autenticidad del vendedor.