• Home /

  • Defensa /

  • Margarita Robles cesa a un coronel por pedir precaución en la vacunación masiva contra la Covid en el Ejército

Margarita Robles cesa a un coronel por pedir precaución en la vacunación masiva contra la Covid en el Ejército

Expresa la preocupación clínica sobre la posible presencia de grafeno en algunas partidas, y avisa a la ministra que la obligación de vacunarse en las FFAA es irregular y viola innumerables derechos.

sara-olivo-escudo-digital

Redactora Jefe de Escudo Digital

Guardar

Un coronel del Ejército del Aire ha sido cesado por pedir precaución en la vacunación masiva del Ejército
Un coronel del Ejército del Aire ha sido cesado por pedir precaución en la vacunación masiva del Ejército

La carta no puede ser más correcta, se la mandó el  Coronel Carlos Martínez-Vara de Rey, actual jefe de la sección de Altos Estudios de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS), dependiente del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), a su ministra, Margarita Robles, responsable de defensa, y en ella pedía que se paralice la campaña en vigor de la vacunación contra la covid-19 en las Fuerzas Armadas -y la población española en general- "mientras no se disipen las dudas sobre la presencia de óxido de grafeno reducido y otras posibles partículas y elementos potencialmente tóxicos que puedan generar un riesgo para la salud". Según ha podido saber Escudo Digital el Coronel ha sido cesado en su cargo. El coronel es descendiente directo del General ibicenco Joaquín Vara de Rey y Rubio héroe de la guerra de Cuba por su defensa del fortín de El Viso en 1898.

El Coronel, que ha llegado a ser defendido en las redes, y no solo por los negacionistas, como "un valiente en tiempos de cobardes", fue inmeditatamente cesado después de que la ministra recibiera la carta. Muy pocos medios se han hecho eco de la noticia, El Coronel expone sus objecciones, acertadas o no, a una vacunación masiva y semiforzosa en el Ejército y la población española. A la carta ha tenido acceso el site The Objective y en ella expone que, existen "suficientes publicaciones en la literatura científica" relacionadas con todas las vacunas actualmente en fabricación que "alertan sobre el potencial riesgo para la salud de los seres humanos derivados de la presencia de materiales tóxicos en los viales utilizados". Se refiere al óxido de grafeno reducido. En concreto, el citado óxido de grafeno reducido, una de las teorías que circulan entre los negacionistas de las vacunas para oponerse a ellas.

La carta es inusual puesto que el coronel en activo remite la misma a la propia ministra de Defensa, saltándose de esta forma a sus superiores jerárquicos en el CESEDEN o el Ejército del Aire. En el documento de cinco páginas, Martínez-Vara de Rey solicita a Robles que dé las "instrucciones pertinentes", tanto en Defensa como a otros ministerios u órganos estatales, "para que se puedan llevar a cabo contra-análisis de lotes aleatorios de las inoculaciones que actualmente se están administrando a las Fuerzas Armadas y a la población española".

Alude en la misiva a un informe del Dr. Campra, Doctor en Ciencias Químicas y Licenciado en Ciencias Biológicas, “DETECCION DE GRAFENO EN VACUNAS COVID19 POR ESPECTROSCOPIA Micro-RAMAN”. (02/11/21) Pág. 14.

Según el coronel se está produciendo un "grave conflicto de obediencia en el militar que estando sano o incluso habiendo desarrollado anticuerpos contra la covid-19 desee cumplir con sus obligaciones profesionales dentro del marco constitucional".

Como señala el Teniente Coronel, el propio Dr. Campra propone en el mencionado informe llevar a cabo “ulteriores análisis con la técnica descrita u otras complementarias basadas en muestreos significativos que permitiesen evaluar con significación estadística adecuada el nivel de presencia de materiales grafénicos en estos fármacos, así como su caracterización química y estructural detallada”. Dicho control de calidad debería requerir, además de la toma de muestras, la recogida la documentación pertinente y certificados analíticos realizados por el fabricante o importador. Los miembros de las FAS ejercitan un grado de confidencialidad que no pone en peligro los secretos que las compañías farmacéuticas fabricantes quieren mantener. Asimismo se deberían guardar muestras de cada lote para su análisis, incluso tras su aceptación y uso, durante un tiempo suficiente, para garantizar las contrapruebas pertinentes en el caso de que se llegasen a la Jurisdicción Militar o en la Civil, demandas o reclamaciones que pretendan dirimir la responsabilidad de los que aceptaron los lotes como exentos de riesgos".

Martínez-Vara de Rey le recrimina a la ministra que de forma incomprensible, a su parecer, "se está obligando dentro de las Fuerzas Armadas a la administración de al menos una dosis para poder realizar una Comisión de Servicio, embarcado o en el extranjero, sin que se exija prescripción médica, se proporcione información detallada ni consentimiento informado que preceda a esta inoculación. Esta circunstancia altamente irregular no se rige por criterios científicos y se encuentra en violación  de innumerables derechos, promoviendo incluso discriminación y otros perjuicios contra los militares que, apelando a su ética personal no acaten esa orden. Con esta situación se produce un claro conflicto de obediencia en el militar que estando sano o incluso habiendo desarrollado anticuerpos contra la COVID19 desee cumplir con sus obligaciones profesionales dentro del marco constitucional".

En la carta alude a las conclusiones de Premios Nobel 

En otro apartado de la carta, que no fue enviada a ningún medio, sino a la propia ministra por el Teniente Coronel, que dado su cargo, consideró oportuno hacer constar su parecer como ciudadano, militar y responsable de sección de Altos Estudios de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS), se alude a que no es menos preocupante el estudio realizado por el Dr. Sergio J. Pérez Olivero, en cuyo informe del pasado tres de octubre, titulado “Estudio de la pandemia - Análisis científico independiente" concluye que estas vacunas debilitan el sistema inmunológico ya que la proteína S entre otros efectos negativos “cambia la señalización celular al unirse al receptor ACE2, esto significa que da instrucciones a la célula para que altere sus funciones, lo que es particularmente grave en las células inmunes ya que las vuelve ineficientes, facilitando los procesos inflamatorios y la susceptibilidad a enfermar por cualquier patógeno“ 3 . En otras palabras, según este informe, la población estaría progresivamente disminuyendo sus defensas frente a cualquier enfermedad al estar dañando esta proteína directamente el sistema inmunitario. Que estos informes están sustentados por el más alto rigor científico, corroborados por los datos de farmacovigilancia del American Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS) y apoyados por conclusiones similares denunciadas por premios Nobel, los mismos creadores de la tecnología vacunal ARNm y los más altos exponentes profesionales biomédicos mundiales en materia de inmunogenética de países como EEUU, GB, Alemania, Francia, Japón y China entre otros. Que sin duda la inmunidad natural es superior a la inmunidad inducida por la vacunación porque incluye las defensas inmunitarias innatas, no habiéndose comprobado hasta la fecha el beneficio que pueda aportar la administración de estas vacunas al personal que haya desarrollado anticuerpos de manera natural por haber superado la enfermedad".

La carta puede resultar políticamente poco correcta en un momento en el que se está intentanado concienciar a la población europea sobre las ventajas de la vacunación masiva, pero está escrita con la mejor intención, defienden fuentes conocedoras del talante de este militar, un hombre muy respetuoso con la jerarquía hasta el momento que escribió la misiva al considerar que era su deber.