• Home /

  • Empresas /

  • El precio de los ciberseguros se ha elevado un 32% ante la mayor amenaza del ransomware

El precio de los ciberseguros se ha elevado un 32% ante la mayor amenaza del ransomware

Guardar

ciberseguro
ciberseguro

Al igual que existen seguros para activos físicos, también los hay para activos digitales. Y ante el nuevo panorama de amenazas estos han experimentado un incremento significativo.

Esta es una de las principales conclusiones que se pueden extraer del informe Cyber Insurance: A Hard Reset, elaborado por el bróker de seguros Howden. En el documento se desgranan tres elementos clave que están impulsando el mercado de los seguros cibernéticos: los ataques de ransomware desenfrenados, las tarifas más altas (rates) y los cambios en la regulación.

El ransomware ha tenido un aumento del 170% entre el primer trimestre de 2019 al cuarto de 2020. Además, los ataques son cada vez más graves. En aquellas empresas de EE.UU que decidieron realizar el pago de un rescate durante el Q1 de 2020 el coste promedio creció un 400% en relación a 2019.

Además el 32% de las empresas que pagaron un rescate el año pasado tuvieron que asumir desembolsos adicionales para tener de vuelta sus datos. Un 8% no los recibió jamás. Así, 4 de cada 10 empresas que negociaron con los ciberdelincuentes fueron engañadas.

A causa de esto, el coste medio de la remediación del ransomware a nivel mundial también ha aumentado en 2021 hasta alcanzar los 1,85 millones de dólares, un 145% más que los 700.000 dólares que suponía un año atrás.

Asimismo, la facilidad de acceso a nuevos kits y al conocido como Ransomware as a Service (RaaS) han contribuido también al aumento en la frecuencia y gravedad de los ciberataques. Todo ello ha provocado un aumento de las tarifas del mercado de seguros a medio plazo.

Ciberseguros más costosos y con garantías

Howden calcula que los precios de los ciberseguros se han elevado una media del 32% interanual en junio de 2021 y un 50% si se compara con principios de 2019. Al mismo tiempo, las aseguradoras están exigiendo mayores medidas de seguridad a las empresas y solo están dispuestas a ofrecer servicios de seguros si están satisfechas con la solidez los sistemas de los potenciales clientes.

"La situación actual en la transferencia del ciberriesgo es complicada. Los ataques se han disparado, existe una amenaza sistémica constante y, en consecuencia, la demanda de seguros por parte de los clientes se ha multiplicado", destaca Manuel Pérez, director de Ciberriesgos de Howden Iberia.

"En lo que respecta a la oferta, los reaseguradores se están enfocando en ramos menos deficitarios, mientras los aseguradores se centran en estabilizar sus carteras, lo que hace que las barreras de entrada a nuevos asegurados sean cada vez mayores”, añade.

Desde Howden explican cómo el ciberseguro ha sido hasta hace poco un negocio lucrativo para las (re)aseguradoras, y el mercado ha crecido sustancialmente en el último lustro. La prima bruta emitida (GWP) se ha duplicado con creces desde 2016 (creciendo a una CAGR del 22%), superando significativamente al sector comercial más amplio de P&C.

Se espera un ritmo de expansión similar para el mercado cibernético mundial en los próximos años (con una CAGR del 23%), lo que haría que el GWP se aproximara a los 20.000 millones de dólares en 2025.

No cabe duda de que el aumento del riesgo cibernético está impulsando el mercado de los ciberseguros. Así, la situación actual es que un aumento de la demanda de cobertura cibernética específica en un momento en que la oferta del mercado está disminuyendo. No obstante, poco a poco el mercado va adaptándose.